domingo, 4 de junio de 2017

Causas e importancia de tener testosterona baja

Los síntomas de tener niveles de testosterona baja consisten en pérdida del deseo sexual, disfunción eréctil, cambios de humor, depresión y fatiga. Esto ocurre de forma común en los hombres a partir de los 65 años.

De ahí se deriva que el tener testosterona baja puede ocasionar serios trastornos en el normal funcionamiento de forma integral de los seres humanos.


El tener niveles de testosterona baja resulta cada día más frecuente dentro de las enfermedades del hombre adulto, y cada vez se diagnostica más en hombres de menor edad con diabetes y obesidad.

En todos ellos, su deficiencia puede generar serios efectos que implican un severo impacto en la calidad de vida del hombre mayor lo que conlleva que el estudio de los niveles de testosterona en el hombre cada día cobra mayor importancia. 

Para conocer si nos encontramos frente a un caso de testosterona baja acudimos a las pruebas de laboratorio que pueden determinar los niveles hormonales mediante muestras de sangre para efectuar los análisis correspondientes.

Entre las principales razones por las que se realiza el examen se encuentra el presentar síntomas de producción anormal de la hormona masculina como son:

  1. En los hombres: impotencia, bajo nivel de interés sexual, esterilidad, debilitamiento de los huesos
  2. En las mujeres, donde la testosterona se produce en los ovarios se produce el efecto inverso que está relacionado con niveles altos de la hormona. Estas manifestaciones pueden ser: 

  • Crecimiento excesivo de vello
  • Disminución del tamaño de las mamas
  • Aumento del tamaño del clítoris
  • Ausencia o irregularidad en los períodos menstruales
  • Debilitamiento del cabello 
Causas que pueden ocasionar que existan niveles de testosterona bajos.

Entre las causas más frecuentes de producción de testosterona baja se encuentran:
  • El uso de drogas, alcohol y tabaco aumentan la producción de prolactina, hormona que bloquea la elaboración de testosterona en el hombre disminuyendo sus niveles hasta un 50 %.
  • Enfermedades crónicas
  • Afección en la cual la hipófisis no produce cantidades normales de algunas o todas sus hormonas
  • Insuficiencia testicular
  • Retraso en la pubertad
  • Tumor no canceroso de las células de la hipófisis que producen demasiada hormona prolactina 
Como podemos determinar que existen niveles de testosterona bajos.

Estos se realizan mediante estudios que incluyan la medición de los niveles de testosterona mediante muestras de sangre. Se consideran valores normales los siguientes:

Hombres: 300 – 1,000 ng/dL (nanogramos por decilitro)
Mujeres: 15 – 70 ng/dL

De cualquier forma frente a la sospecha de tener síntomas de testosterona baja acuda a un especialista para hacerse los estudios correspondientes y así se podrán tomar las medidas adecuadas.
¿Qué es la testosterona?

La testosterona es una hormona esteroidea, es decir que se forma partir de esteroides y se produce fundamentalmente en los testículos en el caso de los hombres y en los ovarios en las mujeres. Es la principal hormona sexual masculina y funciona también con un efecto anabólico.

La testosterona juega un relevante papel en el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios en los hombres, como son el incremento de la masa muscular y ósea y el crecimiento del bello corporal. A su es definitoria en el desarrollo de los tejidos reproductivos masculinos como los testículos y próstata.

Como toda hormona cumple la importante función de actuar mensajero químico del organismo viajando a través de la sangre hacia otros tejidos y órganos. Tan solo se necesita una pequeña cantidad de testosterona para generar grandes cambios en las células o inclusive en todo el cuerpo. Entre otras importantes funciones que cumple encontramos que la testosterona también participa de forma determinante en el adecuado funcionamiento de otros sistemas como son el cardiovascular, el metabolismo lipídico, el metabolismo óseo, la función cerebral y el sistema hematopoyético que es el encargado de formar la sangre.

Disfunción Nunca Más




La Guia de las Vitaminas

No hay comentarios:

Publicar un comentario