lunes, 8 de mayo de 2017

La tumba o la calle

La diabetes en México te mata o te deja en bancarrota. Es la primera causa de muerte en el país y el 60 por ciento del tratamiento lo asumen las familias, no las instituciones de salud. Más de 362 mil millones de pesos cuesta atender a los diabéticos mexicanos

Quienes padecen diabetes en México tienen de dos sopas: o se mueren o se quedan casi en la quiebra. Esto debido a que atender este problema no solamente supone una grave alerta de salud pública, sino que también repercute a nivel económico.

De hecho, atender a las personas con diabetes mellitus tipo 2 (la más común en nuestro país), representa un costo superior a los 362 mil millones de pesos (mmdp), según cálculos de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud).

Además, en la República Mexicana la proporción de personas de escasos recursos aumentó 16 por ciento cuando las familias tienen la necesidad de financiar sus servicios de salud (y que ese gasto no corra por parte de instituciones de salud pública), según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

No sólo es comprar alimentos sin azúcar, son las citas con el médico, los fármacos, operaciones o intervenciones en los casos complicados, pérdida de productividad laboral, discapacidad y muerte prematura. Sin contar que las instituciones de salud pública no cubren ni la mitad de los gastos que enfrentan las familias mexicanas que tienen un diabético en casa.

Para hacerse una idea, en 2013, los gastos para atender a las personas con esta enfermedad crónica fueron equivalentes a 2.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Para las instituciones de salud pública del país, tales como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la diabetes y los problemas relacionados a la misma significan un gasto de 85 mil millones de pesos anuales y provocan la pérdida de 400 millones de horas laborales, según la Secretaría de Salud.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT), los estados con mayor prevalencia a este padecimiento son Distrito Federal, Nuevo León, Veracruz, Tamaulipas, Durango y San Luis Potosí.

La clave no solamente está en la nutrición, sino en un ritmo de vida saludable y en hábitos que eliminen la vida sedentaria. La ENSANUT señala que aumentar la actividad física, llevar una dieta adecuada y, por ende, reducir el peso disminuye el riesgo de desarrollar diabetes entre 34 y 43 por ciento.

La diabetes es la primera causa de muerte en México, país que ocupa el sexto lugar mundial en el número de personas que la padecen.

Si no se fomenta la prevención, la diabetes cobrará más vidas en el país y para el año 2040, en el mundo habrá casi 642 millones de personas diabéticas, según la Federación Mexicana de Diabetes A.C.
 

Un enemigo para México

Por si fuera poco, los mexicanos llevan las de perder si de diabetes se trata. Y la razón de ello es que hay otros padecimientos relacionados con dicha enfermedad, que hacen aún más difícil disminuir la cifra de decesos o casos registrados en el país.

Entre esos padecimientos están la obesidad y el sobrepeso. En el país, siete de cada 10 personas mayores a los 25 años son obesos o tienen sobrepeso.

Así que en México son muchos los factores que influyen para el aumento del riesgo de padecer diabetes y pocas las claves para combatirla y prevenirla.

De acuerdo a un reporte de Johnson & Johnson, publicado en 2016, hay 6.5 millones de personas diabéticas en México, de las cuales el 50 por ciento no sabe que la padece, es decir 3 millones 250 mil personas.

Pero no sólo las personas con sobrepeso pueden tener diabetes, la genética, el historial familiar, la edad y –por supuesto– los malos hábitos alimenticios pueden favorecer su desarrollo. Y en México comer bien sale caro, por lo que es más accesible la comida chatarra, la cual se acompaña con el riesgo de padecer diabetes u otros problemas relacionados directamente con la alimentación.

La vida sedentaria también es un factor de riesgo, ya que pasar entre ocho y 12 horas sentados –al día– eleva el riesgo de diabetes, así como de muerte prematura, cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Por lo que si no mejora la calidad de vida y cambian los hábitos de los habitantes del país, uno de cada tres mexicanos podría desarrollar diabetes, según un estudio a cargo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan.

A la fecha, más de 12 millones de personas en México tienen diabetes y más de 98 mil fallecieron por esta razón, en 2015.

Revertir La Diabetes, Tipo 1, Tipo 2 Y Pre-diabetes




Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario