sábado, 4 de febrero de 2017

Acoso en el campus UdeG

Los centros educativos de la UdeG han sido escenario de 46 agresiones sexuales en los últimos años, principalmente hostigamiento y acoso de docentes y empleados en contra de alumnas; solo en 20 casos hay registro de sanciones

La Universidad de Guadalajara (UdeG) tiene una historia de violencia sexual al interior de sus planteles, con casos de hostigamiento y acoso sexual hacia las jóvenes que ahí estudian, y sin una política clara y firme para hacerle frente a estas agresiones.

La violencia sexual en el seno del sector educativo ha sido abordada por las autoridades del país más bien en su nivel básico y medio superior, pero poco se ha escudriñado lo que está sucediendo en el nivel superior; estos dos últimos de la responsabilidad de la UdeG.

Según los archivos internos de la UdeG sobre violencia sexual en sus centros educativos, a los cuales tuvo acceso Reporte Indigo vía transparencia (folio 01791116), existe un historial de 46 agresiones sexuales en conocimiento de la institución, en el lapso de 2007 a 2016.

De estos, 43 se clasificaron como hostigamiento y acoso sexual, un par como tocamientos, y en otro se concretó la violación. En su gran mayoría se señaló como agresor al propio personal docente y administrativo de la UdeG, mientras que las víctimas más numerosas fueron estudiantes del sexo femenino.

De todos estos casos, 11 se dieron en el periodo de 2007 a 2012, cuya rectoría estuvo dividida entre dos titulares, el finado Carlos Briseño Torres, quien fue sustituido por Marco Antonio Cortés Guardado, cuando el primero intentó librarse del control político y presupuestal al que no renuncia el exrector Raúl Padilla López.

Otros 34 hechos de violencia sexual se cometieron en el lapso de 2013 a 2016, bajo la actual rectoría de Tonatiuh Bravo Padilla. Existe un caso más para completar los 46, pero se desconoce la fecha de su comisión.

En su recomendación 21 de 2014 sobre violencia sexual escolar, la Comisión Nacional de Derechos Humanos documentó mil 997 de estas agresiones en los planteles de educación básica y media superior del país, de 2000 a 2013, en conocimiento de los gobiernos locales: Jalisco fue el cuarto lugar con 139.

El daño

Las agresiones sexuales, como el hostigamiento, dentro de las aulas de la UdeG pueden dividirse en dos grandes rubros, las que se dan en sus centros universitarios, y las de sus preparatorias del Sistema de Educación Media Superior (SEMS).

En los centros universitarios se dieron 22 hechos de violencia sexual, y en sus prepas otros 24, un dato inquietante pues en el SEMS aún se trata mayormente de adolescentes y, por tanto, de víctimas menores de edad.

Fueron en total 61 víctimas las que fueron violentadas sexualmente en instalaciones de la UdeG, de estas, 49 –el 80 por cientofueron mujeres, más 11 hombres, y una denuncia anónima.

De todas estas víctimas, en los archivos consta que 16 eran menores de edad cuando fueron agredidas sexualmente; ocho eran mayores de edad; y sobre las 37 restantes la UdeG asegura que no dispone de este dato básico.

Entre las víctimas cuya edad se desconoce por la institución, seis también pertenecían al SEMS, lo que hace probable que se trate de menores de edad.

Ahora bien, de las 61 víctimas totales, 57 -el 93 por ciento- eran estudiantes de la Universidad de Guadalajara, tres más eran docentes, y una se desconoce por su carácter anónimo. 

Los agresores


De los 46 agresores sexuales señalados en estos hechos, se tiene certeza que 43 eran hombres, no así de los tres restantes. Pero se sabe que en su gran mayoría –el 67 por ciento- se trató de empleados de la propia UdeG: 31, de los que 25 eran docentes, y seis trabajadores administrativos.

De los agresores restantes, 11 eran estudiantes, dos eran ajenos a la comunidad escolar, y de dos se desconoce su identidad.

Los centros universitarios con más incidencia de este acoso o violencia sexual en sus aulas son: el de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), con seis; Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), con cuatro; de la Ciénega (CUCI), con tres; Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), con tres; y Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), con dos.

Mientras que en el SEMS las preparatorias que sobresalen son: la preparatoria 5, con cuatro: la prepa 16, con cuatro; la prepa 7, con dos; la prepa de Ocotlán, con dos, y la prepa de Tepatitlán, con dos también.

La respuesta

De los 46 expedientes reportados, en 36 las investigaciones de la UdeG sí llegaron a resultados finales; pero no así en 10, de los que ocho seguían abiertos; de otro se desconocía su estatus, y de uno más que solo se indica que interviene el Ministerio Público.

La impunidad impera: solo en 20 casos hay constancia de que existió una sanción de la UdeG ante esta violencia sexual.

En cinco se determinó la rescisión laboral del empleado; en siete se impuso una suspensión de labores; en siete se aplicó amonestación, apercibimiento o extrañamiento; y en uno se le cambió de adscripción al trabajador.

En 11 no hubo castigo porque no pudo corroborar la agresión que denunció la víctima; y en 15 sus archivos no dan cuenta de cómo concluyeron los casos, o estos siguen abiertos.

La revictimización

Algunos de estos ataques sexuales han sido indagados por la UdeG de forma expedita, en unos cuantos días, pero otros han demorado varios años sin llegar a una resolución, lo que apunta ya a una revictimización.

En primer lugar, de los 36 casos que ya están cerrados en su proceso, indicó que 12 tomaron solo unos días o no más de un mes.

En números globales, tanto de los casos concluidos como los que seguían abiertos, resulta que seis han demorado más de un año en su resolución y 17 de dos a ocho meses. 



Aulas de riesgo

Centros universitarios con más incidencia de acoso o violencia sexual en UdeG:

Nivel superior Agresiones

Arte, Arquitectura y Diseño 6

Ciencias Exactas e Ingenierías 4

Recuperar Mi Matrimonio




Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario