domingo, 13 de noviembre de 2016

¿Qué hacer para despedir a un familiar ineficiente en la empresa?

Tener en el trabajo a un familiar convierte la oficina en un campo minado. Ya se tienen muchas cosas en común como para además tenerlo en el ámbito laboral. Ante esta incómoda situación, hay que poner las cosas claras. Contratar a personas cercanas no siempre resulta lo mejor, ya que, en caso de que no sea exitosa la relación laboral, también se pierden los lazos filiales.

La incompetencia, la falta de compromiso, la confianza en exceso, las muchas o pocas responsabilidades para el empleado de la familia son algunas de las variantes que pueden hacer de él una de las peores inversiones. Pero… ¿cómo enfrentar el hecho de que la situación puede convertirse en una catástrofe familiar? ¿qué hacer cuando un empleado es de la familia y tienes que despedirlo?

Si prescindir de los servicios de un colaborador es una tarea desgastante, despedir a un miembro de la familia resulta de lo más incómodo. Es fundamental que tengas algunas estrategias en mente antes de dar por finalizada la relación laboral, ya que esta tiene que ser de la mejor manera posible.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos a tomar en cuenta cuando consideres despedir de la empresa a un familiar:

1. La familia y los negocios requieren lealtad

Ten claro que la compañía demanda ciertos aportes y si no se están logrando es necesario que el cambio ocurra, no importa si el empleado es de la familia. Sé hábil y delimita que el terminar con la relación laboral no tiene nada que ver con los lazos de parentesco. Es básico que mantengas la decisión dentro de un marco puramente comercial.

2. No hay marcha atrás

Como empresario debes afrontar que en los negocios el parentesco no es circunstancia válida para retroceder ante una decisión de despido. Enfatiza sobre el proceso que se llevó a cabo para tomar esta determinación, es decir, rescata los resultados malos, los objetivos no alcanzados, las fallas que llevan a despedirlo.

3. Despedir a un empleado de la familia no es motivo de vergüenza

Aunque decir adiós a un pariente conlleva cierto sentimiento de culpa, no es necesario que des escusas. Si hay motivos de peso para el despido no es necesario que digas “lo siento”.

4. La familia no es un negocio

En la empresa se tiene que ser práctico, mientras que en la casa hay que seguir con el rol familiar. No importa si los demás miembros intervienen para revocar tu decisión, debes ser firme y no dejar que lo que ocurre en la empresa sea tema familiar.

5. Un negocio no es un centro de beneficencia familiar

Un negocio busca generar ganancias que se reflejen en la vida de una familia, pero tampoco se trata de ser el ingreso de todo el árbol genealógico. No cedas ante la idea de que la compañía es el medio, mientras la familia es sagrada, no dejes que se mezclen los intereses.

6. Todo dentro de su ámbito

Si hay que arreglar un asunto entre hermanos, hijos o demás, se debe hacer en casa. Para los temas laborales, las soluciones deben basarse en la misión y los valores de ésta, conforme a parámetros de rendimiento.

7. Sin preferencias

En una empresa los logros ayudan a evaluar, idea que a veces se pierde ante un familiar ya que a veces sólo se premia y no se piden cuentas. Debes dejar muy claro para todos los colaboradores qué se espera de ellos, sin hacer excepciones con los familiares.

8. Ser objetivo

Un familiar es valioso por sí, pero cuando deja de aportar a la empresa pierde su valor como trabajador. No es recomendable que solapes a los parientes ante los malos resultados, si no cumplen con los intereses corporativos, será mejor terminar la relación laboral sin resentimientos.

Al buscar empleados se identifican las funciones a cubrir, luego se elige al personal que se desempeñe mejor para cumplir con dichas funciones. No necesariamente en la familia está el empleado ideal. Tu proceso de selección debe evaluar por igual a familiares y externos. Si el familiar cumple completamente con el perfil es un tema, pero si no lo cumple y de todos modos lo contratas, debe tenerlo claro desde un principio, para que después no hayan sorpresas y hay que contemplar desde su primer día la posibilidad de que algún día podría salir de la empresa por su propia decisión o por conveniencia de la empresa.

Contar con un familiar para trabajar en la empresa puede resultar benéfico, pero en caso contrario, habrá que estar preparado para lo que se avecina. Por eso, ten mucho cuidado en la selección de colaboradores. Los empleados que además son parte de la familia pueden ser los complementos ideales, ellos pueden ayudar a cuidar los intereses de la empresa, sólo cuida que tampoco se pasen de la raya.
Como Empezar Tu Negocio En Linea Usando Mercado Libre




Enlace México

No hay comentarios:

Publicar un comentario