domingo, 7 de agosto de 2016

No te quedes sin ‘luz’

Las familias mexicanas son ‘obligadas’ a cambiar su alimentación, sustituir servicios y cancelar actividades recreativas para hacer frente a las nuevas tarifas de energía eléctrica, gasolina y, por ende, de alimentos.

Las recientes alzas en las tarifas eléctricas afectan a toda la población en México, por eso es necesario conocer qué tipo de electrodomésticos se tienen en casa, cuáles son los que más electricidad utilizan y cómo se pueden regular para que el consumo de energía no afecte de manera drástica a la economía del hogar. Así como también los pros de los electrónicos ahorradores.

Sí, por increíble que parezca, es una bomba. El segundo aumento se da a tan sólo días del primero y sí, sí afecta a las familias. ¿Por qué? Porque son las consumidoras.
Al subir los costos de la Industria Privada se afecta a los consumidores, pues la IP aumentará sus precios para solventar los costos, y aunque no se halla incrementado la tarifa doméstica sí serán afectados de manera indirecta.
En defensa propia
Para solventar un poco esta nueva crisis que acecha a cada casa en México, sea del estrato social del que se hable -porque los usuarios con tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC) se verán más comprometidos- hay que tomar medidas que ayuden a la sociedad a salir bien librada, entre ellas ahora estarán presentes todas las cualidades ahorradoras de los electrodomésticos, los consejos estarán a la orden del día, y para empezar aquí tenemos ya algunos.
Cambio de hábitos
Es una lucha en casa, pero mejorar los hábitos de consumo permite importantes ahorros. No sólo se trata de hacer uso prudente del aire acondicionado, sino de saber cuáles son las cosas que hay que mejorar en casa para hacer efectivo el ahorro y que los hábitos de consumo resulten provechosos y no engorrosos.
El 50 por ciento del potencial de ahorro de energía está en los elementos envolventes y aislantes de la estructura de la casa (puertas y ventanas, toldos, protecciones, techo, ventilación, etcétera), lo que exige a veces cierta inversión; pero otro 20 por ciento de ahorro se puede conseguir con un buen uso de los equipos y el cambio en las costumbres.
Se debe poner especial atención en los aparatos y equipos que sobrecalientan la casa como los routers, las computadoras, la televisión, el refrigerador, la plancha, etcétera).
Las luces rojas (stand by) son enemigas acérrimas del ahorro, pues aunque los aparatos estén apagados siguen consumiendo kilovatios al estar conectados a la red. Así como también lo es el reloj del microondas.
Apaga la luz
“Muchos piensan que apagar y encender la luz (cuando se sale de una habitación a la que se va a regresar) conlleva un mayor consumo que dejarla encendida. Pero no es cierto”, según Rodrigo Irurzun, de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.
“Todas las lámparas dan calor; incluso, las led. Las bombillas led están frías, pero su soporte está caliente”, afirmó Jordi Miralles, de la Fundación Terra para la BBC Mundo.
Además hay que aprovechar la ventilación natural de la casa, y prestar especial atención a la hora de aislar las ventanas para que no haya fugas de aire acondicionado que lo forcen a seguir trabajando.
Lo anterior conllevaría a un ahorro en calefacción/aire acondicionado de hasta una 30 por ciento.

Sin fugas
¡Que no se escape! Es necesario comprobar que la instalación eléctrica se encuentra en perfectas condiciones. Lo anterior se logra desconectando todos los electrodomésticos y electrónicos y apagando todas las luces. Después se verifica que el disco del medidor no esté girando porque si lo hace significa que hay algo mal.
De ser así, es necesario corregir el desperfecto, pues de lo contrario lo que se haga para contrarrestar las nuevas tarifas no tendrá efecto y surgirá la frustración.
Se debe esperar alrededor de 10 minutos luego del “apagón hogareño” para checar el medidor.
Sí afecta
Especialistas de la Universidad Iberoamericana (UIA) aseguran que, aunque políticos y algunos empresarios digan que el incremento a las tarifas de energía eléctrica no afectan a las familias mexicanas, en realidad estos aumentos sí sacuden los ya golpeados bolsillos de los trabajadores en el país.
El problema, consideran los analistas, es que el salario no se recupera y apenas sube un máximo de 4 a 4.2 por ciento al año, lo cual apenas cubre la tercera parte de lo que se ha "encarecido la vida" de millones de personas.
También se suman a todo esto los impuestos especiales –conocidos como IEPS– que se aplican a refrescos, bebidas, frituras, comida para mascotas, chicles, espectáculos y combustibles, que casi nadie sabe o se acuerda que provocan un aumento de 0.5 por ciento hasta 2.5 por ciento en el costo final de dichas categorías.
Las luces rojas (stand by) son enemigas acérrimas del ahorro, así como las luces verdes de los cargadores de smartphones
Refrigerador
•Adquiere equipos con el sello FIDE

•Colócalo en un lugar fresco y ventilado

•Sepáralo de la pared para evitar que el motor se fuerce

•Comprueba que la puerta cierra perfectamente

•No introduzcas alimentos calientes
Hornos y licuadoras
•Mantén los hornos limpios, la suciedad hace que gasten más energía, se deterioren y que las puertas no puedan cerrarse de manera correcta
•Asegúrate de que las aspas de la licuadora tengan filo, pues en caso contrario gastan más corriente
El refrigerador es el que más encarece la factura y supone un 20 por ciento de ésta. Por cada grado que se disminuye la temperatura en el aire acondicionado el recibo aumenta un 6 por ciento
Lavadora
• Llena tu lavadora al máximo permitido en cada carga. En caso contrario, sólo gastarías más luz, agua y jabón.

Genera Tu Propia Electricidad Y Ahorra





Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario