domingo, 17 de julio de 2016

Tabaco y muerte en América Latina

El juicio que ganó Uruguay a la tabacalera Philip Morris es un estímulo para avanzar en las legislaciones antitabaco en América Latina. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cada año el tabaco le cuesta la vida a unas 6 millones de personas en el mundo. En todo el continente americano esa cifra es de un millón de personas.

El pasado 8 de julio se conoció el fallo a favor de Uruguay en el juicio que Philip Morris inició en 2010. El resultado fue calificado por los expertos como un gran golpe a las multinacionales tabacaleras. Las consecuencias del litigio animaron a las autoridades uruguayas a plantear políticas más firmes contra el consumo del tabaco. El 13 de julio el gobierno anunció que a partir de 2017, las cajas de cigarrillos tendrán un empaquetado genérico. Con esta medida, se espera que se reduzca aún más el consumo de tabaco, que desde 2006 bajó un 9,8%.


En Chile, según el Ministerio de Salud, 16.701 personas mueren por año por causas relacionadas al consumo de tabaco. El 37,1% de las mujeres fuma, y entre las edades de 13 y 15, las jóvenes chilenas son las que más fuman en el mundo.

En cuanto a regulaciones, en este país está prohibido fumar en lugares públicos cerrados, lugares de trabajo, y en el transporte público. También está prohibido fumar en las zonas al aire libre de instituciones educativas primarias y secundarias; en zonas donde haya manejo de combustible, sitios donde se fabriquen explosivos, materiales inflamables, medicamentos o alimentos; y las instalaciones deportivas, gimnasios o estadios.

La mayor parte de la publicidad y promoción del tabaco está prohibida. Las advertencias de los peligros del humo de tabaco deben ocupar un 50% de la parte frontal y posterior del paquete. Los términos "light" y "bajo contenido de alquitrán" están prohibidos.

"Chile ha visto una pequeña disminución en el consumo. Sin embargo, creo que todavía hay mucho por hacer. Sobre todo hay que trabajar más en el ámbito educativo para que las personas tomen conciencia individual sobre los riesgos del consumo del tabaco. Hoy existe una conciencia cívica mucho mayor en términos de que no se puede fumar en cualquier parte como ocurría hace poco. Antes la gente fumaba en los restaurantes, en los cines, en las consultas médicas, en todos lados.
Hoy eso ya no ocurre. En general, las estrategias han funcionado", analizó en comunicación telefónica con Sputnik el doctor Pedro García Aspillaga, que entre 2003 y 2006 ocupó el cargo de ministro de Salud chileno. "No obstante, aún hay mucha gente que fuma y eso continúa sumando muertes prematuras e innecesarias", admitió.

El Ministerio de Salud colombiano indica que el consumo de tabaco en adultos de entre 18 y 69 años es del 12,8%, que es mayor en hombres (19,5%), que en mujeres (7,4%). Se pasó de una prevalencia de tabaquismo del 21,4% en 1993 a 12,8% en 2007. Según la Encuesta Mundial de Drogas de 2016, el tabaco ocupa el tercer lugar entre las sustancias legales consumidas en el país, con un 66,68% de la población que dijo haberlo consumido alguna vez.

En Colombia está prohibido fumar en el transporte público, en lugares públicos cerrados y en lugares de trabajo cerrados. La prohibición incluye residencias que sean lugar de trabajo para otros. La publicidad del tabaco está prohibida en todas las formas en los medios de comunicación. En el empaquetado debe existir un texto de advertencia que cubra el 30% en ambas caras del envase. Los términos como "light" y "bajo contenido de alquitrán" están prohibidos también en los empaques.
Argentina es responsable del 15% del total de tabaco consumido en América Latina. Según el Programa Nacional de Control del Tabaco, el 33.5% de la población adulta fuma, y el 30% empieza esta práctica antes de los 11 años de edad. Aquí el tabaco causa más de 100 muertes por día. En este país está prohibido fumar en lugares de trabajo puertas adentro, en lugares públicos cerrados y en el transporte público. Pero hay algunas excepciones como clubes para fumadores y tiendas de venta exclusiva de tabaco. En Argentina está prohibido fumar en patios al aire libre, terrazas y balcones de centros de salud y enseñanza primaria y secundaria. Casi todas las formas de publicidad y promoción del tabaco están prohibidas. Además, la publicidad autorizada debe contener advertencias sanitarias del 20% de la superficie de la publicidad, y en los paquetes las advertencias deben ocupar el 50% de las superficies. Como en los casos anteriores, los términos como "light" y "bajo contenido de alquitrán" están prohibidos.

Dejar De Fumar




Sputnik News

No hay comentarios:

Publicar un comentario