martes, 19 de julio de 2016

Herbalife, Fraude a otro nivel

En Estados Unidos, Herbalife tendrá que pagar una multa millonaria y cambiar sus prácticas de reclutamiento, criticadas como un fraude piramidal. Pero en el resto del mundo, la empresa es libre de seguir usando su controversial estrategia.

Los esquemas piramidales a gran escala podrían tener sus días contados, al menos en Estados Unidos. Herbalife, una compañía con un valor de capitalización de mercado de 6 mil millones de dólares, llegó a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio de ese país (FTC, por sus siglas en inglés) para poner fin a una investigación sobre prácticas fraudulentas de la compañía.

Parte del acuerdo incluye el pago de 200 millones de dólares y el compromiso de Herbalife de reestructurar su modelo de negocio, basado en el reclutamiento de distribuidores bajo la promesa de obtener una remuneración significativa en el corto plazo.

La firma ha sido el blanco de críticas constantes respecto a sus prácticas de reclutamiento. Los detractores de Herbalife aseguran que la compañía engaña a los consumidores, haciéndolos creer que pueden hacerse ricos casi instantáneamente.

La mayor parte de los ingresos de la compañía proviene del consumo de sus productos nutricionales por parte de sus distribuidores.

En el anuncio del acuerdo entre la FTC y Herbalife, el organismo regulador se abstuvo de etiquetar a la firma como un esquema piramidal. Sin embargo, emitió una fuerte crítica al modelo de negocios de Herbalife, refiriendo que éste ha causado “un daño sustancial” a los consumidores.

En ese sentido, Edith Ramírez, presidente de la FTC, dijo en conferencia de prensa: “La compañía le prometió un sueño a la gente, una oportunidad de cambiar sus vidas, renunciar a sus trabajos y obtener libertad financiera. Todo era una ilusión”.

Una de las grandes interrogantes respecto al futuro de Herbalife yace en si realmente existe una demanda significativa por los productos de la compañía más allá de sus distribuidores.

Sin embargo, el mercado continúa mostrando fe en las perspectivas de la compañía. Después de que el acuerdo se hizo público, el precio de la acción de Herbalife se disparó 11 por ciento.

A pesar de que la reestructuración de Herbalife implicaría el desmantelamiento de la principal fuente de ingresos de la firma, el acuerdo únicamente atañe a las operaciones en Estados Unidos.
Herbalife cuenta con presencia en más de 90 países y el año pasado sus ventas totales alcanzaron los 4.5 mil millones de dólares.

Icahn vs Ackman

Detrás del futuro de Herbalife están las apuestas encontradas de dos de los inversores activistas de más alto perfil de Estados Unidos: Carl Icahn y William Ackman.

Ambos han hecho sus fortunas a partir de fuertes inversiones en el mercado de valores, lo que usualmente les permite ejercer control sobre el consejo de administración de las compañías en las que intervienen.

De acuerdo al portal Bloomberg, Carl Icahn tiene una fortuna valuada en 20 mil millones de dólares, mientras que el valor neto de William Ackman es de 2.6 mil millones de dólares.

Herbalife se ha convertido en la manzana de la discordia de estos inversionistas. En el 2012, William Ackman anunció en una conferencia con inversionistas de su firma Pershing Square.

Capital Management que apostaría en contra de la compañía de productos nutricionales.

Para Ackman, el valor de las acciones de Herbalife debería de ser cero, considerando que la compañía no tiene fundamentos sólidos y que la mayoría de sus ingresos provienen de un esquema piramidal que podría desvanecerse súbitamente.

En su momento, Ackman declaró: “Este sentimiento de convicción es el más fuerte que he tenido entre todas las inversiones que he hecho en mi vida”.

Meses después de que Ackman hizo pública su apuesta de mil millones de dólares, Carl Icahn anunció que realizaría una inversión en Herbalife. Actualmente, el inversionista es dueño del 25 por ciento de las acciones de la compañía y el consejo de administración acaba de aceptar un incremento en el límite de participación accionaria que le permitirá hacerse del control de hasta 35 por ciento de la firma.

Coincidir en disentir

A casi cuatro años de la apuesta de Ackman, Herbalife se ha convertido en una obsesión para el director general de Pershing Square Capital Management. Ackman ha gastado 50 millones de dólares en una campaña publicitaria para exponer el esquema piramidal de Herbalife. Esta inversión incluye la producción de 18 videos documentales que buscan generar conciencia respecto a este tipo de negocios.

Sin embargo, hasta hoy, el mercado ha operado a contracorriente de la apuesta de Ackman. Antes del anuncio del viernes, el precio de la acción de Herbalife ya presentaba una ganancia de 11 por ciento en lo que va del año.

Tras el anuncio, Carl Icahn aprovechó la oportunidad para reafirmar su posición: “A diferencia de quienes han apostado por Herbalife, nosotros no basamos nuestra decisión en uno o dos investigaciones realizados por inexpertos. Aunque Bill Ackman y yo permanecemos en bueno términos, hemos coincidido en disentir en este asunto.”

Por su parte, Ackman dijo que el tiempo le daría la razón, ya que la operación de Herbalife tendría que ser desmantelada eventualmente: “Herbalife entiende que no puede aceptar estos cambios (reestructuración), de otro modo iría a la bancarrota porque nadie está comprando sus productos realmente”.

Fort Ad Pays




Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario