miércoles, 1 de junio de 2016

Salinas de Gortari 'RELEVA' a Peña Nieto en Los Pinos

Con evidencias irrefutables ha quedado claro que Salinas de Gortari fue pieza clave para la imposición de Enrique Peña Nieto en Los Pinos, no se trataba sólo de concentrar el poder en unas cuantas manos –como siempre- los intereses detrás eran mucho más importantes: completar lo que De La Madrid inició y que Salinas echó andar: Entregar las principales riquezas naturales a Los Dueños del Mundo, esclavizar a mexicanos que mantuvieran el statu quo de los más poderosos a la par que se reformaba por completo la constitución para legalizar el despojo, la represión y el exterminio.

Y si bien Peña Nieto ha cumplido a cabalidad con los objetivos para los que fue impuesto, también es verdad que su imagen pública es por demás repudiada y eso no conviene para la consolidación de las reformas entreguistas del PRIAN.

Los operadores salinistas están ejerciendo funciones claves para sacar a flote al gobierno priista, con Carlos Salinas de Gortari como jefe del clan, bajo una parábola cinematográfica que bien pudiéramos titular “Rescatando al soldado Peña”, escribió Martín Moreno en el portal ‘Sin Embargo’.

En los últimos días, el gobierno de Peña Nieto está dando un “viraje” al proponer, por ejemplo, legalizar la mariguana o respaldar matrimonios entre personas del mismo sexo. Oportunista y ‘populero’ como suele ser el PRIAN, da ‘patadas de ahogado’ ante el agotamiento del discurso, la figura y las políticas públicas del peñismo, así como el desplome dramático de la figura presidencial y su raquítica capacidad de reacción.

Sin embargo, observar bajo ese enfoque la conducción del gobierno peñista, es ver las ramas y no el bosque. Lo que ocurre dentro del gobierno de Peña Nieto es más profundo y, a la vez, preocupante. En la praxis del ejercicio del poder presidencial, en la operación de temas estratégicos del Gobierno en la actualidad, en la designación de funcionarios claves para manejarlos y, sobre todo, en la manera como el PRI enfrentará la elección del 2018, EL PEÑISMO HA SIDO DESPLAZADO POR EL INFLUYENTE Y PODEROSO SALINISMO QUE JAMÁS SE FUE Y QUE, HOY POR HOY, HA TOMADO YA RIENDAS DE GOBIERNO.


Sí: Carlos Salinas operando detrás de Peña Nieto, influencia marcada desde el inicio del sexenio pero que ante el rápido y dramático desplome del Presidente de la República ha obligado al salinismo a salir al quite por el pavor de que el mal desempeño de Peña sea la mejor plataforma para que López Obrador triunfe – otra vez- en la próxima presidencial, ante el fracaso evidente de Peña y del PRI.

Clixsense Pagando Desde El 2007




HugoSadhOficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario