miércoles, 15 de junio de 2016

¡Los hábitos nos hacen o nos destruyen!


¿Te has puesto a pensar que los seres humanos nos caracterizamos por nuestros hábitos?. Nuestros hábitos describen perfectamente bien lo que somos, lo que pensamos, lo que hemos vivido, nuestras creencias, nuestros miedos, etc. Son definitivamente una manera clara de mostrar a los demás la realidad que percibimos desde nuestro punto de vista y lo que deseamos que los demás conozcan de nosotros.

En ese sentido, pasa lo mismo con nuestro comportamiento financiero, ya que, aunque una persona haya estudiado y adquirido cultura financiera, todavía tiene que enfrentar algunos obstáculos relacionados precisamente con sus hábitos, para lograr una verdadera libertad financiera.

Es por ello que ahora deseo compartir contigo las 5 razones principales por las que las personas con cierta inteligencia financiera no adquieren activos que les produzcan grandes sumas de dinero. “Si no tuvieran ciertos hábitos y ciertas creencias, sería mucho más sencillo”.

1) Miedo a perder dinero

El miedo en realidad no es el problema, porque todos tenemos miedo a algo en determinado momento de nuestra vida, el problema es como manejamos ese miedo. Si te pones a pensar y has sido observador te darás cuenta que la mayoría de las personas que tienen dificultades financieras han siempre jugado a no perder y nunca han jugado a ganar. Parece lo mismo, pero no lo es. Quien piensa de manera negativa en no invertir porque puede perder, seguramente perderá, pero grandes oportunidades de ganar mucho dinero.

2) Escepticismo

El escepticismo es cuando el miedo y la duda nublan nuestros pensamientos y nos impiden ver las oportunidades que día con día la vida nos va presentando. El escepticismo ciega, mientras que el análisis y la evaluación correcta de las oportunidades nos permitirán abrir muy bien los ojos y tomar decisiones certeras y objetivas. El análisis de cada situación que se presenta, permite a los ganadores ver una oportunidad, donde el escéptico solamente encuentra dudas y pérdida de tiempo.

3) Pereza mental

Es el estado mental en el que todo nos parece tan difícil y complicado, que no vale la pena ni siquiera considerarlo.

Preferimos decirles a nuestros hijos: “No tengo dinero, no lo podemos comprar”, en lugar de pensar. ¿Cómo podríamos hacerlo?

Suele suceder que aquellas personas que se dicen las más ocupadas, son en realidad las más flojas, porque la mayoría de las veces se escudan en sus múltiples ocupaciones para no hacerse cargo de empezar a construir un mejor futuro financiero para su familia y continúan haciendo lo mismo que han hecho hasta ahora, con los mismos resultados que han obtenido hasta ahora.

4) Malos hábitos

Nuestra vida es un claro reflejo de nuestros hábitos, más que de nuestra educación. Los hábitos te hacen o te destruyen.

¿Te has puesto a analizar los hábitos clásicos de las personas promedio?:
* Gastan todo el dinero que tienen, e inclusive el que no tienen.

* Compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen y muchas veces para impresionar a otras personas.

* Ahorran para después poder gastar todo lo que ahorraron.

* Satisfacen sus deseos de corto plazo y se olvidan de las consecuencias de esos hábitos a largo plazo.

* Compran su casa a crédito, creyendo que están invirtiendo en un activo, aunque en realidad eso sea un pasivo.

Hábitos de las personas que generan riqueza:
* Se pagan primero a sí mismos un determinado porcentaje de sus ingresos, porque para ellos acumular activos es más importante que comprar o pagar cualquier cosa.

* Tienen la auto disciplina de no gastar en cosas que no necesitan. Aplican algo que se denomina la Gratificación Diferida, en aras de invertir en activos que les generen ingresos extras de manera recurrente.

* Ahorran con el objetivo definido de invertir en activos

* Toman decisiones enfocadas en crear abundancia a largo plazo, aun cuando ello represente sacrificar algo en el corto plazo.

* Compran todo de contado, y si no tienen el dinero disponible, prefieren esperar hasta obtenerlo. Si llegan a obtener un crédito es únicamente para invertirlo en algún activo que les genere un flujo de efectivo positivo.

5) Arrogancia

La arrogancia es la suma del ego más la ignorancia. Hay una máxima que dice: “Lo que sé me produce dinero; lo que no sé me hace perder dinero”. Muchas personas usan la arrogancia para ocultar su propia ignorancia. “Si tú no has tenido alguna experiencia personal e inclusive, éxito en cierto tema, todo lo que puedas decir al respecto es arrogancia.

Como conclusión podemos afirmar que los hábitos nos hacen o nos destruyen, y los hábitos de las personas ricas son muy diferentes a los de la gente de clase media y pobre. Si una persona no crece en un ambiente de abundancia, donde los hábitos de gasto e inversión y las decisiones financieras que se toman están dirigidas a la generación de riqueza, muy probablemente crecerá con creencias y paradigmas orientados a la escasez, por lo cual hay que descubrir y trabajar aquellos patrones mentales que nos impiden prosperar, con el firme propósito de mejorar nuestra situación financiera.

Cómo Registrarse En TrafficMonsoon Gratis




Enlace México

No hay comentarios:

Publicar un comentario