sábado, 18 de junio de 2016

La información abre caminos

Fue WikiLeaks de Julian Paul Assange, el que en 2010 reveló al mundo los secretos de decenas de miles de archivos clasificados de comunicaciones internas del gobierno de los Estados Unidos quedando al desnudo, el manejo de política exterior, entre chantajes, sobornos, complicidades y engaños de todo tipo para intervenir prácticamente en todos las naciones y cuya consecuencia más reciente ha sido el desquiciamiento en el Medio Oriente.

Hasta México nos llegó la información que descubre la relación del entonces candidato panista Felipe Calderón, con el subsecretario de asuntos latinoamericanos del Departamento de Estado, en donde el mexicano le pide ayuda por que el fenómeno Hugo Chávez de Venezuela, se está trasladando con Andrés Manuel López Obrador a nuestra patria.

Más tarde en 2013, Edward Snowden se arriesgó a dar a conocer la información que le cedió Chelsea Manning (Bradley) de cientos de miles de cables diplomáticos y de campos militares de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. En ambos casos el grueso de la información se mantiene todavía retenida y se ignora si es, en términos de buscar el apoyo y seguridad más amplio para Assange y Snowden por el riesgo de mostrarlos, o se negocia por temor, otra salida y guardar la confidencialidad de los mismos.

Cuando menos se esperaba, surge John Doe en Panama con datos de Mossack-Fonseca, como uno de los coyotes financieros internacionales más visibles, en relación con el monto de dinero de dudoso origen, que se oculta en paraísos fiscales mediante la creación de empresas fantasmas que aparecen como titulares de los fondos. La filtración periodística procede de un diario alemán que se asocia con otros que, con buena reputación, puedan respaldar la causa. Así se destapa una conocida triquiñuela fiscal que no había sido suficientemente comprobada, para esconder fortunas de la vista del pueblo en caso de políticos o, del fisco, en caso de magnates especuladores.

Por menos que eso, hace poco más de un año, el gobierno mexicano cerró el programa radiofónico informativo más escuchado del país, por haber anunciado que se afiliaría a una asociación internacional de periodistas (International Center Four Journalist) que intercambiarían información acerca del hallazgo de fortunas de políticos y socios, que son del interés de las audiencias de las naciones afectadas por esos despojos. Ipso facto el concesionario de radio de la familia Vargas, obedeciendo órdenes de Gobernación, canceló la transmisión de Carmen Aristegui y la persiguió judicialmente para evitar que se defendiera del asalto a la libertad de expresión.

Evidentemente en el caso México había estado de por medio la información de la existencia del grupo Higa, del contratista Hinojosa Cantú y los obsequios de la casa Blanca, de Malinalco y de las Palmas, de Peña, Videgaray y Chong respectivamente que tanto, Aristegui como Proceso y la Jornada, informaron profusamente. La respuesta oficial contra la libertad de prensa fue automática. El mensaje es que en nuestro país hay un límite para informar y un derecho acotado a informarse. Las consecuencias están a la vista para quien rebasa el límite: la guillotina. La ley anticorrupción queda en suspenso hasta que se diseñe un texto que no comprometa las fortunas de quienes tienen patente para hacerlas en la impunidad.

Lo ocurrido en la información mundial por canales no tradicionales va desenmascarando toda una red de complicidades del mundo político internacional con la potencia norteamericana y, del trasiego de inmensas fortunas que pretenden pasar desapercibidas por su turbio origen. Son hechos que, sin duda, tendrán y están teniendo ya efectos en la vida pública de los países de todo el mundo. La voz unánime contra la corrupción, por parte de los países de Occidente y el reclamo radical contra la intervención yanqui en el Oriente, son signos inequívocos del cambio de la actitud pasiva de las victimas por la de inconformidad y exigencia.

En México se dio un inesperado resultado electoral al recogerse como denominador común un repudio contra el regreso del sistema priista al que se le dio la oportunidad de hacerlo pero, lo hizo, con soberbia y cinismo tal que, así como el PAN con sus dos sexenios pésimos le abrió la puerta giratoria, es el mismo partido el que amenaza volver al poder, amparado por la amnesia popular o la esperanza de que, si no hay mejor, tal vez se tenga que optar por el menos peor. Los pronósticos son inciertos, la calidad política y la democracia están por los suelos; vivimos atados a la limitación real de verdaderas opciones y nos conformamos por lo pronto, con castigos simbólicos electorales solamente.

No obstante, los signos pueden ser positivos si, a partir de mayor información como está ocurriendo, la conciencia ciudadana se nutre de ella para tomar decisiones y articular una defensa seria y ética de los derechos políticos. El mundo se estrecha y los crímenes contra el patrimonio público se conocen más ampliamente. La respuesta dialéctica tiene que ser un despertar mundial para sacudirse de la corrupción y de la intervención norteamericana en las decisiones de los países que deben auto determinarse bajo su propia responsabilidad.

Escuela Superior De PNL




Enlace México

No hay comentarios:

Publicar un comentario