miércoles, 1 de junio de 2016

Infusiones, para qué sirven y cuándo tomarlas

Es cierto que muchas veces nos solemos liar con para qué sirve cada una de ellas y el mejor momento para tomarlas. Por ello en este post nos queremos detener en estos puntos y para conseguirlo nos vamos a centrar en algunas de las infusiones más consumidas y en su uso más adecuado.

Tomar una infusión es una afirmación muy general, ya que cualquier preparado de hierbas naturales es una infusión y cada una de ellas tiene una finalidad y una serie de efectos en el organismo que no podemos pasar por alto. Por ello es esencial que las conozcamos a la perfección para obtener los mayores beneficios de ellas y conseguir que nuestra salud esté siempre en perfecto estado. 

El té

Un clásico de las infusiones es el té. Es cierto que existen infinidad de variantes en el mercado. Existe el té verde, que nos ayuda en la asimilación de las grasas del organismo. El té rojo también tiene una misión similar al igual que el negro. Todos son aceleradores del metabolismo a causa de la teína que contienen. Por esto son sustancias excitantes que viene muy bien tomar en el desayuno, ya que de este modo contribuiremos a acelerar el metabolismo sin afectar nuestro descanso de la noche. Ingerir estas infusiones en la noche puede afectar el sueño. 

Rooibos

Un efecto similar al del té tiene el conocido como té rooibos, que procede de África y tiene un efecto similar al té convencional en el organismo, ya que es una buena ayuda a la hora de asimilar las grasas por parte del organismo, además de ser un potente antioxidante natural. Pero en este caso el contenido de teína es casi nulo, por lo que no es una sustancia excitante. Esto le convierte en una infusión que podemos consumir por la noche o por la tarde sin poner en riesgo nuestro sueño. 

La manzanilla

Otra infusión muy habitual en la dieta es la manzanilla. Tiene un efecto digestivo, ya que nos ayuda a la hora de efectuar la digestión, es decir, de asimilar los nutrientes de los alimentos por parte del organismo, así como es un regulador a la hora de segregar jugos gástricos por parte del sistema digestivo. Por ello es un tipo de infusión que podemos consumir después de las comidas. Además, es una sustancia que no alterará nuestro estado, pues no contiene sustancias excitantes. 

La menta poleo

La menta poleo es otra de las más utilizadas y tiene un efecto muy parecido al de la manzanilla, ya que es una ayuda directa a la hora de mejorar y agilizar la digestión por parte del organismo, además de facilitar la asimilación de todos los nutrientes. La única diferencia es el sabor y la procedencia de la planta, pues en este caso estamos hablando de menta y en el anterior de camomila. Pero también se pude tomar después de cada comida, y no tiene efectos excitantes que alteren nuestra conducta.

Es verdad que existen otros tipos de infusiones con efectos muy similares. Nosotros hemos querido hacer un repaso por las más utilizadas habitualmente y por ello las más comunes, pero seguro que cada uno tiene sus trucos con respecto a las infusiones y por ello estaría perfecto que en los comentarios a este post diésemos a conocer lo que sabemos al respecto.

Recupere Su Salud y Peso Ideal




Vitonica

No hay comentarios:

Publicar un comentario