domingo, 19 de junio de 2016

Azúcar vs. alcohol, ¿cuál es más peligroso?

En la actualidad ambos son factores que debemos reducir si queremos cuidar la salud y/o perder peso, sin embargo, si comparamos el azúcar y el alcohol, ¿cuál es más peligroso para el organismo? A continuación analizamos sus similitudes y diferencias para intentar responder al interrogante. 

Efectos nocivos sobre el hígado

Tanto una ingesta excesiva de azúcar como de alcohol puede conducir a daños hepáticos, ocasionando primero hígado graso y posteriormente problemas de funcionamiento en dicho órgano.

El alcohol en exceso puede no sólo ocasionar hígado graso al favorecer la acumulación de lípidos en dicha glándula, sino también, se ha probado que reduce la oxidación de ácidos grasos.

La ingesta elevada de azúcar puede ocasionar similares efectos en éste órgano y generar toxicidad en el mismo alterando con ello todo el metabolismo de nuestro cuerpo.
Poder adictivo

Es sabido que el consumo excesivo y prolongado de alcohol puede conducir a una enfermedad por adicción llamada alcoholismo, pero el azúcar también podría tener similares efectos.

Se ha comprobado que el consumo regular y excesivo de azúcar libera en nuestro organismo opioides y dopamina tal como lo hacen las drogas y de allí su poder adictivo semejante al del alcohol.

Aunque vale aclarar que el alcohol puede producir efectos cerebrales al corto plazo de haberlo consumido, mientras que el azúcar no ocasiona daños inmediatos sino más bien acumulativos y progresivos sobre la memoria y otras áreas del cerebro, que el alcoholismo también ocasiona.
Calorías y relación con el peso corporal

Todos sabemos que una dieta rica en azúcares no sólo puede ocasionar problemas de salud sino también, favorecer el exceso calórico y con ello, un aumento de peso corporal, sin embargo, la ingesta excesiva de alcohol ha demostrado ocasionar similares efectos.

El azúcar ofrece 4 Kcal por gramo pero por lo general los productos que lo contienen vienen acompañados de otros nutrientes de mala calidad y de gran cantidad de calorías, mientras que el alcohol aporta 7 Kcal por gramo y su consumo elevado no puede almacenarse en el organismo, por lo que se usará como fuente de energía impidiendo la quema de otros nutrientes tales como grasas acumuladas en el organismo.

Entonces, ambos son factores asociados a un incremento de peso corporal si se consumen en demasía y por lo tanto, su ingesta debe ser moderada y/o eventual.
¿Cuál es más peligroso?

Después de haber analizado las similitudes y diferencias entre el azúcar y el alcohol debemos saber que** ninguno de los dos son recomendables en nuestra dieta diaria** y que su consumo excesivo puede ocasionar daños de manera semejante.

Sin embargo, aunque no podemos señalar uno como más peligroso que otro, debo decir que dada la gran cantidad de alimentos con azúcar oculto y la masiva presencia de éste en lo que comemos, resulta mucho más difícil controlar y/o moderar la ingesta de azúcar que de alcohol.

Por lo tanto, aunque debemos tener mucho cuidado con los excesos de azúcar y de alcohol, el primero podría representar el principal enemigo de nuestra salud y nuestra línea en la actualidad, ¿estáis de acuerdo?

Revierta Su Diabetes De Forma Natural




Vitonica

No hay comentarios:

Publicar un comentario