miércoles, 4 de mayo de 2016

Vacuna AH1N1… ¿causante de la narcolepsia?

Lucas Carleton, un niño de 12 años del Reino Unido, sufre un severo caso de narcolepsia provocado por una vacuna contra la gripe porcina (influenza) que recibió a los siete años de edad. Así es, la vacuna es la establecida para la AH1N1.

Tras recibir la vacuna y en cuestión de semanas, el niño empezó a quedarse dormido en clase y a sufrir los efectos de la narcolepsia, que pueden llevarlo a caer dormido en cualquier momento ante cualquier excitación emocional.

La madre del niño, Pauline, hizo vacunar a toda su familia en enero de 2011. Ante eso, lamentablemente Lucas tendrá que tomar medicamentos durante toda la vida para ayudarle a mantenerse despierto, a pesar de que sigue siendo propenso a quedarse dormido de forma inesperada.

No puede viajar en transporte público o en coches sin caer dormido, así como al asistir a clase. Además, el niño sufre de una afección relacionada, cataplejía, que provoca que una emoción fuerte o la risa le hagan sufrir un colapso físico repentino o perder el control de los músculos faciales, a menudo resultando en una dificultad para hablar.

De acuerdo a la información, la familia no tiene derecho a indemnización por los daños permanentes provocados por el efecto secundario de la vacuna. Así pues, según un estudio en Inglaterra, una de cada 55,000 personas inyectadas con la vacuna contra la gripe porcina de 2009-10, desarrollaron narcolepsia.

En México también se aplicó la vacuna... ¿recuerda usted?

Como lo mencionamos en líneas anteriores, la narcolepsia es una enfermedad grave del sueño y afecta a más de tres millones de personas en todo el mundo y en muchos casos es causa de incapacitación. Sin embargo, ahora una investigación de un grupo de científicos, afirma que este padecimiento es de origen autoinmune, es decir, es ocasionado por el propio sistema inmunológico de los pacientes, lo que deja al descubierto el intrigante origen de esta enfermedad. Así pues, la llamada “enfermedad del sueño”, cuya causa era desconocida hasta ahora, ocasiona serios trastornos como somnolencia diurna incontrolable y repentina, debilidad muscular y cataplejía, que le impide a los pacientes poder manejar o llevar una vida normal.

Segú la Facultad de Medicina de Standford, aunque en México no se han realizado estudios epidemiológicos para conocer el número exacto de pacientes de narcolepsia, se sospecha que puede haber 2 millones de personas que padecen este trastorno de sueño. Aunado a esto, los síntomas a menudo son ignorados por familiares y médicos, o confundidos con otros padecimientos como epilepsia, además de que en promedio, un paciente tarda hasta 10 años en ser correctamente diagnosticado.

De acuerdo con el estudio publicado por la revista Science Translational Medicine, una de las más importantes del mundo, este estudio aclara el papel que juega el sistema inmune en la narcolepsia y ofrece pruebas de que el trastorno del sueño es una enfermedad autoinmune de origen genético.

Así pues, del mismo modo como el sistema de salud mexicano desconoce cuántos casos de narcolepsia existen en el país, las autoridades sanitarias ignoran por completo, o al menos omiten los datos, las consecuencias que la vacuna de la influenza tuvo en México y mucho menos tienen conocimiento de cuántos casos de narcolepsia fueron provocados por la misma.

Al día de hoy, se sabe que la vacuna monovalente de la influenza AH1N1 2009 fabricada por Novartis, es causa una gran cantidad de efectos secundarios muy desagradables, tales como Síndrome de Guillain-Barre, Vasculitis, Shock anafiláctico e incluso la MUERTE. Ahora sabemos que uno de sus efectos secundarios es la Narcolepsia.

El temor mundial ocasionado por la pandemia del virus de la influenza AH1N1 en 2009 que se originó en México y que causó la muerte de cientos de personas en todo el mundo, originó esta investigación. Y en respuesta a la pregunta... ¿qué tiene que ver la influenza con la narcolepsia? Podemos decir que debido a las campaña masivas de vacunación, éstas empezaron a ocasionar casos abruptos de narcolepsia en Escandinavia y China en el año 2010.

Intrigados por este fenómeno, los investigadores de Standford analizaron las vacunas contra la influenza usadas en esas regiones y se dieron cuenta que el medicamento llamado Pandemrix ocasionó casos dramáticos, afectando particularmente a niños pequeños que presentaban somnolencia repentina, aumento de peso y dificultades para realizar actividades cotidianas. Los investigadores encontraron que la narcolepsia se produce porque el sistema inmunológico erróneamente destruye las células cerebrales que producen una proteína llamada hipocretina, también conocida como la “proteína de la vigilia”.

De igual manera, los especialistas determinaron que la narcolepsia humana es ocasionada por la pérdida de 70 mil neuronas que producen hipocretina. Este neuropéptido se encarga de promover la vigilia en el organismo, mateniendo despiertos a los individuos.

Así pues, la relación entre la infección AH1N1, vacunación y narcolepsia ofrece información muy interesante sobre las posibles causas de la enfermedad. Las células T del sistema inmunológico preparado para atacar al virus AH1N1, puede ocasionalmente tener una reacción cruzada y de alguna manera provocan la destrucción de las neuronas productoras de hipocretina.

Este hallazgo representa un gran logro por sí mismo, sin embargo, corrobora una hipótesis que diferentes grupos de científicos habían estado buscando: el mimetismo molecular, el Santo Grial de la inmunología, un fenómeno llamado mimetismo molecular que había sido una hipótesis por décadas, pero nunca había sido demostrado en humanos.

El mimetismo molecular es un proceso en el cual el sistema inmune confunde a una proteína del organismo (en este caso, la hipocretina) con una proteína de algún organismo patógeno (en este caso, el virus de la influenza). Para los investigadores, la narcolepsia será un modelo de investigación ya que, a diferencia de otras enfermedades autoinmunes, el proceso se encuentra circunscrito y todos los elementos del rompecabezas podrían ser descubiertos, tales como factores genéticos y ambientales.

Actualmente, las enfermedades autoinmunes afectan a un 5 por ciento de la población mundial, incluyendo diabetes tipo 1, enfermedades intestinales inflamatorias, esclerosis múltiple, enfermedad de Hashimoto, artritis reumatoide, lupus y muchas otras. Así mismo, este hallazgo interesa a distintas compañías farmacéuticas para desarrollar nuevos fármacos que bloquean la acción de la hipocretina para tratar el insomnio, lo que nos lleva al incremento de las utilidades de los grupos farmacéuticos.

Dieta Alcalina, Recupere Su Salud






Enlace México

No hay comentarios:

Publicar un comentario