viernes, 27 de mayo de 2016

Televisa y TV Azteca, Deidades Agonizantes

Servicios de streaming y de paga abrieron una profunda herida en la televisión mexicana que en plena ‘revolución digital’ intenta transformarse para sobrevivir, sin embargo se aferra fuerte a los melodramas.

La televisión tradicional en México y en el mundo se enfrenta a una muerte lenta, a más de tres décadas de su dominio en México, Internet ha roto el yugo impuesto por las empresas Televisa y TV Azteca.

El alto contenido de streaming y la facilidad que ofrecen las redes sociales para compartir información en vivo y en directo no hacen más que abrir la herida.

¿Las razones? Las nuevas generaciones tienen otras necesidades, patrones e intereses que lesionan más no sólo a la televisión, también a los medios convencionales de comunicación.

Un claro ejemplo de esto es TV Azteca, que durante los últimos años perdió más del 40 por ciento de su valor debido a la migración de anunciantes a servicios de streaming o, a la televisión de paga.

A pesar de las cifras escandalosas, en México la tv aún “goza de buena salud”, pero estudios más recientes indican que la tendencia a los servicios de paga sigue a la alza y continuará así.

Según datos proporcionados por la agencia IBOPE AGB, el 95 por ciento de los hogares mexicanos cuenta con televisión y, por triste que perezca, el promedio diario de consumo supera las 8 horas y media.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) lo confirma al dar a conocer que los niños mexicanos son los que más televisión consumen en todo el mundo. Su promedio es de 4 horas con 34 minutos diariamente, mientras que los niños alemanes ocupan el último sitio con apenas una hora y 33 minutos frente al televisor por día.

¿Cuál es la realidad?

Entonces, si los números de la televisión en México son tan positivos, ¿por qué los expertos consideran que está condenada a muerte? Es muy simple, el gran monopolio de la televisión abierta ha dejado paso, y no por gusto, a los medios digitales. “Antes un cantante acudía a una emisión estelar y era visto por millones de telespectadores, al día de hoy, ese mismo cantante tiene que pasar por al menos 20 canales diferentes para poder ser visto por lo mucho uno o 2 millones”, afirma Ignacio Ramonet, especialista en medios y ex director de la revista Le Monde Diplomatique.

John Farrel, director de la plataforma YouTube en América del Sur, estima que para el 2020, el 75 por ciento de los contenidos audiovisuales serán consumidos a través de internet.
Netflix llegó para quedarse

Uno de los golpes más duros a las televisoras locales fue la plataforma Netflix, misma que sigue creciendo día con día, ahora ya no nada más ofrece contenido para adultos sino que se transforma al ritmo de las nuevas generaciones buscando incluir contenidos para todas las edades. Es llamada también “la joya de Netflix en Latinoamérica”, y se afirma en los más recientes estudios de la compañía, que una persona “ahorra” más de 160 horas al año al no ver comerciales.

Con este último dato, lanza una campaña sobre los “beneficios” de contar con el servicio de Netflix.

Pero Televisa es un gigante que no se rinde tan fácil, en plena “revolución digital” intenta transformarse y apuesta por Blim, su plataforma digital, aunque sus contenidos dejan mucho que desear, de acuerdo con las experiencias de algunos de sus usuarios, que hacen mofa y eco en las redes sociales sobre ella.

Ya el tiempo nos demostrará si la vorágine tecnológica termina por devorarse por completo a lo que alguna vez fue el medio de comunicación que reinó en nuestro México.

Influencia de la televisión mexicana

Hasta ahora, la televisión mexicana ha sido pieza clave en el juego democrático de nuestra sociedad. Desde hace años, los partidos han estado postulando a estrellas de la pantalla chica, promoviendo actrices como primeras damas y derrochando fortunas en publicidad televisiva.

Como agradecimiento, las televisoras se han dedicado a ocultar la verdad de la administración pública y a transmitir los “logros” de los personajes políticos a tal grado, que su programación se ha vuelto insípida y es, también por esa razón que los espectadores prefieren otro tipo de contenido.
Telenovelas no morirán (taranovelas)

Televisa se resiste a dejar de lado las telenovelas, el día de ayer se aseguró que éstas se quedarán en sus horarios aún a pesar de las transformaciones y cambios.
“Estamos haciendo experimentos e intentando fórmulas para darle una renovada a fondo (al Canal de las Estrellas) pero hay cosas que no deben cambiar. Nuestro producto estrella es la telenovela, son hábitos que llevan mucho tiempo arraigados (…)”, expresó Mauricio Candarri, vicepresidente de Imagen y Publicidad de Televisa.
También afirmó que “las estrellas seguirán formando parte de la identidad del canal y seguirá basado en el público femenino”.

Una de las cosas que innovarán será el lenguaje, tanto visual como sonoro para adaptarlo más a los millennials, este y otros cambios empezarán a ser notorios a finales del mes de agosto de este año.

Fort Ad Pays, Gana El 120%




Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario