lunes, 23 de mayo de 2016

Estados Unidos recupera sus “patios traseros”, El Golpe de estado en Brasil

Estas últimas semanas, Brasil ha sido protagonista en los medios internacionales, no por sus preparaciones para los inminentes Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, sino por el escándalo de la destitución de su presidenta, Dilma Rousseff, acusada de presuntos delitos de corrupción.

No hace falta decir, que tras la destitución de Dilma Rousseff y su sustitución por Michel Temer, se alcanza a ver la mano de los Estados Unidos y la CIA, en lo que ya ha sido considerado por muchos, como un golpe de estado llevado a cabo con el objetivo de situar al frente del país a alguien afín a los intereses norteamericanos.

Como prueba de eso, es que recientemente se ha revelado que el ahora presidente interino de Brasil, Michel Temer, es su pasado fue informante de los EE.UU., esto según informa Wikileaks.

Sin duda, resulta revelador que la embajadora de Estados Unidos en Brasilia desde 2013, Liliana Ayalde, fue la misma que dirigió la misión diplomática norteamericana en Asunción, Paraguay, hasta unos meses antes del golpe parlamentario sobre el expresidente Fernando Lugo el 22 de junio de 2012.

En unos cables datados en 2006, puede leerse que el “Frank Underwood” brasileño era asiduo de la Embajada norteamericana en Brasilia, que estaba interesada en una ruptura del PMDB con el PT a fin de derrotar a la experiencia lulista (en referencia al presidente Lula Da Silva).
Curiosidades sobre Temer

Paralelamente, se ha sabido que Temer es Masón, tal y como revela la web Subrayado de Uruguay. Temer nació en 1940 en una zona rural de Sao Paulo. Fue el último de ocho hermanos. Sus padres llegaron desde Btaaboura, una aldea de 200 habitantes en el norte de Líbano. En los 70 destacó como abogado y profesor universitario. En 1982 dejó su estudió leyes para asumir el puesto de Procurador General de Sao Paulo. Luego ocupó la Secretaría de Seguridad Pública del estado, que él mismo había recomendado crear.

Como masón, llamó la atención del sistema político porque en aquellos tiempos turbulentos supo negociar con estudiantes y sin techo, que entonces invadían predios y desafiaban a la Policía. Pertenece al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), una fuerza de centro derecha que llevo a cabo un acuerdo electoral en 2010 y rompió con el gobierno este año.

En diciembre, salió de su cómoda estrategia, tal vez como un aviso, y le envió una carta a su jefa, Dilma Rousseff, en la que le reclamaba dejar de ser un “vicepresidente decorativo”. Prefirió hacer pública la carta porque “Las palabras vuelan; los escritos permanecen”.

Aunque su nombre ha sido mencionado por delatores del escándalo de sobornos en la petrolera estatal Petrobras, la fiscalía ha evitado hasta ahora pedir investigarlo como sí hizo con decenas de políticos.

Un detalle que para muchos no pasa desapercibido es que Temer está casado con Marcela Tedeschi Araújo, exMiss San Pablo 42 años menor que él, tiene dos hijos. Temer tiene además tres hijas de su primer matrimonio y un hijo de otra relación.

En referencia a su mujer, Marcela Tedeschi, parece que su? resencia como primera dama estará rodeada por el escándalo, pues mientras la economía experimenta dificultades en las vísperas de los Juegos Olímpicos, la esposa del nuevo presidente, 42 años menor que su marido, es criticada por muchos por sus extravagancias y excesos mientras su país se desliza hacia una profunda crisis económica. Así pues, a pesar de que Brasil entró en recesión, con miles de personas que han perdido sus puestos de trabajo y empresas que han debido cerrar, la esposa del nuevo presidente de Brasil se negó a abandonar su estilo de vida opulento.

Entre las críticas que la señalan, una de ellas sostiene que cuando Michel asumió el cargo como vicepresidente en 2011, exigió una larga lista de reformas valoradas en varios millones de libras antes de acceder a su vivienda para hacer que su pequeño hijo se sintiera como en casa, obviamente, todo pagado con dinero público.
El nuevo gobierno: todas unas “fichitas”

Tras la destitución de Dilma Rousseff, su vicepresidente asumió la jefatura de Estado de Brasil, pero tanto él como su gabinete, ya están acusados de varios delitos.

De los nuevos 23 ministros del gabinete de Michel Temer, siete están procesados o investigados por delitos de corrupción, mientras que 12 recibieron donaciones de empresas vinculadas con el escándalo de lavado de dinero de la estatal Petrobras.

Desde los diputados y senadores que votaron a favor del juicio político contra Dilma Rousseff hasta el nuevo Gobierno, todos están acusados o son sospechosos de haber cometido algún ilícito. Hasta el propio Temer tiene presentado un pedido de “impeachment” ante el Congreso que, por supuesto, no ha avanzado.

Según una investigación publicada por el diario “O Estado Sao Paulo”, 12 ministros que se presentaron a distintos cargos en las elecciones de 2014 fueron financiados en sus campañas por compañías vinculadas a casos de corrupción.

La mayoría de esas empresas tienen a sus dueños, presidentes y altos ejecutivos con condenas de prisión. Por esa razón, los políticos que recibieron esas contribuciones, que provienen de las mayores constructoras nacionales y principales contratistas de Petrobras, son o deberán ser investigados por la Fiscalía.

Entre los investigados está el canciller José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB); y el titular de la Secretaría de Gobierno, Geddel Vieira Lima, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, al que pertenece Temer).

También del PMDB e integrantes de la lista de los 12 son los ministros de Turismo, Henrique Eduardo Alves; de Deportes, Leonardo Picciani; y de Desarrollo Social y Agrario, Osmar Terra.

Por su parte, Ricardo Barros, ministro de Salud, y Blairo Maggi, de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento, ambos del derechista Partido Progresista (PP), también recibieron fondos de la constructoras investigadas. Según reseña el diario argentino Página/12, “el PP fue aliado del Gobierno de Rousseff y es el partido que tiene más integrantes investigados por sus presuntos nexos con los fraudes en la petrolera nacional”.

Asimismo, la Policía Federal investiga de manera formal a tres ministros en el marco de la operación Lava Jato: los ya mencionados titulares de Turismo y de la secretaría de Gobierno y el responsable de Planificación, Romero Jucá, del PMDB. Esta causa abarca el desvió de fondos millonarios de la empresa estatal Petrobras.

Y para terminar de tener una visión clara del tipo de personaje que es Michel Temer y a quién sirve, solo cabe indicar que ha elegido a un israelí como presidente del Banco Central del Brasil. Así es, el israelí Ilán Goldfajn, es el nuevo presidente del Banco Central de Brasil. En el marco de la reestructuración del Gabinete realizada por Michel Temer, Ilán Goldfajn será el responsable del Banco Central de Brasil. Goldfajn se desempeñó previamente como economista en jefe de Itaú, el mayor banco privado de Brasil. Además, ha sido vicegobernador del Banco de Brasil, asesor del Banco Mundial y asesor del Fondo Monetario Internacional.

Goldfajn reemplaza a Alexandre Tombini, quien junto a Ricardo Leyser, ministro de Deportes, fueron los únicos que no resultaron separados de sus cargos por parte de la presidenta Dilma Rousseff cuando disolvió el Gabinete.

Así pues, se dice que entre las prioridades de Temer y sus ministros, estará el tema fiscal y la seguridad social, para lo cual ya hay tecnócratas encargados. Hay algunos grupos técnicos que van a trabajar en esa área, vamos a consolidar todos los estudios que se están haciendo y luego presentarlos en su debido momento.
La cuestión es que el ascenso de Temer ha sido interpretado como un golpe de estado, al puro estilo de “Frank Underwood” en “House of Cards” y varios gobiernos han reaccionado en su contra.
Al respecto, El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, ha tomado la decisión de no reconocer al Gobierno provisional de Brasil, comandado por Michel Temer, ni su investidura como presidente interino. Por este motivo, ha ordenado el retorno de Brasilia de su embajadora, Diana Vanegas. El pasado viernes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, había hecho lo propio al retirar a su embajador.

Rousseff agradeció este lunes la solidaridad de los Gobiernos y organismos de integración de América Latina tras el “impeachment” que la alejó temporalmente de su cargo como presidente.

“Fieles y agradecidos a la solidaridad que estamos recibiendo del mundo entero, nos sentimos más fortalecidos en nuestra disposición de resistir el golpe que se pretende consumar contra nuestra democracia”, escribió la mandataria en su cuenta de Facebook.
La efectiva “mano negra”

La caída de Dilma Rousseff y el ascenso del agente norteamericano Temer, son un ejemplo más de la forma de actuar de Obama. Se debe reconocer que el presidente norteamericano ha resultado ser un esbirro tremendamente efectivo, cumpliendo con los designios de sus amos de las élites.

Alejándose de la forma de actuar psicopática de sus predecesores y de los halcones de Washington, Obama se ha caracterizado por una política mucho más sibilina y sutil. Mediante su forma de actuar, ha conseguido sentar las bases para alcanzar todos aquellos objetivos que las élites quieren conseguir de cara al futuro inmediato.

A nivel interno, entre muchos otros “logros”, Obama ha conseguido impulsar con fuerza el difícil asunto del desarme de la población norteamericana, gracias a una colección de oportunos tiroteos y atentados armados que han servido para respaldar su propaganda. El control de armas en EEUU ( y por lo tanto de su población), está a la vuelta de la esquina.

Por otro lado, ha conseguido que desapareciera esa piedra en el zapato llamada Hugo Chávez, que se dice probablemente fue asesinado por efectivos de Washington; tras ello ha desactivado el problema cubano y ahora acomete el derribo de todos aquellos gobiernos incómodos con el dominio norteamericano: primero el de Argentina, ahora el de Brasil y de forma inminente el de Venezuela y probablemente, en un futuro no muy lejano, Bolivia y Ecuador.

Parece que Obama habrá recuperado el control del patio trasero de Estados Unidos sin pegar un solo tiro y tan solo a base de ataques económicos y golpes de estado incruentos, propios de la actual guerra híbrida.

En Oriente Medio ha realizado la anunciada traición a Arabia Saudita, impulsando el acuerdo nuclear con Irán. La calificamos como “traición anunciada” puesto que ya en el año 2012, el capellán Lindsey Williams, un personaje conspirativo que parecía tener muy poca credibilidad, anunció que las élites habían planeado traicionar a Arabia Saudita y retirarle su apoyo. Pues bien, lo que en aquel momento parecía un disparate, se ha confirmado como una realidad

Solo hace falta ver el giro en la política norteamericana bajo el mandato Obama y la creciente campaña en los medios occidentales contra del régimen Saudí, para ver que efectivamente y de forma paulatina, se está consumando la traición occidental hacia los que hasta ahora eran unos aliados a los que se toleraban todo tipo de horrendas violaciones de los derechos humanos y promoción del terrorismo internacional.

Pero sobre todo, Obama ha servido a sus amos a través de los acuerdos TPP, TTIP y CETA, la auténtica piedra angular para el cambio de paradigma mundial que se avecina. Si algún día las élites que están tratando de impulsar este Nuevo Orden Mundial consiguen sus objetivos, sin duda se lo deberán a un Barack Obama que habrá sabido alejarse de la política enloquecida de los halcones de Washington y sus arrebatos psicóticos tipo 11-S y guerra de Irak.

Así pues, los detractores del sistema norteamericano caen uno a uno inclinando la balanza a favor de occidente. Sin embargo, tendremos que esperar la reacción de su contraparte: Rusia y China.

Cada Día es Día de Pago




Enlace México

No hay comentarios:

Publicar un comentario