jueves, 26 de mayo de 2016

Accidentes eléctricos

La mayoría de accidentes eléctricos se dan en el medio laboral y en el hogar, muchos se producen por negligencias o falta de atención al usar la maquinaria. Conocer sus causas ayuda a evitar descargas indeseadas.

Accidentes eléctricos

La electrocución se produce cuando a causa de una descarga eléctrica, la persona sufre una parada cardiorrespiratoria, llegando en la mayoría de los casos a producir la muerte.

Sin embargo, no todos los accidentes eléctricos llevan a la muerte, por lo que aquellos que provocan lesiones sin llegar a detener el corazón se llaman accidentes por electrización.

La electricidad hace que los músculos del cuerpo se contraigan de manera brusca y descontrolada. El daño que provoque estará determinado por:
1. La intensidad de la descarga: una pequeña descarga de baja intensidad no provocará lesiones muy graves, solo sensación de hormigueo u adormecimiento.

2. La forma en que la electricidad recorre el cuerpo: si pasa la corriente directamente por órganos vitales o por las extremidades.

3. La rapidez en la asistencia: a mayor rapidez y eficacia, mayores probabilidades de salvar a la víctima con menos secuelas.
Cómo afecta una descarga eléctrica al cuerpo

El cuerpo humano, al componerse en su mayor parte de agua, es muy buen conductor de la electricidad. Por eso cuando una persona entra en contacto con ella, la descarga viajará desde el punto de contacto, habitualmente la mano, atravesará el cuerpo hasta salir por otro punto que esté en contacto con el suelo, como un pie. Durante este recorrido la electricidad afectará a la piel, a los órganos, vasos sanguíneos, nervios, etcétera.

El punto de entrada presentará lesiones de quemaduras graves que pueden llegar hasta el hueso. En el punto de salida se encontrarán quemaduras generalmente de menor gravedad.
Causas de electrocución o accidente eléctrico

Los accidentes eléctricos se pueden dar en cualquier entorno donde existan aparatos eléctricos o cables. La mayoría de accidentes por electrización se dan en el medio laboral y en el hogar, y muchos de ellos se producen por negligencias o falta de atención al usar la maquinaria en cuestión.

Conocer las causas de electrocución o accidente eléctrico y tenerlas en cuenta ayuda a evitar este tipo de problemas:
1. Contacto accidental con cables desprotegidos o rotos que estén al alcance.
2. Manejo de aparatos eléctricos defectuosos.
3. Manipulación de tomas de corriente sin tener conocimientos de electricidad.
4. Líneas de alto voltaje: en el caso de estas líneas no hace falta un contacto directo para que se produzca una electrización, sino que al tener tanto voltaje saltan chispas que pueden provocar un arco voltaico sin que necesariamente se estén tocando los cables.

5. Relámpagos.
6. Accidentes en el trabajo por descontrol de maquinarias.

7. Accidentes por negligencias e imprudencias en el puesto de trabajo. No realizar los procedimientos según el protocolo diseñado, mal uso de protecciones…

8. En el caso de niños pequeños, pueden meter objetos en las tomas de corriente o morder y romper cables.
Síntomas de un accidente eléctrico

La gravedad del accidente eléctrico y los signos y síntomas que provoque dependen principalmente de la intensidad de la corriente. Para poder observar las diferencias se van a dividir en tres niveles: 

1. Corrientes bajas (de 1 a 10 mA o miliamperios): con 1 mA de intensidad solo se produce un hormigueo en la zona de contacto, pero corrientes de hasta 10 mA pueden provocar contracciones en los músculos que el afectado no puede controlar, por ejemplo, que la mano quede cerrada y no se pueda abrir.

2. Corrientes intermedias (entre 40 – 50 mA): esta intensidad hace que se descontrolen músculos importantes como los que intervienen en la respiración o el latido cardíaco. Si el contacto se alarga, el accidentado no podrá respirar con normalidad y se producirá una asfixia, o bien entrará en paro cardíaco. Las lesiones se presentan en la zona de contacto como quemaduras, con la zona muy enrojecida e insensibilidad, pudiendo llegar a afectar a los músculos.

3. Corrientes altas (más de 100 mA): aunque el contacto sea breve, afecta directamente al músculo cardíaco, impidiendo que el latido sea rítmico y haciendo que el corazón no bombee sangre correctamente, y provocando en poco tiempo la parada cardiorrespiratoria. Las lesiones serán quemaduras muy graves, llegando incluso hasta el hueso.
¿Qué hacer en caso de accidente por electrización?

En caso de accidente eléctrico la persona que auxilia debe tener muy claro que bajo ningún concepto debe tocar directamente a la víctima que está sufriendo una electrización, pues es seguro que la corriente le pasará también, habiendo entonces una víctima más.

Si se siguen unos pasos determinados asegurará una protección hacia sí mismo y una alta probabilidad de salvar a la víctima:
1. En primer lugar, llamar a los servicios de emergencias. Proporcionar datos claros y concisos sobre el lugar y las causas de la electrización, y detalles que se consideren importantes.

2. No tocar a la persona hasta verificar con seguridad que no está en contacto con ninguna fuente eléctrica.

3. Si está en contacto, buscar la manera de cortar la corriente. Puede ser un interruptor o puede ser que haya que cortar el cable, en cuyo caso se hará con una herramienta bien aislada y con los debidos protectores y aislantes. 

4. Asegurarse de no llevar prendas mojadas y de estar pisando charcos o suelo mojado.

5. En caso de no encontrar la manera de cortar la corriente, se utilizará un objeto de madera, plástico (una silla, un palo…) o cualquier elemento no conductor de la electricidad para separar a la víctima.

6. Si es una línea de alto voltaje, no acercarse a más de seis metros mientras exista corriente eléctrica. Intentar cortar el flujo de electricidad y solo entonces acercarse.

7. Una vez separada de la corriente y asegurada la víctima, evitar en la medida de lo posible moverla, sobre todo el cuello y la cabeza, pues podría tener alguna lesión vertebral.

8. Comprobar su grado de conciencia y respiración. En caso de que no respire, proceder a realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar. Si respira, es preferible no mover a la víctima y vigilarla constantemente, comprobando su respiración cada 2-4 minutos, ya que podría entrar en parada cardiorrespiratoria.

9. Si la víctima está inconsciente, taparla con mantas o abrigos y elevar sus piernas.

10. Tratar las quemaduras con agua o suero fisiológico para limpiarlas, y taparlas con gasas estériles o paños limpios.
Qué no hacer en caso de accidente eléctrico

Los accidentes por electrización son muy peligrosos, tanto para la víctima como para la persona que auxilia, por eso es muy importante que todo el mundo conozca las precauciones necesarias a seguir y qué no se debe hacer en caso de accidente eléctrico:

  • Nunca acercarse más de seis metros a la persona que está sufriendo un accidente eléctrico provocado por una línea de alto voltaje.
  • Nunca tocar a la persona si sigue en contacto con la electricidad, y mucho menos con las manos desnudas.
  • No aplicar pomadas, hielo, vendajes o ungüentos a las quemaduras. Solo agua o suero y paños o gasas limpias.
  • No mover a la persona después de detener la electricidad a menos que sea estrictamente necesario, como por ejemplo si hay riesgo de incendios o de explosión.
  • No retirar piel muerta de las quemaduras, así como las ampollas, si la persona afectada las presenta.
  • No abandonar nunca a la víctima hasta la llegada de los profesionales sanitarios.
Prevención de accidentes eléctricos

La mayoría de los accidentes eléctricos se pueden prevenir, tanto en el hogar como en el puesto de trabajo, para ello no está de más saber cómo funciona la electricidad para evitarlos. Siguiendo algunos consejos será más fácil tener un hogar libre de accidentes de este tipo:
  • No tener cables desprotegidos y a la vista o al alcance de los niños.
  • Evitar el uso de aparatos eléctricos mientras se está mojado, en la bañera, ducha, piscina… secarse bien las manos antes de manipular estos aparatos.
  • Seguir las instrucciones de seguridad de los electrodomésticos y herramientas eléctricas del hogar.
  • Proteger las tomas de corriente de los niños con tapaderas de plástico.
  • Enseñar a los más pequeños los peligros de la electricidad. Los niños no deben tocar objetos eléctricos si están descalzos o mojados.
  • Asegurarse de que los cables con corriente no puedan tocarse por accidente, ponerles cinta aislante y guardarlos o protegerlos.
  • A la hora de arreglar un aparato eléctrico asegurarse de desconectarlo antes de la corriente. Protegerse si se van a manipular enchufes o cableado eléctrico con guantes de goma, zapatos con suelas de goma y utilizar herramientas homologadas con puño de plástico.
  • Al desconectar un enchufe no tirar del cable, sino del cabezal de plástico.
  • Evitar la sobrecarga en los enchufes utilizando ladrones eléctricos múltiples.
  • Respetar las señalizaciones que anuncian peligro por fuentes de electricidad.
  • Después de una fuerte tormenta no acercarse a postes de luz rotos y cables caídos.
Genera Tu Propia Electricidad Y Ahorra Dinero




Webconsultas

No hay comentarios:

Publicar un comentario