lunes, 9 de mayo de 2016

13 municipios en riesgo de enfermedades por intensificación de fracking en la región Tampico-Misantla

El estudio La fracturación hidráulica en la sierra norte de Puebla: una amenaza real para las comunidades, elaborado por Fundar y la Alianza Mexicana contra el Fracking señala los riesgos de explotar gas de la zona petrolera Tampico-Misantla a través de la técnica de inyección hidráulica en la tierra denominada Fracking.

Esta región es la segunda del país en prioridad para explotar hidrocarburos en yacimientos de lutitas pero pone en riesgo territorios indígenas y campesinos repartidos en 13 municipios poblanos que se encuentran en la cuenca Tampico-Misantla.

Esta actividad, -indica el estudio-, se encuentra rodeada de opacidad y no hay mecanismos de participación efectivos, ya que los habitantes de la región no fueron informados directamente por el gobierno sobre estas actividades y por ende las personas no fueron tomadas en cuenta para la toma de decisiones sobre estos proyectos.

En el estudio se describe lo invasiva que puede ser la inyección de agua con químicos en la tierra para la extracción de gas. Fracking es una técnica que consiste en perforar para hacer pozos en los que se introducen alrededor de 750 productos químicos altamente tóxicos mezclados con agua, con el fin de extraer los hidrocarburos. Se trata de químicos, apunta, que pueden causar enfermedades como cáncer y daños en los sistemas endócrino y nervioso.

“Al menos cinco cuencas hidrográficas de la Sierra se verán afectadas, con impactos también en otras regiones. Debido a la extensión territorial que conlleva esta actividad, es incompatible con la agricultura, la ganadería y los modos de vida y supervivencia de los pueblos totonaco, nahua, otomí y tepehua, así como las comunidades campesinas de la Sierra”.



Clixsense Únete Ahora





Revoluciontrespuntocero

No hay comentarios:

Publicar un comentario