lunes, 4 de abril de 2016

Vitamina K o cómo acabar con las ojeras

La vitamina K es una sustancia poco conocida pero fundamental para mantener una buena salud, borrar las ojeras, disimular el cansancio y evitar las hemorragias.

La vitamina K, también conocida como vitamina antihemorrágica, interviene en los procesos de coagulación de la sangre y contribuye a la salud cardiovascular ya que mantiene la elasticidad de las venas y las arterias. Existen dos tipos: K1 (presente en las verduras de hoja verde y utilizada en cosmética) y K2 (sintetizada en el intestino).

La vitamina K descongestiona y disminuye la pigmentación o hemosiderina de las ojeras y hematomas producida por el acúmulo de sangre cuando hay más hierro del necesario en el cuerpo. Por tanto, esta vitamina se utiliza en dermocosmética para borrar las ojeras, el enrojecimiento facial y los hematomas que la cirugía estética deja en el rostro.

La vitamina K1 se suele comercializar en forma de serum para aplicarlo alrededor del ojo y en gel o crema para la cara. El tratamiento para borrar los hematomas puede durar desde una semana a varios meses. Los especialistas aseguran que las cremas o productos que contienen vitamina K1 que se comercializan actualmente son seguros, incluso para aquellas personas que toman fármacos anticoagulantes porque tienen una muy baja concentración de vitamina K ,por lo que es casi imposible que causen problemas relacionados con la coagulación en el organismo.

La cantidad diaria recomendada de vitamina K en España es de 75 microgramos y puede obtenerse naturalmente gracias a una alimentación variada y equilibrada. Esta vitamina está presente en mayor cantidad en el aceite de oliva y soja, la mantequilla, la margarina, los piñones, el kiwi, la leche y las hortalizas de color verde oscuro como las espinacas, la lechuga romana, el brócoli, las endivias, la col rizada o el perejil.

Tratamiento Natural Para El Insomnio





CCM

No hay comentarios:

Publicar un comentario