lunes, 11 de abril de 2016

Qué ocurre cuando te muerdes las uñas

Además del perjuicio estético, morderse las uñas produce daños en la boca y el intestino.

Morderse las uñas es una mala costumbre particularmente extendida en la población infantil y los adolescentes que causa heridas en los dedos, fracturas en los dientes e inflamación de las encías, además de favorecer el contagio de parásitos intestinales.


El hábito de morderse las uñas, denominado onicofagia, produce no solo alteraciones en la anatomía de la uña, que se vuelve más ancha y más corta, sino también pequeñas heridas alrededor de ellas, así como lesiones en el lecho ungueal (tejido sobre el que asientan las uñas) e incluso hemorragias que provocan la caída de la propia uña. Además, estas lesiones pueden infectarse por bacterias y virus o contagiarse con herpes, afirma Anna Medvedeva, médico de familia, según informa El País.

Asimismo, la suciedad que se acumula debajo de las uñas llega a la boca y alcanza el intestino, contagiándolo con parásitos intestinales. Los especialistas aseguran que existen hasta once clases distintas de estos parásitos. El oxiuro, una lombriz blanca y muy delgada, es uno de los más frecuentes.

La onicofagia también perjudica la salud de la boca. Desgasta los dientes y en los casos más severos provoca microfracturas de los bordes, particularmente en los incisivos superiores e inferiores, ademas de lesionar o inflamar las encías (gingivitis) y desencadenar trastornos de la mandíbula que causan dolor y ruidos al morder.

Tratamiento Natural Para La Ansiedad





CCM

No hay comentarios:

Publicar un comentario