miércoles, 6 de abril de 2016

Los ‘famosos’ quieren gobernar

Una actriz de narcopelículas, un cantante country, un exbaladista y hasta una chica exBigBrother robarán cámara junto con los candidatos independientes en las elecciones de este año que iniciaron este fin de semana. El síndrome Cuauhtémoc Blanco, pues.

Olvídense del payaso “Lagrimita” que no pudo llegar a la boleta electoral el año pasado para ser alcalde de Guadalajara; o de Carlos Villagrán –quien personificaba a “Quico” en la serie El Chavo del Ocho- que finalmente no aceptó la postulación para competir por la gubernatura de Querétaro.

Eso quedó en el pasado. Lo de este 2016 serán los contrastes.

Por un lado, artistas de la farándula y los shows de televisión buscan brillar en la política y ganar votos para los partidos que los cobijarán en esta elección.

Por otro, ciudadanos independientes tratarán de conquistar un cargo público; algunos de ellos, con un pasado cercano a los partidos políticos y en otros con una carrera en su área.

En el proceso electoral de 2016, cuyas campañas comenzaron este fin de semana en su gran mayoría, estrellas de la televisión y la radio pisarán los templetes instalados en las plazas públicas para llevar su propuesta.

Algunos ya son reincidentes; buscaron un puesto de elección popular y aunque no tuvieron éxito, han decidido participar una vez más en un proceso electoral.

Sucede así con Francisco Xavier Berganza, quien en los años 80 era un popular cantante de música romántica y era conocido por su nombre de pila.

Originario de Hidalgo, Francisco Xavier desapareció de la escena pública luego de tener algunos éxitos musicales; pero volvió a aparecer ahora en el escenario político.

En 1997 fue electo diputado federal por el PAN. En 1999 fue candidato a la gubernatura de su estado por el albiazul; fue vencido por Manuel Ángel Núñez Soto.

Increíblemente, en esa elección Francisco Xavier quedó en segundo lugar de las preferencias electorales; 17 puntos más arriba que el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, quien compitió por el PRD.

Más adelante, el escandalo persiguió al político, pues renunció al PAN y se unió a la fallida campaña de Francisco Labastida Ochoa.

Luego se le involucró en un delito: una mujer lo acusó de violación y se libró una orden de aprehensión en su contra. Consiguió un amparo y evitó ir a prisión.

Volvió en el 2006 convertido en senador de la República, luego de que tuvo múltiples acercamientos con el entonces partido Convergencia, de Dante Delgado –partido del que fue presidente en Hidalgo-. Ganó la elección de mayoría a la Cámara alta, en donde estuvo hasta el 2012.

Este año, Francisco Xavier había expresado su intención de contender por la gubernatura por la vía independiente. Sin embargo, en el último minuto –literalmente- en que podía ingresar su solicitud, decidió no hacerlo.

Tras varios días de negociaciones con el PAN, este partido decidió proponerle que fuera su candidato a la gubernatura, hecho que se concretó.

En el primer minuto del viernes pasado, Francisco Xavier comenzó su campaña en Tula, Hidalgo. Su principal oponente es Omar Fayad, del PRI, que indirectamente también está relacionado al mundo de la farándula, pues su esposa es la actriz de telenovelas, Victoria Ruffo.

Otro caso de reincidencia es el de Claudia Casas, una actriz de películas con temas del narcotráfico, quien busca una vez más ser diputada local de su distrito en Tijuana, Baja California.

Además de su carrera como actriz de los llamados “homevideos”, donde se le ve lo mismo tomando bebidas alcohólicas con ellos que ultimándolos a balazos, Casas se desarrollaba como modelo e instructora deportiva y buscaba alcanzar un puesto de elección popular.

En el 2013, Casas trató de conseguir una diputación local por Movimiento Ciudadano. Aunque había ganado la elección por la vía plurinominal, en el partido se la retiraron.

Dos años después, Claudia Casas buscó por el Partido Encuentro Social (PES) una diputación federal. Ahora, nuevamente por ese instituto político, busca llegar de nuevo al congreso local. 
Al ruedo político por primera vez

En Zacatecas, Marco Antonio Flores Sánchez, vocalista de la Banda Jerez –un grupo popular de música sinaloense- es el candidato a gobernador por el PES.

Aunque en un principio tuvo sus dudas para participar, Flores Sánchez decidió hacerlo y combinar la campaña política con sus conciertos.

Es la primera vez que el cantante se involucra con la política; y así lo dejó ver hace unos días, cuando acudió a registrarse como candidato, ante la autoridad electoral.

En un pequeño mitin que organizó a la salida de su registro, Flores quiso agradecer a quienes lo acompañaban y cometió un error que arrancó las carcajadas de los presentes.

“Muchas gracias al INE, al IEZZ… ¿cómo se llama esta madre?”, soltó el cantante, ante las risas de todos.

En alguna entrevista radiofónica, semanas atrás, Flores afirmó que aunque él sí quería entrar como candidato, su esposa no lo dejaba por lo peligroso del asunto.

Donde también habrá un candidato de la farándula es en Chihuahua, donde Eduardo Gameros, vocalista de Caballo Dorado, un grupo mexicano de música country, es candidato a la diputación local por el distrito 16.

Lejano quedó el tiempo en que Gameros pedía que no le rompieran más su pobre corazón, y ahora irá por las calles de su distrito portando un sombrero vaquero, como es su costumbre, y bailando los pasos que lo hicieron famoso, para ganar votos para su partido.

Contenderá cobijado por Movimiento Ciudadano; la cabecera de su distrito es la ciudad de Chihuahua, capital del estado.

En Tamaulipas también habrá una candidata que promete dar de qué hablar con su postulación.

Se trata de Sandra del Carmen Casar -“Shira”, como es conocida- quien participó en la edición más reciente del programa Big Brother.

De formación profesional como psicóloga, “Shira” tuvo algunos altercados con sus compañeras en la casa de Big Brother.

Cerveza Casera





Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario