jueves, 21 de abril de 2016

El tiempo de las drogas legales

El Gobierno Federal reforzará hoy la nueva estrategia con la que pretende elevar la cantidad permitida de estupefacientes para portar por persona y la legalización de la mariguana con fines médicos.

México ya tuvo un periodo de legalización de las drogas en los años 40. Todo indica que viene otro. La postura del presidente Enrique Peña Nieto ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acelera la conclusión de un debate que exige cambios estratégicos en la portación de drogas como la marihuana y disminución de las penas para quienes la portan.

El Gobierno Federal anunciará hoy que se harán los cambios necesarios para estar en sintonía con el llamado de México en las Naciones Unidas.

Se busca elevar de 5 a 25 gramos la cantidad permitida para portar por persona y la legalización de esta yerba para usos medicinales.

La política contra el tráfico de drogas ha dejado un saldo mortal estimado al menos en 40 mil muertos tras el sexenio del presidente Felipe Calderón.

Hoy los mismos panistas reconocen que el viraje en la estrategia política puede ser una salida.

La violencia, la inseguridad, el poder de financiamiento y corrupción de los criminales “está asociado a la existencia de un mercado negro muy importante en materia de drogas”, reconoció ayer el jefe del Senado mexicano, Roberto Gil Zuarth.

En lo referente a delitos contra la salud en el ámbito federal lo que más se persigue es el consumo. En 2015 las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) refiere que la mitad de las averiguaciones previas iniciadas ese año están relacionadas con posesión, y en este rubro también se incluye consumo.

En 2015 se iniciaron 8 mil 689 averiguaciones previas relacionadas con delitos contra la salud, de ellas 51.5 por ciento son por posesión, le sigue el comercio, con 11.2 y el transporte, con 9.72 por ciento.

Por tráfico se reportan 488 averiguaciones previas, le siguen 77 procesos previos en 2015, que representan 0.88 por ciento y 35 indagatorias por suministro, de acuerdo con el “Reporte de incidencia delictiva del fuero federal por entidad federativa” más actualizado.

En la presentación del decálogo para México que será anunciado por el presidente, se prevé que se conceda la reducción de penas e indultos para los presos que purgan condenas por posesión. Ello, a decir del vicecoordinador del PRI en San Lázaro, Jorge Carlos Ramírez Marín, permitiría sacar de la cárcel a personas que lo están por ser consumidoras.

Agregó que se deberán revisar las cantidades que la legislación mexicana señala para que pueda ser considerado para uso personal “con la finalidad de alinearla con estándares internacionales”.

Recordó que la iniciativa que presentó el senador del PAN Roberto Gil Zuarth busca el indulto para las personas encarceladas por ser consumidoras.

El Ejecutivo planteará el decálogo que llevó a la ONU con una política que se prevé más alentadora y con mayor sentido social, en principio con su propuesta de permitir el uso de la mariguana con fines médicos y científicos, y elevar la cantidad de posesión para uso personal, a fin de evitar la criminalización de los consumidores, que hoy abarrotan las prisiones del país.
“Lo importante es dejar de criminalizar a quienes son consumidores y que no tienen un problema serio de adicción por una parte y por la otra, asegurar que podamos emprender una campaña de educación y prevención, particularmente”, afirmó ayer el secretario de Salud, José Narro Robles.
Señaló que la estrategia federal estará encaminada incluso en favorecer la investigación para obtener medicamentos derivados de la marihuana y “podamos también en la investigación sobre usos que pudieran tener sobre la producción nacional, incluso de medicamentos a partir de derivados de la marihuana”.

Narro Robles mostró la nueva postura sobre el prohibicionismo.

Hasta el momento el PRI en el Congreso federal ya tiene una iniciativa en el sentido de permitir el uso de la mariguana con fines médicos que fue presentada por la senadora Cristina Díaz. 
Sólo medicinal e importada

La iniciativa de la senadora Cristina Díaz Salazar plantea la reforma en dos artículos de la Ley General de Salud para permitir el uso de la marihuana solo con fines terapéuticos, aunque descarta la producción de medicamentos de derivados de la yerba en el país.

El documento describe que la penalización de las drogas se endureció a principios del siglo XX en el mundo.

“La marihuana a principios del siglo XX era consumida en Estados Unidos mayoritariamente por minorías étnicas. En ese entonces, existían dos rutas de entrada: una, a través de la ola de mexicanos que llegó al suroeste del país en busca de trabajo y que fumaban marihuana para relajarse tras una dura jornada de trabajo en el campo, y la otra por el puerto de Nueva Orléans, traída desde los países caribeños y consumida principalmente por músicos de jazz”, dice el documento.

“Las autoridades consideraban a los consumidores de drogas como una amenaza que debía estar tras las rejas. Además, aprovechando el contexto de la Guerra Fría el gobierno inventó una conspiración: los países comunistas trataban de drogar a los estadounidenses. De esta forma, se aprobó en 1951 la Ley Boggs que endurecía gravemente las penas por posesión de cannabis. Poco después, se aprobó la Ley de Control de Narcóticos de 1956. Era la ley federal de Estados Unidos más dura de todas las promulgadas en esa materia, poniendo al cannabis en la misma categoría que la heroína”, refiere la iniciativa.

Ello derivó en un fenómeno de violencia y no se pueden dejar a un lado las dificultades que las sociedades contemporáneas enfrentan como consecuencia del crimen organizado, en donde el narcotráfico se ha consolidado como la actividad principal en el ámbito global, se lee en la propuesta.

Cómo Dejar De Fumar Marihuana





Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario