martes, 19 de abril de 2016

Brasil, A Río revuelto

A los problemas de contaminación, falta de interés en los eventos y amenazas de virus, se suman cambios de gobierno en la sede olímpica, los cuales aumentan la incertidumbre de los atletas

Río de Janeiro comienza a vivir el lado oscuro de ser una sede olímpica.

Los problemas extradeportivos se siguen sumando para la ciudad brasileña que el próximo 5 de agosto albergará la edición 31 de los Juegos Olímpicos de Verano.

El escándalo de corrupción conocido como “Impeachment”, que amenaza la continuidad de Dilma Rousseff al frente de la presidencia del Brasil, se sumó a la larga lista de adversidades en la plaza anfitriona de los Juegos.

Esta cuestión política, que en teoría no debería causarle conflicto a la máxima fiesta del deporte mundial, sí ha puesto nerviosas a las autoridades de los Juegos.

El Comité Olímpico Internacional (COI) decidió intervenir de facto desde este lunes en la organización de los Juegos Olímpicos de Río 2016, emulando lo que hiciera la FIFA hiciera en el pasado Mundial de Sudáfrica 2010.

Si bien el COI afirmó que el posible juicio político de la presidenta brasileña Dilma Rousseff no debería afectar los preparativos para los Juegos, sí decidió intervenir debido a la manera en la que ha cambiado la situación.

Al COI le inquieta la percepción que el mundo pueda tener ahora de Brasil, que ha sido noticia internacional por las cada vez más constantes protestas, los casos del virus Zika y la corrupción, que le puede costar el puesto a la presidenta Rousseff.

Según se dio a conocer en diferentes medios, Gilbert Felli, director ejecutivo del COI para los Juegos vive en la sede Olímpica.

Así puede reaccionar rápidamente a las medidas que le planteó un gobierno como el de Rousseff, que puso nerviosa a la gente del COI después de haber despedido a Aldo Rebelo como Ministro de Deportes, poniendo en su lugar a George Hilton, un inexperto pastor evangélico que renunció meses después.

El actual ministro es Ricardo Leyser, quien si bien sí sabe de Deportes, estará a expensas de lo que pueda decidir Michel Temer, actual vicepresidente brasileño y quien relevaría en su cargo a Rousseff.

Panorama muy poco alentador

Las cosas lucen complicadas para la ciudad organizadora, y es que cuando faltan cuatro meses para que inicie el evento, según cifras oficiales no se ha logrado vender más del 50 por ciento de los boletos para las competencias.

Esta es una de las principales preocupaciones del COI, tomando en cuenta que en las anteriores ediciones de los Juegos, las entradas para cualquier evento solían agotarse con mucha anticipación.

Y para los Juegos Paralímpicos las cosas son peores. Sólo se ha vendido el 10 por ciento de las entradas, ante esta situación y para evitar estadios vacíos, los políticos compraron con cargo al erario público miles de boletos para regalarlos entre la población, que ha demostrado tener otras cosas en qué pensar, como la grave crisis económica por la que atraviesa el país y la cuestión de la inseguridad. 
PROBLEMAS OLÍMPICOS

Estas son algunas de las principales diicultades que ha encarado Río de Janeiro

Baja venta

Hasta el momento, la venta de boletos para diferentes disciplinas en los Juegos Olímpicos de Rio estaría rebasando el 50 por ciento. En el caso de los Juegos Paralímpicos, se habría vendido solo el 10 por ciento de las entradas.

Virus Zika

Brasil es uno de los países que ha presentado mayor número de casos del virus del Zika, el cual causaría microcefalia en recién nacidos. Esto también preocupa a los atletas.

Protestas

Cada vez es mayor el número de protestas ciudadanas en las que se reprueba el gasto realizado por el Gobierno. La sociedad brasileña encara una elevada inflación, una alta tasa de desempleo y el aumento de la deuda pública.

Agua contaminada

A finales del año pasado, la agencia de noticias AP dio a conocer una investigación en la que se demostraba que el agua en la que se realizarán competencias como Vela y Remo, está contaminada. Esto causó inquietud en los atletas de diferentes países que participarán en estos eventos.

Corrupción

El gobierno brasileño y la presidenta Dilma Rousseff son señalados por una serie de acusaciones por corrupción en su campaña.

Cómo Registrarse En Traffic Monsoon




Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario