viernes, 4 de marzo de 2016

La religión Illuminati del Nuevo Orden Mundial

Nicholas Hagger, autor norteamericano de The Sindícate (El sindicato), cuenta que según las leyendas, Lucifer, el ángel Satanael, fue el hijo primogénito de Dios (Cristo habría sido su segundo hijo). Aunque Lucifer tenía gran poder quiso ser aún más poderoso que su padre e intentó desplazarle para ser el gobernador del Cielo y la Tierra.

El arcángel Miguel le arrojó al abismo y mientras caía, una esmeralda se despegó de su corona y cayó en las montañas del Hindu Kush. Los seguidores de Lucifer tienen una visión dual del universo y trabajan por un gobierno global único controlado por su Señor.

Los Illuminati consideran a los Estados Unidos de Europa, que según ellos serán establecidos antes de 2017, como el trono del Anticristo. Se dice que la nueva Europa contará con 111 regiones, cada una con 6 distritos, totalizando 666 circunscripciones. El número 666 se conoce como el número de la Bestia, curiosamente el nombre de un ordenador central en Bélgica donde se archiva toda la informaciónde los ciudadanos de Europa. 

Este enorme ordenador está ubicado en un edificio de tres plantas y tiene la capacidad de guardar los números –todos con el prefijo 666– de la población global. Como dice Hagger, el uso reiterado de números satánicos en organismos de la Unión Europea no puede ser una casualidad. 
Póster de la UE con estrellas de cinco puntas invertidas(Torre de Babel moderna).

Las doce estrellas doradas de la bandera azul de Europa también son de inspiración satánica. La bandera fue estrenada en París el 14 de julio de 1989, fecha en que se conmemoraba el doscientos aniversario de la Revolución Francesa. El modelo del diseño se parece al de la medalla milagrosa de la Virgen María, acuñada en 1832 y que representa la corona de María, Reina del Cielo. Este símbolo está reflejado en el diseño de la efigie bañada con los rayos del Sol, pisando la Luna y con una corona de doce estrellas (Apocalipsis 12:1).

Según Hagger el mensaje oculto en la bandera europea es que la Reina del Cielo es un símbolo alrededor del cual se puede unir a una Europa principalmente católica. Ese mismo día de julio también salió a la luz un póster con un dibujo de la Torre de Babel incompleta bajo doce estrellas. El póster transmite que ya se puede terminar la torre a pesar de la confusión de lenguas. Por tanto, su terminación sería una rebelión contra Dios. Las estrellas del póster están invertidas y representan a la Cabra de Mendes, es decir, Satanás.

De las últimas líneas resulta que la Reina del Cielo no es la Virgen María, sino la Reina Semiramis, la esposa de Nimrod que introdujo la prostitución sagrada a Babilonia y fue conocida como la Gran Prostituta. 
Estatua de la Libertad en Nueva York

En otras palabras, las doce estrellas de la bandera de la Unión Europea no tienen nada que ver con el número de países, sino que representan la corona de Semiramis: la novia y reina de Satanás. Es Semiramis la que está retratada en la estatua de Libertad, un regalo de los masones libres de París a sus correligionarios de Nueva York. Su antorcha representa los conocimientos de los Illuminati.

Para los masones, Babilonia tiene un significado especial, ya que durante el reino de Nimrod se unió la humanidad, simbolizada en la Torre de Babel. Se conoce de varias fuentes que las sociedades secretas detrás del Nuevo Orden Mundial han intentado controlar las ruinas babilónicas, origen de la Prostituta de Babilonia y la Torre de Babel, así como las ruinas sumerias del Ziggurat de Ur, el lugar de nacimiento de Abraham, construido 4.000 años antes de Cristo. Hagger se pregunta si el verdadero interés de los aliados en Irak no fue tanto el petróleo, sino sus tesoros ocultos.


http://bit.ly/fortapays



1 comentario: