domingo, 20 de marzo de 2016

La columna de Gerardo Esquivel y Salinas Pliego

De los columnistas de El Universal, por estos días me han llamado la atención de lector: Elisa Alanís con su trabajo: Enrique Peña quiere-Iguala sin Ayotzinapa, que no tiene desperdicio. Y el periodista Gerardo Esquivel, siempre incisivo y al grano, ahora con su análisis certero y crítico, titulado: Salinas Pliego no es Messi (ambos del 26/II/16), referente al texto que el empresario millonario Ricardo Salinas Pliego publica en El Financiero.

Con su TV-Azteca en decadencia económica y programática, descendiente y beneficiario de los comercios “Salinas y Rocha”, en cuya familia estallaron dimes y diretes cuando el reparto de la fortuna, y donde él se llevó la mejor parte, Ricardo Salinas presume de inteligente como el futbolista Messi, y alega en el texto que firma y a la mejor le escriben sus asesores, que ser multimillonario no es tener una riqueza perversa, porque por “naturaleza” existe la desigualdad y no hay porqué atacarla ni criticarla, sino elogiarla.

Y es que el millonario Salinas Pliego (con su concesión en el Senado para su hija senadora), se alarma asegurando que la crítica antiempresarial puede… “conducir a los países el socialismo”. Puntual y preciso, Esquivel va deshilvanando el “ensayo” de Salinas Pliego, porque éste se sintió aludido por el Informe: Desigualdad extrema en México. Concentración del poder económico y político, estudio realizado por la organización no gubernamental Oxfam-México.

Y desmenuza como pseudoargumentos los disparates del dueño de los bancos Azteca, quien se hace que no es beneficiario del sistema presidencialista a la mexicana del priismo inaugurado por el empresario Miguel Alemán, y cuya divisa es la de otro beneficiario del mismo sistema: Carlos Hank: “un político pobre, es un pobre político”… y se abrieron de par en par las hasta entonces entreabiertas puertas de la corrupción, que está por provocar revueltas por el descontento ante tanta desigualdad y concentración de la riqueza en los Salinas Pliego, Bailleres y Larrea. 
Salinas Pliego escenificó un estira y afloja por con el hermano “incómodo”: Raúl Salinas de Gortari (no son parientes, pero si iguales en riqueza), porque éste le “prestó” 29 millones de pesos para comprar lo que es TV-Azteca y los Estudios Churubusco, y quién sabe que más bienes. El trabajo periodístico de Gerardo Esquivel no se anda con rodeos y va directo a las tesis trasnochadas del empresario cuyas relaciones con el salinismo fueron sus “talentos” para convertirse en un empresario exitoso.

El columnista deshace las perversidades de Salinas Pliego que quiere justificar su “hazaña” porque posee “talento” y “habilidad”. Pero la corrupción de un sexenio –Carlos y Raúl–, creó millonarios con las privatizaciones; y fueron ellos quienes promovieron las desigualdades, el empobrecimiento y la concentración de la riqueza para fortalecer un capitalismo tan salvaje donde el botín se lo llevaron unos cuantos. Esto tal vez no conduzca al socialismo, pero sí a revueltas sociales con anuncios revolucionarios por hambre y desempleo, donde TV-Azteca está despidiendo personal.

Mejorar Las Erecciones






Revoluciontrespuntocero

No hay comentarios:

Publicar un comentario