domingo, 7 de febrero de 2016

Tipos de Sal: Cual usar y no usar

En su estado natural la sal es rica en nutrientes, y es esencial para nuestro bienestar. Contiene más de 80 minerales traza, incluyendo los minerales esenciales: yodo, sodio, y cloruro. El organismo u sal para elaborar hierro, y partir de este componente esenciales de la sangre como la hemoglobina y los glóbulos rojos. La sal natural se encuentra también de forma natural en los alimentos que no han sido procesados.

El sodio de origen natural también es necesario para las células, nervios, músculos, glándulas suprarrenales, y la función del estómago. Cuando la sal natural es despojada de sus minerales, y alterada químicamente, ya no es un alimento real, sino un aditivo que crea desequilibrios no saludables dentro de nuestro cuerpo.

Para muchos, la importancia de la sal reside en su efecto sobre nuestra salud. El Dr. Josh Axe afirma: “Los médicos y los científicos han estado mucho tiempo diciendo que debemos reducir nuestro consumo de sal, lo cual es difícil de creer cuando vemos que las investigaciones muestran que una dieta baja en sal no reduce la presión arterial alta.”

Estas se cosechan con cuidado para preservar los minerales de origen natural. El consumo regular de sal marina de calidad:
  • Proporciona minerales esenciales,
  • Aporta oligoelementos y electrolitos,
  • Apoya la adecuada absorción de nutrientes
  • Elimina toxinas,
  • Equilibra el pH del cuerpo
  • Aumenta la circulación

Diferentes tipos de sales

El Dr. Hacha cita un estudio publicado en el British Medical Journal que incluía personas con antecedentes familiares de hipertensión arterial. Los participantes limitan su ingesta de sal durante ocho semanas. Al final del estudio, no se encontraron diferencias en las anotaciones de presión arterial entre los participantes. El Dr. Hacha explica además que: “El tipo de sal consumida hace una gran diferencia para la salud.”

Actualmente las variedades de sal más conocidas en España a nivel culinario son: la sal refinada, la sal marina, la sal del atlántico, y sal del Himalaya.

Sal refinada

Aunque es cierto que la sal de mesa refinada se produce a partir de la sal del mar, está tan altamente procesada ​​que el producto final se queda vacío de sus nutrientes naturales. Los minerales de origen natural, esenciales para nuestra salud, se sacan de la sal de mar cosechada. Además, se utiliza hidróxido de aluminio y otros aditivos para secar la sal. Este aluminio se usa como antiamalgamante para que la sal pueda servirse bien con el salero.

Más tarde se somete a altas temperaturas y su estructura química se altera. A fin de reemplazar el yodo despojado, se añade yoduro de potasio para hacer la sal “yodada.” Este yodo no es el mismo que el yodo natural. Además se añaden estabilizadores y una sustancia blanqueadora.

La sal refinada es cloruro de sodio prácticamente al 99% y por tanto, desprovisto de su necesaria composición mineral que tenía de forma original. Además el interfiere con la transmisión de nutrientes a las células en nuestro cuerpo, y provoca desequilibrios de electrolitos. Esto puede causar retención de líquidos e inflamación.

Al igual que el azúcar refinado, la sal refinada, crea antojos adictivos de sal, al tiempo que aumenta la probabilidad de enfermar. Y lo peor es que no se diluye bien ni en el agua ni en nuestro organismo. Esto provoca una acumulación de cristales en nuestras articulaciones, músculos y arterias.

Cómo Recortar la Sal Refinada

Reducir el consumo de sal refinada requiere un pequeño esfuerzo. Sólo tienes que reemplazar la sal refinada por sal marina sin refinar, sal atlántica o la del Himalaya.

Vigila Los Alimentos Procesados Salados

Aproximadamente el 90% de los alimentos consumidos contiene sal refinada.

Puesto que la sal se utiliza para mejorar el sabor, conservar los alimentos, y aumentar la vida útil, es un aditivo en los alimentos comerciales preparados y envasados. Algunos de estos, contienen más sal refinada que los demás, por lo que es importante evaluar los alimentos que comemos y reemplazar aquellos ricos en cloruro de sodio por opciones más saludables.

Las comidas rápidas, los alimentos procesados, así como los productos de aperitivo: (galletas, patatas fritas y frutos secos salados) son los más evidentes.

Descubre en este experimento lo que ocurre con la sal en tu organismo:

Sal Marina

La sal de mar se hace mediante la evaporación del agua de mar.

Dependiendo de donde se cosecha y cómo se procesa, suele contener una cierta cantidad de minerales como potasio, hierro y zinc.

Cuanto más oscura es la sal, mayor es su concentración de oligoelementos y nutrientes.

Existen diferencias entre la sal de mar y la sal refinada, puedes tener una sensación en la boca diferente y causarte una sensación de sabor más intensa al espolvorearla en la parte superior de los alimentos una vez cocinados.

Los minerales que se encuentran en la sal del mar también pueden afectar el sabor, pero esto varía mucho entre las diferentes marcas.

Sal del Atlántico

Situadas en el corazón de un parque natural en Bretaña, Francia, las salinas del Atlántico producen una sal ligeramente gris, recolectada a mano según el método tradicional fruto de una habilidad que el salinero perpetúa desde hace tres generaciones. Una vez recolectada, la sal del Atlántico se seca al sol y se muele.

Es naturalmente pobre en plomo y en metales pesados, no refinada, no tratada y sin aditivos. Conserva así todos sus minerales y oligoelementos.

Sal del Himalaya

La sal proveniente de las montañas del Himalaya es sin duda la más pura que tenemos en la tierra ya que no está contaminada con ninguna toxina o contaminante.

Junto con el agua pura de manantial, los cristales de sal del Himalaya ofrecen todos los elementos naturales que encontramos en el cuerpo humano.

Debido a que contiene 84 elementos presentes en nuestro cuerpo, existen muchos beneficios de los cristales naturales de sal del Himalaya. Entre ellos destacamos:

1. Regula el contenido de agua en el cuerpo.

2. Previene calambres musculares.

3. Reafirma la estructura del esqueleto, ya que, una de las principales causas de osteoporosis es cuando el cuerpo sal y la extrae de los huesos.

4. Equilibra el exceso de acidez celular, particularmente las células del cerebro.

5. Contribuye a la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo.

6. Absorbe las partículas de alimentos en el tracto intestinal.

7. Es capaz de actuar como un potente antihistamínico natural que ayuda a limpiar la congestión en los senos nasales.

8. Previene la aparición de varices en las piernas.

9. Estabiliza los latidos irregulares del corazón, ya que junto con el agua es esencial para regular la presión sanguínea.

10. Ayuda a limpiar las obstrucciones mucosas en los pulmones, sobre todo en pacientes que sufren de asma o fibrosis quística.

11. Mantiene la libido.

12. Equilibra los niveles de azúcar en sangre y ayuda a reducir la tasa de envejecimiento.

Siete Consejos para Evitar la Sal Refinada

1-La mejor manera de reducir la ingesta de sal refinada es evitar los alimentos procesados ​​y no comer los lugares de comida rápida.

2- Cuando hagas la compra limitar los alimentos con altos contenidos de sodio: cubos de caldo, salsa de soja, embutidos, carnes envasadas, patés, aceitunas, encurtidos, verduras en escabeche, salsas, salsas picantes , sopas en sobre o enlatadas, verduras en lata, queso cottage y queso procesado.

3- Busca los productos sin sodio o utiliza variedades bajas en sodio al comprar productos enlatados (en caso de que quieras usarlos), o alimentos congelados

4-Si consumes frutos secos, usa aquellos que están salados con sal de mar en lugar de sal refinada (cloruro de sodio).

5-Prepara las comidas en casa utilizando productos frescos.

6-Condimenta con hierbas y especias culinarias.

7-Utiliza la sal marina, atlántica o del Himalaya en lugar de la sal refinada que se vende en supermercado. Puedes encontrar esas sales en tu herbolario habitual.
http://bit.ly/1OXPwLS





Remedios Naturales

No hay comentarios:

Publicar un comentario