viernes, 19 de febrero de 2016

Superalimentos sin Manipulación Genética

 Mucho se habla en estos días de hacer realidad el mito de Jurassic Park (por algo te meten la "posibilidad" en la cabeza), y ya hay un grupo de científicos trabajando para recrear mamuts. Sin embargo, Y SIN GENÉTICA DE POR MEDIO, existe una posibilidad científica de reproducir condiciones que hacen retroceder ESPONTÁNEAMENTE la memoria genética del material expuesto (semillas y huevos), generando una producción "primitiva" mucho más abundante y de crecimiento NATURAL hasta 7 veces más rápido.

   Un importante descubrimiento, que de ser cierto, podría permitir alimentar sin problemas a los millones de hambrientos del mundo. Y por lo que se ve, como en tantos otros descubrimientos, los intereses económicos nos han privado durante años de su conocimiento...

   ¿Puede el problema mundial de los alimentos al fin ser resuelto sin necesidad de utilizar la ingeniería genética? ¿Y si en vez de recurrir a los transgénicos y OGMs "retrocedemos en el tiempo" y volvemos a generar alimentos en su PERFECTO ESTADO ORIGINAL? 

   En su libro "El Código primitivo" (Der Urzeit-Code, Munich 2007) el periodista suizo Luc Bürgin desvela el secreto de un descubrimiento biológico sensacional para el gigante farmacéutico Ciba (ahora Novartis), que lamentablemente ha sido "ignorado" por los expertos hasta el día de hoy. En experimentos de laboratorio, los investigadores Dr. Guido Ebner y Schürch Heinz expusieron semillas de cereales y huevos de peces a un "campo electrostático", en otras palabras, a un campo de alta tensión, en la que no había flujos de corriente.

   En experimentos de laboratorio, los investigadores Dr. Guido Ebner y Heinz Schurch, expusieron semillas de cereales y huevos de peces a un "campo electrostático" - en otras palabras, a un campo de alto voltaje, en el que no fluye corriente (o casi ninguna). Normalmente, una alta tensión de corriente continua, pero bajo amperaje se utiliza para cargar dos placas de metal, separadas por aire. Las placas crean un campo electrostático y esto influye en los cambios observados.

   Las semillas y los huevos que probaron fueron colocados entre las placas cargadas por muchas horas a varios días. Después se dejaron para seguir creciendo en condiciones normales.
Extinta trucha nariz ganchuda desarrollada a partir de un tratamiento electrostático de las modernas huevos de trucha (Izquierda). El aparato utilizado para administrar el campo electrostático de los huevos de trucha (Derecha)

Y entonces... Jurassic Park

   Inesperadamente organismos primitivos surgieron de estas semillas y huevos: un helecho que ningún botánico fue capaz de identificar, maíz primitivo con un máximo de doce mazorcas por tallo; trigo que estaba listo para ser cosechado en tan sólo cuatro a seis semanas. Y la trucha gigante, extinta en Europa hace 130 años. Era como si estos organismos tuvieran acceso, ordenado por el campo eléctrico, a su propia memoria genética, un fenómeno que el bioquímico inglés Rupert Sheldrake, por ejemplo, cree que es posible.

   El grupo farmacéutico suizo patentó el proceso y luego detuvo la investigación en 1992. ¿Por qué? Debido a que "los cereales primitivos" generados por un campo eléctrico, a diferencia de las cepas modernas de semillas, casi no requerían de fertilizantes ni pesticidas, es decir, reactivos de protección de cosechas, vendidos como productos de prioridad por Ciba en ese momento. El descubrimiento fue pronto olvidado sin que la comunidad científica mundial tuviera noticia.

   En colaboración con los investigadores implicados (o más bien sus hijos, porque a ellos LOS ELIMINARON), ahora revelan en este libro por primera vez como funciona detalladamente el principio de este experimento bio revolucionario. Los informes de investigación inéditos, 64 fotos exclusivas, las especificaciones de la patente en idioma inglés y las entrevistas que documentan el "Código Primitivo" en todos sus aspectos.

   Sin embargo muchos científicos permanecen escépticos acerca de este efecto biológico inexplicable. Pero ahora por primera vez, un reconocido experto alemán en botánica, como el profesor Edgar Wagner de la Universidad de Friburgo y el profesor Gunter Rothe de la Universidad de Mainz hacen declaraciones positivas sobre él en el libro. Rothe incluso había reproducido los experimentos de Ciba en detalle en su universidad en 2001 y fue un éxito. Y también por primera vez, incluso un premio Nobel (el mundialmente famoso microbiólogo suizo Werner Arbe) está tomando una lanza por este descubrimiento tan controvertido. En aquel entonces, Arber había emitido un dictamen de expertos sobre los experimentos Ciba en persona en el laboratorio. El profesor le dijo al autor: “Me ha impresionado!”
De hecho, Guido Ebner y Schürch Heinz parecen haber descubierto un método biológico de manera efectiva para la creación de antecedentes de toda progenie, sin necesidad de utilizar la ingeniería genética. O como lo expresó tanto a los investigadores: "Nuestros experimentos no implican una mutación del organismo en cuestión, que en el caso de la ingeniería genética consiste en la canalización de un gen adicional en el organismo. Ningún organismo completamente nuevo se crea. En el campo electrostático, sólo la expresión del gen se altera: la recuperación del gen existente. Esto es algo diferente".

Además de los experimentos de maíz y la trucha, los resultados de los experimentos con trigo también fueron sorprendentes: el cereal expuesto al campo electrostático desarrolló nuevas proteínas que la gente buscó en el trigo original en vanoPor otra parte, es sorprendente que produce raíces mucho más grandes que el grupo de control. Esto tenía la ventaja de permitir que los cultivos crezcan mucho más rápidamente. Y de vez en cuando en estos experimentos, surgió una variante que se parecía a los antecedentes genéticos del trigo.

En el caso de nuestro "manipulado" trigo, el crecimiento era tan rápido que "estaba listo en cuatro semanas en vez de los siete meses "habituales", recordó Schürch Heinz. "Sin embargo hay que decir que, si bien los tallos fueron algo menores, había más mazorcas por planta. El beneficio real es que podríamos cultivar ese trigo en regiones donde la primavera y el verano son cortos, donde el trigo convencional no se puede cultivar en absoluto". En este caso, también puede abstenerse de utilizar plaguicidas y herbicidas: "Las plagas que se han adaptado al proceso de crecimiento normal de trigo todavía no se han desarrollado cuando cosechamos nuestro trigo tan pronto como cuatro a ocho semanas después de la plantación".

El Tercer Mundo en particular, podría beneficiarse de este método de cultivo que es a la vez ambientalmente amistoso como de bajo costo. Por otra parte, es completamente natural y por lo tanto más saludable. Puede ser cultivado por cualquier persona a un costo mínimo.
Los científicos, durante una presentación en la TV Suiza

Después de que Guido Ebner y Schürch Heinz fallecieran de forma inesperada en 2001sus experimentos fueron continuados por el hijo de Guido Ebner, Daniel (también biólogo) de forma privada. Ahora quiere exportar esta tecnología de campo eléctrico a África tan pronto como sea posible, como parte de un proyecto de ayuda, con la asistencia de la ex asistente del Representante de las Naciones Unidas de Alimentos, el profesor Jean Ziegler, a fin de ponerla a disposición de los agricultores locales de forma gratuita, como una alternativa ecológica a la polémica de las semillas genéticamente modificadas de las multinacionales agro-internacionales.


http://goo.gl/6asguu





Despierta tu que duermes

No hay comentarios:

Publicar un comentario