viernes, 26 de febrero de 2016

Siete consejos para que usted pueda alcanzar su sueño de convertirse en millonario

Convertirse en millonario no es imposible, como muchos creen. Tampoco es requisito indispensable nacer en una familia rica o ganar la lotería para disfrutar de una gran fortuna.

Daniel Ally escribe para el portal Entrepreneur. Se hizo millonario por su propio esfuerzo y ahora aconseja a los aspirantes a mega ricos.
Una madre soltera con cinco hijos le escribió: “Daniel, leo tus artículos y creo en lo que dices. Sin embargo, tengo 50 años y trabajo muchas horas en dos empleos en los que no tengo futuro. Es Navidad y apenas tengo suficiente para comprar los regalos para mis hijos ¿qué debo hacer?”

Otra persona le escribió, esta vez un hombre: “Si trabajas para el gobierno o para una organización no lucrativa, no puedes pretender ser millonario. Después de todo, tienes un sueldo fijo y hay poco tiempo para hacer otras cosas. Luego cuando llegas a casas debes jugar con tus hijos y entretenerte un poco”.
Lo cierto es que en todo el mundo existe la posibilidad de hacer riqueza. Hay personas que han llegado a Estados Unidos sin hablar inglés, sin conexiones ni dinero, mucho menos educación formal, y aun así han logrado crear una enorme fortuna para ellos y para los demás.

Podemos ser tan ricos como queramos ser. Si tienes el deseo de ganar dinero, sin importar el monto, tienes el derecho de lograrlo. Los límites te los pones tú mismo.

El dinero es como el sol, no discrimina. Así que todos pueden recibir dinero de manera abundante si hacen lo que deben hacer. 
Aquí te dejamos siete consejos para convertirte en millonario: 

1. Cambia tu pensamiento

Cuando la mayoría de las personas ven solo los árboles, debes enfocarte en el bosque. Al tener una visión amplia, podrás visualizar mejor los objetivos.

Vas a tener que pasar por un proceso de auto-descubrimiento antes de ganar tu primer millón. Y conocer la verdad sobre ti mismo no siempre resulta la tarea más fácil. A veces te darás cuenta de que tú mismo puedes ser tu mejor amigo pero también tu peor enemigo ¡el mismo día! Pero lo cierto es que cambiar tu forma de pensar es un requisito para la riqueza. 

2. Sé ahorrativo

Debes hacer un esfuerzo por ahorrar, aunque no sea mucho dinero lo que deposites la primera vez. Hay muchas técnicas para ahorrar dinero y comenzar a construir tu propia fortuna. Para eso debes ser disciplinado. No importa la cantidad que ahorres, al final intenta invertirlo de la forma más inteligente. 

3. Aprende de los millonarios

La mayoría de las personas están rodeadas de lo que podríamos llamar “amigos por defecto”. Son las personas con las que hacemos contacto a diario –ya sea en el trabajo, las aulas de clases, etc- y como es natural, hacemos una amistad. Sin embargo, en la mayoría de los casos estas personas no son millonarias y no pueden ayudarte a convertirte en uno.

Si realmente deseas convertirte en millonario, esas personas podrían decirte que es imposible. En lugar de andar con esas personas, aprende de los millonarios. Deja ir esas relaciones infructuosas y rodéate de personas que te ayuden a ir a otro nivel. 

4. Disfruta de la riqueza

Para llegar a ser rico, primero debes aprender acerca de la riqueza. Esto significa que debes ponerte en situaciones en las que nunca has estado. Por ejemplo, puedes conducir un coche nuevo, conseguir un agente de bienes raíces que te muestre una casa costosa o comer un brownie en la pastelería más costosa de la ciudad.

La mayor parte de estas actividades no dejarán vacío tu banco. Debes estar dispuesto a ir donde el 97% de las personas no lo están si estás dispuesto a hacer que tus sueños financieros ocurran. Se trata de ir visualizando tus más grandes deseos. 

5. Cree que es posible

Si crees que es posible convertirte en millonario, entonces podrás lograrlo. También es importante que dejes la envidia a un lado y veas a los millonarios como ejemplos a seguir.

Lee los libros que han sido escritos por los millonarios, para que te eduques y te mantengas inspirado. 

6. Ayuda a los demás

Tu riqueza material es la suma de tu contribución a la sociedad. La gente siempre está esperando lo que le puedes ofrecer. La ampliación de tu servicio también se trata de ir más allá. Cuando se trata de ayudar a los demás, debes dar todo lo que tienes. No pienses si los demás apreciarán o no tú trabajo. Planta la semilla y la naturaleza se encargará del resto. 

7. Aprovecha todas las oportunidades

En cada localidad, no importa dónde te encuentres, siempre hay oportunidades que puedes aprovechar. Tu comunidad necesita de tu ayuda desesperadamente. Solo abre tu mente y corazón y verás que hay gente dispuesta a recompensar tu tiempo.

No puedes decir no a las oportunidades y esperar ser millonario. A veces la recompensa millonaria no vendrá de inmediato, pero con el tiempo de seguro verás la cosecha.

El dinero es la cosecha de tu producción. Los resultados que obtendrás serán proporcionales a tus acciones. Debes desear la riqueza, actuar y el dinero vendrá.

Mientras más semillas plantes, más frutos recogerás.


http://bit.ly/fortapays





Megaricos

No hay comentarios:

Publicar un comentario