lunes, 15 de febrero de 2016

Las causas de la hipertensión arterial

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo de trastornos cardiovasculares.

Muchos la conocen como el “asesino silencioso” porque por lo general no presenta síntomas, lo que la hace aún más peligrosa, ya que una persona puede llegar a sufrir un ACV, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, una enfermedad renal o incluso muerte prematura, sin tener conciencia que es hipertensa.

Normalmente la presión arterial aumenta a medida que se envejece, ya que los vasos sanguíneos se enrijecen con la edad, pero hay varias causas y factores de riesgo que pueden hacer que se eleve sobre sus niveles normales también en personas jóvenes.

Las causas de la hipertensión arterial

La hipertensión puede ser divida en primaria y secundaria de acuerdo con su origen.

La hipertensión primaria

En un 90% de los casos, las causas de la hipertensión no pueden ser determinadas, por lo que se la denomina hipertensión primaria, esencial o idiopática.

Sin embargo, hay condicionantes que puden aumentar la probabilidad de desarrollarla.

Entre estos factores, podemos destacar los siguientes:
– El sobrepeso

La mayoría de las personas con exceso de peso, sobre todo las que presentan obesidad abdominal, tienen su presión arterial demasiado elevada.

El perímetro del abdomen no debe pasar de los 102 cm en los hombres y de 88 en las mujeres.

La reducción del peso corporal generalmente ayuda a reducir la presión arterial.

– Antecedentes familiares (factores genéticos)

Cuando uno o ambos progenitores padecen de presión arterial alta, el riesgo del niño desarrollar el trastorno es entre dos y tres veces más alto.

Hay estudios con gemelos que confirman que la hipertensión arterial tiene un factor hereditario.

Se estima que haya varias mutaciones genéticas que, al ser combinadas con factores externos, desencadenen la patología.

– El estrés

Las catecolaminas (hormonas del estrés) tienen la característica de contraer la musculatura de los vasos sanguíneos. Esto aumenta la resistencia vascular, aumentando la presión arterial.

Hay estudios que sugieren que el estrés laboral podría aumentar la presión arterial.

– El consumo excesivo de sal

En aproximadamente el 33% de los casos de hipertensión, los valores de la presión arterial aumentan cuando los pacientes ingieren sal de mesa en exceso.

Al eliminar la sal de la dieta, los valores descienden considerablemente.

Por lo general, las personas hipertensas se benefician de la reducción del consumo de sal.
– El alcohol

Incluso cuando es consumido en cantidades reducidas, el alcohol aumenta la presión arterial y hace que el corazón lata más rápidamente, bombeando más sangre hacia las arterias.

El alcoholismo crónico puede causar hipertensión arterial permanente.

La hipertensión secundaria

En un 10% de los casos, la hipertensión puede ser ocasionada por otras patologías o el consumo de ciertos medicamentos.

Entre los fármacos pueden mencionarse los anticonceptivos hormonales, corticosteroides, antiinflamatorios, pastillas para adelgazar y algunos medicamentos para la migraña y el resfriado.

Entre las principales enfermedades que pueden aumentar la presión arterial se encuentran:
  • Enfermedades renales, como la arteriosclerosis renal;
  • Angiopatías;
  • Trastornos metabólicos;
  • Estrechamiento de la aorta;
  • Hipertiroidismo;

  • Tumores u otros trastornos de las glándulas suprarrenales (como el síndrome de Cushing);
  • Diabetes;
  • Hipercolesterolemia (colesterol elevado);
  • Apnea del sueño.
Espero que te haya gustado esta entrada sobre las causas de la hipertensión arterial.

http://bit.ly/mpresion






No hay comentarios:

Publicar un comentario