lunes, 8 de febrero de 2016

¿En qué consiste la deshidratación de los alimentos?

Deshidratar consiste en eliminar la mayor concentración posible de agua presente en un producto.

El deshidratado a baja temperatura conserva la gran mayoría de los alimentos con las mismas vitaminas y minerales, nutrientes y enzimas que su equivalente fresco, y con sabores más concentrados.

Según Energise for Life, “El proceso de deshidratación retiene casi el 100% del contenido nutricional de los alimentos, conservando la alcalinidad de los productos frescos e inhibiendo el crecimiento de las microorganismos como las bacterias”.

Apenas se pierde vitamina C en la deshidratación, y toda la vitamina A y el Beta Caroteno en los alimentos vegetales se conserva. Minerales tales como el selenio, el potasio y el magnesio se conservan.

Los alimentos deshidratados suelen ser caros si los compras. Pero los deshidratadores de alimentos te permiten conservar los alimentos frescos y nutritivos tú mismo, a precio de coste.

Si quieres una alimentación saludable y conservar los alimentos en su época, entonces la deshidratación es un modo de conservación perfecto para ti.

¿Cuáles son las ventajas de la deshidratación? 
  • Conserva todos los alimentos (frutas, verduras, setas, hierbas, especias), comidas (purés, comidas), elaboraciones de dieta cruda (crackers, galletas, pizza, rollitos, tartas, crepes, snacks, barritas, granolas…) y otros (fermentar pan, secar flores…).
  • Conserva durante meses o años: la conservación es más larga cuanta menos agua retengan y los alimentos totalmente deshidratados se conservan perfectamente durante años en envases cerrados. 
  • Todas las propiedades nutricionales de los alimentos: mejor conservación cuanto menor sea la temperatura de deshidratado.
  • Sabores más intensos al concentrarse. ¡Las frutas se convierten en verdaderas golosinas!
  • Menor espacio de almacenaje, manipulación y transporte.
  • Ideales para cuando viajamos o hacemos excursiones (ocupan poco, no manchan, son nutritivos y deliciosos).
  • Si tienes la tentación de picar entre horas… mejor estos saludables snacks.
  • Conserva excedentes de cosechas.

  • Conserva esas frutas o verduras que no gastas antes de que se echen a perder.

¿En qué casos se puede usar la deshidratación?

Crackers, pizzas, crepes, galletas, panes, dulces, diversas masas, platos más elaborados, frutas y verduras deshidratadas y todo aquello donde la imaginación te lleve.

¿Cuánto consume un deshidratador?

En realidad, son unos pequeños armarios de secado con ventiladores y temperatura controlada. Tienen un sencillo funcionamiento, solo necesitan potencia para mover un ventilador más la resistencia para llegar a la temperatura adecuada.

La resistencia se irá apagando y encendiendo para mantener la temperatura, con lo que no conlleva altos costes energéticos.

Así pues, aunque se necesitan bastantes horas de deshidratado, hay que tener en cuenta que estos deshidratadores en ningún momento consumen tanta energía como un horno convencional.

Tipos de deshidratadores

Al empezar a investigar los deshidratadores de alimentos, lo primero que nos encontramos son dos tipos: circular y cuadrado. Estas son las principales diferencias entre estos 2 tipos de deshidratadores: 

Deshidratador circular

El calentador y ventilador se sitúa en la parte inferior o superior, esto provoca que los alimentos que están más cercanos al ventilador tienen un tiempo de secado distinto al resto. Esto significa que debemos vigilar al usar un deshidratador circular, porque además de quedar unos alimentos más secos que otros, también ocurre que se deshidratan por fuera pero no por dentro. Al suceder esto, la conservación de los alimentos se pierde y existe un alto riesgo de que aparezca moho.

El único beneficio que observamos es que en el deshidratador circular puedes elegir cuántas bandejas utilizar, pero es más económico utilizarlo siempre a máxima capacidad ya que consume la misma energía.

Deshidratador cuadrado

El deshidratador cuadrado normalmente tiene el motor/ventilador en la parte posterior (es importante que lo compruebes siempre a pesar de la forma del deshidratador). Este funciona creando un flujo constante de aire caliente que deshidrata de forma uniforma, tanto por fuera como por dentro.

Con estos deshidratadores no tienes que vigilar el ciclo de deshidratación, estarás seguro de que todas las bandejas se deshidratan por igual.

Al utilizar y comparar ambos productos, enseguida notamos una gran diferencia entre los deshidratadores cuadrados vs redondos. Otra ventaja es que muchos deshidratadores cuadrados permiten quitar algunas de las bandejas del medio para así crear más espacio interior, lo cual permite hornear pan, hacer yogur y otras recetas que requieren más espacio.


Ventajas de los deshidratadores

Secar al sol es un método barato, pero tiene sus inconvenientes: 

  • Variabilidad del clima: la temperatura no es estable, no siempre hace sol y calor para secar (¿y si llueve?)
  • Exposición al polvo y a los insectos (con sus larvas, moscas, etc..)
  • No podemos controlar adecuadamente el tiempo de secado ni la temperatura.
Si secamos en el deshidratador, tenemos un aparato más en casa, pero disfrutamos de muchas ventajas:
  • Estabilidad de las condiciones: controla el tiempo de deshidratado y temperatura, que se mantiene estable.
  • Con temperaturas alrededor de 40º, todas las enzimas y las vitaminas termolábiles de los alimentos se mantienen intactas. Y por supuesto, ningún otro nutriente sufre alteración: proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales, oligoelementos y vitaminas se mantienen igual. Sólo pierde el agua.
  • Elige diferentes grados de texturas: desde láminas crujientes, chips y crackers hasta texturas blandas. Programamos el deshidratador para que se detenga en el momento deseado.
  • Bajo consumo eléctrico, ya que usamos potencias muy bajas.
  • Ahorro: Conserva el excedente si tienes campo, incluso frutas y verduras cuando es su tiempo o alimentos que se pueden deteriorar porque no nos da tiempo a consumirlos. Con el deshidratador ¡no tires nada!
  • Haz gominolas para los niños (y no tan niños), con frutas deshidratadas que puedes cortar con moldes de galletas (dándoles formas: lunas, flores, estrellas) o purés de frutas que enrollamos y cortamos.
  • Comida CrudiVegana (pasteles, pizzas, crackers, creps, galletas…).
  • Si pulverizas alimentos deshidratados puedes hacer tus propias sales de hierbas, aliños, saborizantes para pasteles y dulces, setas molidas para salsas… ¡todo lo que se te ocurra!
  • Al deshidratar tu mismo, estás seguro de que tus productos deshidratados son saludables: no contienen sulfitos (las frutas secas comerciales contienen sulfitos para tener colores vivos), ni harinas ni conservantes de ningún tipo.

Diferencias con otros tipos de conservación

Congelación: los alimentos son sometidos a cambios de temperaturas bruscos y extremos que desvirtúan la calidad de los nutrientes. El agua se convierte en cristales de hielo, lo cual altera la estructura molecular del alimento, es por ello que una vez descongelados los productos pueden tener un sabor y consistencia distinta al del producto original. No se recomienda consumir alimentos que hayan estado congelados durante más de 6 meses.

Enlatado: Los alimentos tienen que someterse a temperaturas muy altas para asegurarse de la no proliferación de bacterias ni esporas, con lo que hay cambios moleculares en todos los nutrientes. Los alimentos pueden mantenerse años en latas de aluminio con plastificantes en su interior, con la toxicidad que esto supone.

Salmuera y salazones: acidifican los alimentos.

Radiación: consiste en exponer los alimentos a rayos gamma o rayos X para destruir microorganismos, retrasar la germinación y la maduración.

La deshidratación es algo positivo para tu salud y economía… un buen método para incorporar a tus hábitos de alimentación.


Comparación de los 4 Mejores Deshidratadores de Alimentos

Ahora que conocemos las ventajas de tener un deshidratador, ahora tendríamos que empezar a buscar y comparar entre todos los deshidratadores que se venden. Durante unas semanas hemos estado haciendo ese trabajo por ti, y vamos a comparar los que creemos que son los 4 mejores deshidratadores de alimentos vendidos en España


¿Quieres hacer snacks sanos como fruta deshidratada y rollitos de fruta y verdura?

Los deshidratadores BioChef de 8 bandejas y BioChef Arizona de 6 bandejas son perfectos para hacer tanto frutas deshidratadas y rollitos / crepes de frutas y verduras deshidratadas.

La forma cuadrada del aparato nos permite un secado uniforme y continuo.

Si utilizas un deshidratador circular, te darás cuenta de que las frutas quedan crujientes por fuera y ligeramente húmedas por dentro. ¡Ten cuidado, no es seguro conservar alimentos mal deshidratados!

Estos dos deshidratadores incluyen una malla fina que resulta ideal para deshidratar verduras y frutas pequeñas (como frutos de bosque, uvas o guisantes.)

También incluyen una hoja antiadherente para obtener unos ¡rollitos o crepes perfectos!

El resultado de los dos deshidratadores BioChef para frutas y verduras deshidratadas es el mismo, si no estás seguro de cuál de los dos elegir, ten en cuenta cantidad de producto que vayas a deshidratar y si te es más práctico tener 6 o 8 bandejas.

El modelo Arizona es más compacto, ideal para cocinas pequeñas.

El deshidratador Sedona de 9 bandejas también ofrece un resultado impecable. Incluye 9 bandejas y 9 mallas finas que te permitirán deshidratar más cantidad de frutas/verduras pequeñas a la vez, que podrás conservar y consumir más adelante.

Solemos recomendar un deshidratador con temporizador digital a toda persona que lleve un estilo de vida crudivegano, (o al menos gran parte) de esta forma se puede programar el tiempo para deshidratar los alimentos y al finalizar, la máquina se apagará automáticamente. El temporizado nos permite conseguir el mejor resultado al deshidratar diferentes alimentos.

Por otro lado, el modelo Arizona tiene 6 bandejas de acero inoxidable lo cual aporta un valor añadido al modelo. El resto de modelos tienen bandejas de plástico totalmente libres de tóxicos “BPA Free”.

¿Quieres experimentar y hacer recetas como yogur, pan, etc.?

Para este tipo de recetas el deshidratador Arizona y el deshidratador Sedona son los mejores. La puerta transparente del Arizona nos permite quitarla y volverla a poner, y ambos permiten tener más espacio dentro, al quitar las bandejas internas, y así el yogur y el pan pueden elevarse.

Es muy importante tener en cuenta la garantía del deshidratador. Los modelos circulares, que son los más baratos, tienen garantías muy cortas.

Con Vitality 4 Life tienes garantías de 2 años, (incluso con 30 días de prueba y si no quedas satisfecho te devuelven el dinero) así como una excelente atención al cliente después de comprar, recambios y accesorios extra y servicio técnico.

Si estás interesado en la deshidratación de alimentos, pulsando aquí podrás comparar entre los mejores modelos. Y si quieres conseguir un descuento en todos los deshidratadores usa el código de descuento: REM-NATUR-5


http://bit.ly/1OXPwLS





Remedios Naturales

No hay comentarios:

Publicar un comentario