miércoles, 24 de febrero de 2016

El Papa Francisco encubrió y bendijo al “Diablo” en México

Ni las bendiciones, ni las misas a las que asistieron Enrique Peña Nieto y sus muchachitos durante la visita del Papa Francisco a nuestro país, ni la comunión en la Basílica de Guadalupe, nos salvarán de lo que viene. Con la política económica, de Videgaray y Carstens, vamos directo al matadero.

La decisión de recortar en 132 MMDP el gasto público y aumentar las tasas de interés no es más que un reconocimiento del fracaso de las llamadas reformas estructurales, mismas que ni de ‘chiste’ el Santo Padre mencionó como una de las principales causantes de nuestra desgracia; menos hizo alusión al plan de exterminio de mexicanos –consecuencia tangible del voraz capitalismo para el que trabaja- y que se refleja en los muchos más de 43 desaparecidos de Ayotzinapa.


La muy cara y ociosa visita que resultó en una campaña publicitaria para ‘bendecir’ al máximo de nuestros verdugos El PRIAN y sus nefastos representantes, agenda pactada para manipular, distraer y ocultar entre otras cosas que a militares mexicanos ya los están utilizando como ‘carne de cañón’ en conflictos bélicos de Estados Unidos y sus aliados…


http://csl.ink/1hX





HugoSadhOficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario