sábado, 23 de enero de 2016

Obsolescencia Programada, Suicidio Proyectado de las Cosas

¿Por qué, pese a los avances tecnológicos, los productos de consumo duran cada vez menos?

Hace un tiempo escribí un post acerca de la forma en la que nos han venido engañando en los productos, disminuyendo la calidad de los mismos de generación en generación algo que venía viendo y analizando de forma personal, en base a mi propia experiencia y observaciones personales. Después descubrí el nombre para eso (y siempre pendiente de hacer el post, hoy finalmente lo saco): se trata de la OBSOLESCENCIA PROGRAMADA, o sea, la programación previa (ya desde la fabricación) de la "muerte" (obsolescencia viene de obsoleto) de las cosas. Pero lo peor de todo no es que descubrí el nombre "TÉCNICO" para el caso, sino que, para variar, se trata del nombre técnico dado por ellos mismos, ya que es y fue uno más de los pasos de la agenda...

La obsolescencia programada es la vida útil que le da una fábrica o empresa a un producto; cuando pase este período de vida útil el producto se volverá obsoleto, inútil.

Esto se establece para que el consumidor se vea obligado a adquirir un producto nuevo igual o similar. La mayoría de los productos están “programados para morir”,  y muchas veces cuando estos dispositivos mueren es más económico adquirir uno nuevo que reparar el que ya tenemos. Esto es así para reforzar la idea de que "es más barato comprar uno nuevo".

La obsolescencia programada asegura una demanda CONSTANTE de los productos que de otra forma no se comprarían tan seguido, por lo tanto las empresas tienen más beneficios y una continua oferta. Esto influye de gran manera en el desarrollo de la economía. Sin embargo, este "desarrollo" de la economía NO BENEFICIA A LAS NACIONES COMO UN TODO, SINO SÓLO A UN PEQUEÑO GRUPEJO DE VIEJOS CONOCIDOS NUESTROS: LA ÉLITE.

Sencillamente, la "modernidad" es algo PATÉTICO.

   Tenemos tres tipos de obsolescencia:

  • Obsolescencia de función, este tipo de obsolescencia se da cuando sale a la venta un producto más avanzado, es decir con nuevas funciones.
  • Obsolescencia de calidad, en este tipo de obsolescencia el producto después de tener cierto tiempo de uso empieza a presentar fallas y un mal funcionamiento.
  • Obsolescencia de deseo, ocurre cuando sale a la venta un producto más avanzado y las personas cambian el que ya tienen, solo por cuestiones de estilos o moda.

La obsolescencia programada afecta de varias maneras a los consumidores, de manera económica y de manera psicológica, entramos en un ciclo, comprar, usar, tirar, comprar, usar, tirar y llegamos a desear productos que no necesitamos.


Este sistema también presenta otros problemas como el aumento de residuos que se generan al darse este fenómeno una y otra vez.




¿Cuándo surgió la obsolescencia programada?


El consumo de la sociedad y la obsolescencia programa son la base del sistema social y económico actual. Sin embargo, este sistema no es nuevo y comenzó a desarrollarse en la década de 1920.

La obsolescencia programada surge en el año 1932, Bernard London creó la obsolescencia buscando lustrarse a costa de la sociedad. Este término se fue haciendo popular por los años 1954 gracias a un discurso dado por el diseñador industrial estadounidense Brooks Stevens.

Productos programados para morir


Hoy en día son muy pocos los productos que no están programados para morir, tenemos las bombillas, que se queman cada cierto tiempo y nos vemos obligados a cambiarlas, las impresoras que dejan de funcionar, los cartuchos de tinta que usan las impresoras, los videojuegos, los coches, las baterías y casi todos los equipos electrónicos.

Las primeras bombillas que se vendieron tenían una vida útil de unas 1500 horas, treinta años después se empezaron a vender bombillas que llegaban a tener una vida útil de hasta 2500 horas. Poco después se dieron cuenta que con bombillas que duraran tanto las ventas iban bajando, por esto se empezaron a vender bombillas que tuvieran una vida útil de unas 1000 horas, es decir mas corta.
Todos estos productos tienen un tiempo de vida útil determinado por el fabricante, sabemos que los cartuchos de tinta, luego de imprimir una cierta cantidad de hojas se acaban y debemos cambiarlos.

Se dice que los coches fabricados en los años 50 o 60 podían tener hasta el doble de vida útil que la que tienen los coches actuales: la duración de estos coches no pasa de tres décadas. Un claro ejemplo de la obsolescencia programada lo podemos encontrar en algunas piezas de los coches como los frenos, que después de un tiempo empiezan a perder su capacidad.

¿Cómo afecta la obsolescencia programada 
a la generación de residuos?


La vida útil de productos como televisores, teléfonos, neveras y otros productos ha sido reducida, estos productos tienen sustancias contaminantes como altos niveles de plomo toxico. Muchas empresas aseguran un mantenimiento ecológico de sus residuos y algunas empresas hasta ofrecen un servicio donde se encargaran de su eliminación, sin embargo, muchos de estos residuos terminan en países tercermundistas, en estos países la contaminación y estos residuos pueden afectar de maneras graves a los habitantes.

Hay países como China y Nigeria que tienen vertederos internacionales en los cuales en 2010 podíamos encontrar hasta 40 millones de toneladas de estos residuos que no cuentan con el tratamiento adecuado para su correcta eliminación.

Este tipo de acción tiene dos consecuencias bastante importantes, una de ellas es la contaminación que producen estos residuos, muchos de los cuales son desechados a países tercermundistas, y la otra es el hecho de que si seguimos con este modelo de consumo llegaremos a un punto en el que nos quedaremos sin recursos.



  Muchos han criticado la Obsolescencia Programada y algunos han iniciado una "revolución" a la que llaman Decrecimiento. Esta revolución sostiene que debemos replantear nuestros valores y la economía y no sólo pensar en mejorar los procesos productivos. La llaman Decrecimiento porque, dicen, "en un mundo limitado, como lo es el nuestro, no es posible el crecimiento continuo sin llegar a superar ciertos límites ambientales, los cuales estamos sobrepasando en muchos aspectos, por esto mismo la única solución que parece viable es el decrecimiento, esto no es precisamente un término negativo, cuando todos nos demos cuenta que no podemos tener un modo de vida inviable mejoraremos nuestra vida y la del planeta. Para lograr reducir los daños que les estamos causando al planeta solo existe una salida, aprender a vivir con menos, por lo tanto debemos lograr vivir mejor con menos". 

   La verdad de la milanesa es que están tratando de emparchar un saco demasiado roto. Al haber nacido dentro de este sistema, las personas no consiguen entender que ESTE SISTEMA ES COMPLETAMENTE FALSO Y ANTINATURAL, y la solución no pasa por emparcharlo para que "funcione mejor" sino en TIRARLO A LA BASURA E IMPLEMENTAR UN SISTEMA NATURAL (con "natural" y "antinatural" me refiero a un sistema que acompañe la creación como un todo, que se relacione con la naturaleza creada y haga lo que el hombre debió hacer desde el primer día: OCUPARSE DE CUIDAR EL PLANETA, CUIDANDO DE TODOS SUS SERES VIVOS). Cualquier sistema que continúe teniendo en su interior PROCESOS DE PRODUCCIÓN QUE IMPLICAN EL DESARROLLO DE TECNOLOGÍAS, IDEAS, CIENCIAS O LO QUE FUERE CON LA FINALIDAD DE SER COMERCIALIZADAS ES HIJO O PARIENTE MUY PRÓXIMO DEL SISTEMA DE MAMÓN. Un sistema "limpio" debe ser limpio de TODO TIPO DE COMERCIO.


La Resistencia


Tras más de 9 años de investigación, el polémico empresario español Benito Muros junto a un grupo de ingenieros internacionales, ha desarrollado la tecnología y la fórmula necesarias para fabricar una bombilla que tiene una duración de por vida.

El empresario relata los problemas que ha tenido que afrontar para poder comercializar su bombilla, va a dedicar sus esfuerzos a concienciar a la sociedad sobre los peligros de la obsolescencia programada. Para ello, ha creado el llamado Movimiento SOP (Sin Obsolescencia Programada).

 Benito Muros ha fabricado con un grupo de ingenieros una bombilla para durar toda la vida (garantía de 25 años), es decir, sin esa fecha de “estropeado programado” que comparten, por pura cuestión de lucro, todos los aparatos electrónicos.

El empresario Benito Muros, propietario de la compañía OEP Electrics y con cuya bombilla hemos abierto este tema, lo tiene claro: "No, no es ético. Los fabricantes que llevan a cabo estas prácticas" -asegura-, "no se dan cuenta de que están utilizando unas materias primas que cogemos del Tercer Mundo a muy bajo precio, para devolverlos después también al Tercer Mundo en forma de residuos muy peligrosos". Esto, a su juicio, "pone en peligro la sostenibilidad de un planeta ya mermado de recursos".

El tiempo nos dirá si con su iniciativa logra cambiar una mentalidad que se encuentra arraigada por su cotidianidad. Por ahora, son muchas las voces críticas con la propuesta de este español.

Conclusión


La obsolescencia programada fue creada para fines económicos, para aumentar las ventas de ciertos productos y que así las empresas salgan beneficiadas. Este sistema está afectando al mundo más de lo que la mayoría piensa, está acabando con el planeta, y de manera PROPOSITADA. 

Cuando yo era chica, las cosas aún eran fabricadas para durar. Ya no tanto como en la época de mis abuelos (según los grandes decían), pero aún así las cosas duraban AÑOS. No existía la loca carrera actual por mantener el último modelo de auto, iPhone, televisor, o Windows, y cuando las cosas se rompían, HABÍA PROFESIONALES ESPECIALIZADOS EN REPARARLAS. Algo que actualmente no ocurre: cuanto mucho, tenemos CAMBIADORES DE PIEZAS, y si la reparación escapa a las 3 piezas que aprenden a cambiar, entonces hay que tirar el artefacto que sea (aunque haya sido comprado ayer) y comprar uno nuevo. 

El problema de esta cultura de Compra-Tira no es sólo el impacto en el medio ambiente, sino algo mucho más sutil, que se ve en el impacto psicológico: las personas en la actualidad tienden a pensar que todo sigue el mismo padrón de "usar, romper y tirar", y lo aplican a todo en la vida: artefactos, conocimientos, educación, relacionamientos, trabajos, amistades, etc. Todo es descartable, desde un encendedor hasta un marido o una esposa. Por este motivo, no sólo no se le da valor a ningún tipo de relación humana, sino que al contrario, SE LAS DESVALORIZA AUTOMÁTICAMENTE, ya que "no importa, total se compra otro". Supuestamente, todo es reemplazable en este concepto. Pero la realidad indica lo contrario y son más los corazones y vidas quebrados que los que se pueden "comprar de nuevo".

Con este concepto en mente, la fugacidad de las cosas se hace reina del mundo, el "para siempre" dura 5 minutos si el reloj no se rompe antes y todo es pasajero, efímero, sin durabilidad y por lo tanto, DE ESCASO VALOR. Bueno, eso es lo que la élite quiere: que las relaciones humanas sean así: PASAJERAS, EFÍMERAS, SUPERFICIALES Y CUANTO MÁS VACÍAS, MEJOR. Por eso la gente anda viviendo sus viditas separadas en cajitas de fósforos individuales...


http://bit.ly/1VbxMNx





Despierta Tu Que Duermes

No hay comentarios:

Publicar un comentario