sábado, 23 de enero de 2016

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) pide a México detener la destrucción de manglares en Cancún

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés), la mayor organización conservacionista independiente en el mundo, ha pedido este viernes al gobierno de México que detenga en forma inmediata la destrucción de un manglar en el destino turístico de Cancún, en las costas del Caribe mexicano.

El WWF ha pedido al gobierno de Enrique Peña "detener inmediatamente la destrucción del manglar como parte del proyecto Malecón Tajamar Cancún", dice un pronunciamiento de la organización ecologista.

La declaración fue hecha luego de que un territorio de casi 60 hectáreas de un manglar, hogar de cocodrilos, iguanas, aves y serpientes, fuera destruido esta semana por la noche, de un día a otro hasta el jueves pasado.

La construcción fue detenida temporalmente por orden de un juez, y hay expertos que consideran que si la obra se suspende en forma definitivamente, aún puede rescatarse el manglar destruido en un lapso de más de una década.
El WWF pide al gobierno de México, que a través de la secretaría ‎de Medio Ambiente y Recursos Naturales "conforme un grupo de expertos que analice la situación y provea recomendaciones específicas sobre este y otro tipo de proyectos que afecten los manglares en México", dice la organización.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (ONU-FAO), México es uno de los países con mayor pérdida de manglares: entre 10.000 y 14.000 hectáreas de manglares se perdieron anualmente en 25 años, entre 1980 y 2005.

El WWF ha planteado al gobierno mexicano que fortalezca la capacidad de la procuraduría federal de Protección al Ambiente y mejore el proceso de verificación del impacto ambiental.

La vida en los manglares

Los manglares son defensas naturales que protegen las costas y la población contra eventos climatológicos extremos, son criaderos de peces y otras especies de importancia comercial, filtran el agua y permiten el abastecimiento de mantos freáticos, capturan gases de efecto invernadero y contribuyen al mantenimiento de la línea de costa y al sostenimiento de la arena sobre las playas, recuerda el WWF, organismo con una red mundial que trabaja en más de 100 países.

Los manglares y los arrecifes coralinos de México están amenazados por el turismo de masas y desarrollo costero mal planeado, la presión demográfica, la acuacultura no sustentable, la agricultura, la interrupción de los flujos de agua dulce, la contaminación y el cambio climático.
En 2010 México sólo conservaba un total de 764.486 hectáreas de manglares, de los cuales la caribeña península de Yucatán, donde está Cancún, poseía el 54,5 por ciento.

El Gobierno ha respondido este viernes que en el caso del Malecón Tajamar en Cancún, el Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) "ha dado cumplimiento a los requerimientos ambientales previstos por la Ley, y todas sus acciones se han realizado de conformidad con autorizaciones vigentes".

En el año 2000, Fonatur concibió el desarrollo del Malecón Tajamar con el propósito de generar condiciones óptimas para "conectar ordenadamente" el desarrollo de la zona urbana con la zona hotelera de Cancún.
"El proyecto fue diseñado para aprovechar al máximo los recursos materiales y ecológicos, minimizando los costos y el impacto ambiental", dijo el organismo federal.
En materia de cambio de uso de suelo en terrenos forestales, el Gobierno federal autorizó el proyecto en febrero de 2006 y la vigencia es hasta el 8 de febrero de 2016, es decir que la destrucción del manglar ocurrió un mes antes de su vencimiento.

Las obras de urbanización en dicho desarrollo dieron inicio en 2006, abarcando una superficie de cerca de 70 hectáreas para su comercialización con usos de suelo habitacional, comercial y de servicios.


http://bit.ly/1SqpWSd






Sputnik News

No hay comentarios:

Publicar un comentario