viernes, 4 de diciembre de 2015

Velasco es un gobernador racista y asesino; PVEM-PRI se fusionaron para erradicarnos: pobladores de Simojovel

A Velasco Coello le valemos madres. Los pueblos indígenas somos los más desprotegidos y a los que más nos ha tocado sufrir este mal gobierno. El maltrato ha sido desde distintas posiciones, si por él fuera ya hubiéramos desaparecido”, asegura Marco, poblador de Simojovel, Chiapas.

Poco antes del ocho de mayo, en la comunidad La Pimienta se desplegó una insistente campaña para “casi obligar” a los padres a vacunar a sus bebés en la clínica del IMSS. Fueron citados a las 12 del medio día y horas más tarde 31 bebés padecieron graves daños en su salud.

Las vacunas se encontraban en mal estado, lo cual afectó a los infantes dejando como resultado de aquella negligencia 2 bebés muertos y 29 que aún hoy padecen secuelas, sin que puedan tener acceso a salud de forma gratuita e inmediata.

“Gracias a que distintos medios dieron a conocer la noticia, el gobierno casi casi se vio obligado a respondernos. Nosotros pensamos que habría logros en ello, pero no, solamente quería callar a los medios y que lo dejaran de poner nervioso con tantas preguntas y lo dejaran de fastidiar”, comenta Marco.

Los voceros de la comunidad, Gustavo, Bernardo y Elpidio, aseguran que “a partir de esa negligencia del Estado, la comunidad exigió al gobierno el esclarecimiento del ocurrido, ayudó en gran manera las denuncias y la solidaridad de la sociedad.

Por eso el gobierno propuso una mesa de diálogo, propuesta que después de analizarla se aceptó, con el fin de encontrar una alternativa de atención, creímos en el gobernador y nuevamente nos falló”.

En los primeros días de diálogo, el gobierno pretendió dar atención e incluso ofreció beneficios personales a los padres de familia, todo ello “para desactivar” la inconformidad de la sociedad. Sin embargo, pese a que se llegaron a acuerdos, estos jamás han sido cumplidos.

En días pasados, la comunidad ha salido a las calles a informar a la sociedad y exigir al gobierno estatal que cumpla con lo escrito en las minutas.

El pasado 5 de junio, durante una mesa del diálogo firmaron una minuta con los siguientes compromisos: rehabilitación del edificio de la clínica, cambio de institución, buen funcionamiento y abastecimiento de medicamentos y la terminación de la pavimentación del camino Simojovel – La Pimienta, además de la construcción de dos puentes vehiculares y rehabilitación de aulas y espacios de esparcimiento en las diferentes instituciones educativas.

“Pero a toda la comunidad del pueblo creyente nos han visto la cara, solamente fueron promesas vacías y aunque están firmadas, el gobierno se burla haciéndose en desentendido con respecto a nuestra tragedia”, comenta Marco.

Poco después de la firma de esa minuta, se consideró los tiempos para iniciar la ejecución de las trabajos, sin embargo fue así que a la población en su totalidad la dejaron esperando se cumpliera lo acordado.

Al no recibir respuesta, el pasado 14 de octubre se reunieron para plantear nuevamente la situación que prevalecería ante los acuerdos firmados con anterioridad, el gobierno no solamente se comprometió a cumplir con lo que firmó, sino que anexó nuevas “promesas”.

Como lo fue la instalación de EMSAD en la comunidad; en cuanto al sector salud y ayuntamiento municipal, se comprometieron a dar fecha de inicio de construcción de la clínica y donar una ambulancia para la población.

“Como comunidad de La Pimienta, nos reunimos en la Asamblea General, analizamos la realidad que vivimos y acontece en nuestra comunidad, además de otras partes del estado, fue así que nos dimos cuenta que las minutas firmadas sólo son compromisos, porque a seis meses que fallecieron los dos bebés y los 29 que continúan con secuelas, el gobierno no tiene intenciones de cumplir nada de lo “prometido”.

Velasco Coello no tiene palabra, a menos que seas empresario o inviertas en su campaña para la presidencia, porque se ha asistido a reuniones donde siempre se firman minutas, pero la ejecución de los trabajos es mínima.

Solamente son control para que la comunidad se calme y no haga manifestaciones, y se demuestre que estamos peor que antes, porque aún con bebés fallecidos, seguimos sin importarle al que llegó al poder gracias a nuestro voto”, puntualiza Marco.

En cuanto a la promesa de conclusión de la pavimentación del camino Simojovel – La pimienta y la construcción de los dos puentes no hay ningún avance, sólo se han propuesto las fechas de inicio, pero nunca se han hecho realidad.

Las escuelas tampoco han sido rehabilitadas, aunque se dio inicio a los pocos días las obras quedaron varadas y el total abandono, por lo que en algunos centros educativos se impidió el inicio del ciclo escolar 2015-2016, mientras que en otras escuelas aún no hay obras que no concluyen y ponen en riesgo la integridad física de los alumnos.

En cuanto a salud pública, la clínica ya existente solamente fue pintada “y en realidad no cuentan con los medicamentos y materiales de curaciones básicos para la atención, la única alternativa ha sido recurrir a los servicios médicos particulares en la cabecera municipal, y lo peor de todo ha sido que a los bebés afectados por la vacuna ya no se les ofreció las mismas atenciones como al inicio, todos los gastos que generan hoy, lo sufragan los padres, cuando se planteó atención vitalicia a los 29 bebés y el gobernador aceptó”, aseguran los voceros.

La ambulancia no ha sido entregada, “a las autoridades ya se les olvidó la tragedia, de hecho a todos, menos a quienes la padecimos, repudiamos las imágenes televisivas y los medios de comunicación que manipulan la realidad social, porque nos han ofendido y lastimado, además agreden nuestra dignidad humana, al asegurar que las autoridades cumplieron, por ello exigimos al gobierno cumpla materializando los puntos firmados, pero sobre todo garantice la salud vitalicia de los 29 bebés y la reparación de daños”, sentencian.

“Estamos frente a un gobernador asesino y racista, todos los males han sido para nuestras comunidades indígenas, solamente podemos observar que se está perpetrando un embate a esta parte de la sociedad de por sí vulnerada. El PVEM-PRI se fusionaron para despojarnos y erradicarnos con mayor rapidez y apropiarse de todo lo nuestro.

Hoy los bebés y sus familias se han quedado con deudas que no terminarán de pagar nunca, posiblemente, a causa de una de las peores negligencias en derechos humanos a recién nacidos”, puntualiza Marcos.



Revoluciontrespuntocero

No hay comentarios:

Publicar un comentario