viernes, 4 de diciembre de 2015

Se derrumba la fortaleza FIFA

La detención de Juan Ángel Napout y Alfredo Hawit, presidentes de Conmebol y Concacaf respectivamente, representa un nuevo y duro golpe para un organismo que se quiebra ante las acusaciones de corrupción, sobornos y lavado de dinero.

FIFA no es corrupta. Contamos con individuos que han mostrado comportamientos negativos. No se debe generalizar la situación. Estas fueron las palabras de Issa Hayatou, actual presidente del organismo rector del balompié mundial, quien trataba de defender a esta asociación luego del nuevo golpe que recibió de parte de la autoridad estadounidense.
http://goo.gl/5F94dv
Pero las declaraciones del directivo camerunés no son muy creíbles, tras ver cómo siguen cayendo dirigentes de FIFA por acusaciones de corrupción.

Desde mayo, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos aprehendió a 14 funcionarios de este organismo acusados de sobornos, corrupción y lavado de dinero, comenzó el cisma de la que fuera durante mucho tiempo una Federación intocable y la más poderosa del deporte mundial.

El golpe más reciente a FIFA se dio tras la detención de Juan Ángel Napout y Alfredo Hawit, presidentes de Conmebol y Concacaf respectivamente, dos de las asociaciones más fuertes que conforman la FIFA, y quienes se oponen a ser extraditados a Estados Unidos.

Pero ellos no fueron los únicos detenidos en el Hotel Baur au Lac, de Suiza, en total fueron 16 los dirigentes a quienes requirió la autoridad estadounidense. 

 Ariel Alvarado; Rafael Callejas; Brayan Jiménez; Rafael Salguero; Héctor Trujillo; Reynaldo Vasquez; Manuel Burga; Carlos Chávez; Luís Chiriboga; Marco Polo del Nero; Eduardo Deluca; José Luis Meiszner; Romer Osuna y Ricardo Teixeira, completaron la lista.

“Los responsables de la FIFA son sospechosos de haber aceptado dinero a cambio de vender los derechos de marketing relacionados con la difusión de campeonatos en América Latina y con partidos de clasificación para el Mundial”, informó el ministerio de Justicia estadounidense en un comunicado.

“Están detenidos bajo custodia en espera de su extradición. De acuerdo con las peticiones de arresto que pide Estados Unidos, ellos son sospechosos de aceptar sobornos de millones de dólares“, informó la Oficina Federal de Justicia Suiza.

El número total de individuos y entidades acusadas en el caso FIFA, bautizado como “FIFAgate”, asciende a 41, pero sólo ocho han admitido de momento su responsabilidad en el escándalo, por lo que tendrán que pagar la sanción, que asciende a 40 millones de dólares.

“Hoy puedo informar de que ocho acusados han aceptado declararse culpables de su participación en estas tramas de corrupción”, dijo en rueda de prensa Loretta Lynch, Fiscal General de Estados Unidos.

Lynch prometió dar caza a los otros implicados en los casos de corrupción, sobornos y lavado de dinero, por lo que las detenciones continuarán.

Este nuevo golpe a FIFA de parte de las autoridades de Estados Unidos, vuelve a cimbrar a una Federación que marcha sin rumbo fijo y sigue en medio de una clara incertidumbre.

Joseph Blatter y Michel Platini, quienes actualmente cumplen una sanción de 90 días fuera de toda actividad relacionada con el futbol, también están en la mira de las autoridades, aunque por el momento han logrado evitar las órdenes de aprehensión.

El 26 de febrero del próximo año se realizarán las elecciones para encontrar al sucesor de Blatter como presidente de FIFA, sin duda quien se convierta en el nuevo mandamás del futbol mundial tendrá mucho trabajo por hacer, primeramente, tratar de limpiar la imagen de un organismo que día tras día sigue manchándose por acusaciones de corrupción hacia sus integrantes.

Las denuncias realizadas

Una nueva denuncia de 240 páginas fue interpuesta por la Justicia de Estados Unidos contra más directivos y funcionaros de FIFA, quienes fueron detenidos ayer en Suiza.

En el acta de acusación ante la Justicia federal de Brooklyn (Nueva York), que incluye un total de 92 cargos, también figuran los argentinos José Luis Meiszner y Eduardo Deluca, actual y ex secretarios generales de Conmebol, al igual que actuales y expresidentes de las federaciones de Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Perú.

México aún no ha sido tocado por este escándalo de corrupción.





Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario