lunes, 23 de noviembre de 2015

Ordenan desde los Pinos proteger a Televisa y Tv-Azteca

Televisa y Tv-Azteca junto con otros medios, a ningún precio (y vaya que a los Azcárraga y Salinas Pliego les encanta cobrar una millonada por minuto al aire), No admiten réplicas ni aclaraciones y mucho menos rectificaciones. Son intocables. Manipulan la información, censurándola o amoldándola a sus “verdades” que venden a políticos y empresarios y siempre cuidando sus más sucios intereses. No critican. Atacan.

Y los diarios, por lo general –salvo excepciones– sí publican desmentidos de sus lectores; lo mismo que algunas revistas, como Proceso y Contralínea. Pero se ha puesto en marcha el proceso legislativo para dizque discutir la ley reglamentaria del derecho de réplica, con el apoyo del PRI, PAN y el PVEM; el triunvirato oficial que apoya todo lo que le envían de Los Pinos.

Y de donde salieron las indicaciones de proteger a Televisa y Tv-Azteca, cuando se trate de las opiniones de sus locutores. Éstos cuasi-monopolios, cómplices en sus fines mediáticos, tiran la réplica a la basura cuando se trata de corregir transmisiones en vivo, cuando la información sea gubernamental, cuando el afectado no cuente con pruebas físicas y cuando a Tv-Azteca y Televisa les parezca que la réplica no es una súplica. 
http://trafficmonsoonmexico.blogspot.mx/
Abundan en los medios televisivos y en algunos programas por la radio, Los López-Dóriga quienes, como los políticos, gozan de impunidad para apoyar con información arreglada a quienes les compran tiempo. Pero las libertades de expresión han de prevalecer, para analizar, criticar e investigar, como derechos fundamentales que han de estar por encima de réplicas a modo.

La ley reglamentaria de ese derecho ya ha sido enviada al poder Ejecutivo para que la ejecute, tras promulgarla. En los términos aprobados carece de legitimidad democrática, al impedir a los ciudadanos obligar a Televisa y Tv-Azteca que rectifiquen su información y dicho de sus comentaristas.

Una vez más, el peñismo y los legisladores al servicio de los poderosos para obtener ganancias, se han coludido para expedir un reglamento favorable al poder mediático autoritario. Habrá que recurrir a la Corte en funciones de Tribunal Constitucional, para impugnarla. E incluso derogarla, porque en sus términos menoscaba los principios democráticos de libertad de los Artículos 6 y 7 constitucionales.

Bastaba con extender el derecho de petición de los ciudadanos a los medios de comunicación, para no vulnerar la libertad de expresión y maximizar esas libertades como derechos de todos los mexicanos, de ambos lados del mostrador; lo que incluye a las televisoras, que estarían obligadas a acatarlo. E involucrar al Consejo Ciudadano (Artículo 6, fracción V, segundo apartado), para conocer de esas peticiones en su calidad da réplicas. Y no seguir protegiendo a Televisa y Tv-Azteca creando cotos de más poder, en lugar de distribuirlo para apoyar más a las libertades de expresión en todos los medios de comunicación tradicionales y los innovadores, como las redes de comunicación digital, si es que queremos preservar las originales libertades constitucionales.




Revoluciontrespuntocero

No hay comentarios:

Publicar un comentario