lunes, 30 de noviembre de 2015

Los Indultados

Protagonistas de escándalos de corrupción durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón, la camarilla calderonista goza hoy del perdón concedido por el gobierno priista y se reagrupa con la intención de regresar al poder en el 2018

No hubo necesidad de promulgar una ley de amnistía ni tampoco decretar un indulto presidencial.

El perdón a los funcionarios del sexenio del expresidente Felipe Calderónprotagonistas de sonados escándalos de corrupción- se impuso como un decreto en la actual administración.

https://goo.gl/sCMz96
El gobierno priista desaprovechó la oportunidad de castigar la corrupción, el tráfico de influencias y los desvíos de recursos que marcaron a su antecesor gobierno panista.

Se creyó que la detención de Elba Esther Gordillo, la dirigente de los maestros, marcaría el comienzo de una cacería de aliados de Calderón por parte del nuevo gobierno. No fue así.

La Maestra, aliada clave de Felipe Calderón en la elección presidencial del 2006, fue aprehendida acusada de lavado de dinero, pero hasta el momento es la político más cercana a Calderón que ha sido recluido en la cárcel por corrupción.

Porque si algo abundó en el sexenio de Calderón –además de los miles de muertos y desaparecidos que dejó la guerra contra el narco- fueron escándalos de corrupción.

En todos los casos, sin excepción, la impunidad y el perdón a los culpables se impuso.

Los calderonistas –que creyeron que se les venían los procesos penales en su contra tras perder la presidencia en el 2012- hoy viven tranquilamente en libertad.

Algunos están retirados de la política, otros encontraron refugios en la academia y algunos más lograron fuero en el Senado y en la Cámara de Diputados.

Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública, acusado de corrupción y abuso de poder, vive en Miami manejando su empresa de consultoría de seguridad.

Alejandra Sota, la exvocera presidencial, señalada de favorecer a sus amigos con contratos millonarios, toma clases en la Universidad de Harvard.

César Nava, exsecretario particular de Calderón y denunciado por Pemex, se retiró de la vida política.

Otros han muerto, como el exsecretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, responsable junto con Consuelo Sáizar, expresidenta del Conaculta, de ese monumento a la corrupción llamado la Estela de Luz.

Es el mismo caso de Juan Molinar Horcasitas, exdirector del IMSS, señalado como uno de los responsables del incendio en la Guardería ABC, en Hermosillo, donde murieron 43 niños.

Por su parte Roberto Gil Zuarth, exparticular de Calderón, implicado en sobornos de casineros, hoy goza de fuero en el Senado.

La exprocuradora Marisela Morales es otro de los cuestionados; hoy está en Milán como Cónsul de México.

Como procuradora General de la República, Morales fabricó culpables con su programa de testigos protegidos y encarceló inocentes como el general Tomás Ángeles Dauahare.

También está el caso de Gerardo Ruiz Mateos, quien aprovechó su amistad con Calderón y se convirtió en uno de los personajes más poderosos del sexenio, como secretario de Economía y Jefe de la Oficina de la Presidencia, y vinculado a la constructora favorita de la administración.

Hoy cuando los calderonistas se están reagrupando en torno a la candidatura presidencial de Margarita Zavala, esposa de Calderón. Hoy cuando el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, quiere enarbolar la bandera del combate a la corrupción.

Hoy más que nunca es inexplicable la protección que se le brindó desde el poder a la camarilla calderonista por parte del gobierno priista que lo sucedió a partir del año 2012.
‘La apuesta’ de Roberto Gil Zuarth

Hace dos años Reporte Indigo publicó las acusaciones de Talía Vázquez en contra del senador albiazul, Roberto Gil Zuarth.

La mujer acusaba a Gil de haber recibido 800 mil dólares de parte de su exesposo, el casinero Juan Iván Peña Neder, para abrir un casino en la ciudad de Querétaro.

“Yo misma me encargué de dárselos”, aseguró Vázquez.

Peña Neder formaba parte de una red que durante el sexenio de Calderón traficó con permisos de casinos y donde estaba incluido Roberto Correa Méndez, exdirector general adjunto de Juegos y sorteos, y Guillermo Santillán Ortega, extitular de la Unidad de Enlace Federal de Segob.

Tras la denuncia, la Cámara de Diputados formó una comisión especial para investigar el otorgamiento de permisos falsos de casinos durante el sexenio de Calderón.

Los legisladores no encontraron nada.

Por su parte el senador Roberto Gil presentó una demanda por daño moral en contra de Talía Vázquez por sus acusaciones, que ganó en primera instancia.

Alejandra Sota y sus amigos del ITAM

Alejandra Sota, la exvocera del entonces presidente Felipe Calderón, fue señalada por desvío de recursos y tráfico de influencias durante el sexenio panista.

El diario Excelsior reveló que la excoordinadora de comunicación social del Gobierno federal había beneficiado con contratos millonarios a empresas ligadas a excompañeros de ella del ITAM.

La Secretaría de la Función Pública realizó una investigación de los bienes y cuentas reportados por Sota y exoneró a la ex vocera presidencial del delito de enriquecimiento ilícito.

Hace dos años la revista Forbes colocó a Sota entre los 10 políticos más corruptos de México, junto a personajes como Elba Esther Gordillo, Raúl Salinas de Gortari y Genero García Luna.

Sota presentó en Estados Unidos una demanda por daño moral en contra de la revista norteamericana por incluirla en esta lista.

Hoy esta mujer está retirada de la vida política. Lo último que se supo de ella es que estudiaba una Maestría en la Universidad de Harvard y que estaba en proceso de retomar su empresa de asesorías en México.

Amigo de Calderón

E l expresidente Felipe Calderón gobernó el país con tres de sus amigos más allegados colocados en puestos claves de su gabinete.








Reporte Indigo


No hay comentarios:

Publicar un comentario