martes, 17 de noviembre de 2015

Elecciones Illuminati: Hillary Clinton promete usar el poder para combatir la religión

Las elecciones presidenciales en los Estados Unidos el próximo año deberán estar marcadas por el embate de ideas de perfiles diferentes. Los pre-candidatos del Partido Republicano que se presentaron hasta ahora sostienen un perfil conservador. Ya el principal nombre del Partido Demócrata, la ex-secretaria de Estado Hillary Clinton, resolvió abrazar el discurso liberal por completo.

Durante una conferencia sobre feminismo, realizada en Nueva York, Hillary (esposa del ex-presidente Bill Clinton) dijo que los gobiernos deben usar todo el poder que tienen a su disposición para combatir la religión.
“Los códigos culturales profundamente enraizados, las creencias religiosas y las fobias estructurales necesitan cambiar. Los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales”, declaró.
El tono dictatorial usado por la pre-candidata recibió destaque internacional, con repercusiones en países latinos, Europa y en Brasil.


Hillary... ¿una carta en la manga?


En consonancia con el periódico español La Gaceta, Hillary defendió el aborto como “un derecho de la mujer”, y dijo que las opiniones contrarias a esta idea, formadas a partir de creencias religiosas, son un gesto de discriminación a las mujeres y homosexuales.

“Los derechos deben existir en la práctica, no sólo en el papel. Las leyes tienen que ser sostenidas con recursos reales”, dijo Hillary, justificando el uso de la fuerza (recursos coercitivos) para que esas ideas sean puestas en práctica.


Usando un eufemismo, Hillary se refirió al aborto como una defensa de la “salud sexual y reprodutiva”, y dijo que los contrarios a la interrupción de la gestación “se erigen como líderes”, y por lo tanto, necesitan ser confrontados.


   La repercusión de las declaraciones de Hillary fueron negativas en el medio cristiano norteamericano. Bill Donohue, representante de la Liga Católica de Estados Unidos, destacó que nunca un pre-candidato a la presidencia del país había si posicionado contra la religión de forma tan clara.

   Ya Ed Morrissey, colunista del HotAir, ironizó: “Candidatarse a la presidencia de Estados Unidos prometiendo usar recursos públicos para acabar con las creencias religiosas es, probablemente, el slogan progresista más sincero de la historia. Insinuar que una nación construida sobre el pilar de la libertad religiosa va a emplear la fuerza del Estado para cambiar las prácticas religiosas es una declaración sin precedentes”.


Orígenes


Antes de su bien-sucedida carrera política – fue primera-dama y a partir de ahí, se eligió senadora y tras derrotada por Obama en 2008, fue nombrada secretaria de Estado por el presidente – Hillary presentaba un discurso diferente.

Creada en una familia evangélica, Hillary frecuentaba la Primera Iglesia Metodista Unida de Park Ridge, en el estado de Illinois. De esa época, cargó por décadas la amistad y los consejos de su entonces pastor de jóvenes Don Jones, muerto en 2009.


Hillary se hizo conocida por cargar siempre un ejemplar de la Bíblia Sagrada en su cartera. En 2007, dijo a la CNN que su práctica de fe era un ejercicio diario pues el despertar espiritual “no viene naturalmente”, pero surge en su corazón toda vez que se depara con adversidades: “La existencia de sufrimiento nos llama a la acción", dijo en aquella época.


Volviendo un poco más el tiempo, en 1993 ella profirió uno de sus más famosos discursos en la Universidad de Tejas, cuando dijo que era preciso dar un nuevo significado a la política: “Tenemos que reunir lo que nodos creemos ser más correcto moral, ética y espiritualmente, y hacer el mejor que podemos con la orientación de Dios”.

...pero de qué "dios", Hillary?






Despierta tu que duermes


No hay comentarios:

Publicar un comentario