miércoles, 18 de noviembre de 2015

Crónica de una Muerte Financiada

 En una noticia que no es nueva, vamos ATANDO CABOS CADA VEZ MÁS. En 2013 Monsanto anunciaba su abeja-robot, como una solución para el problema de la grave extinción sufrida por estos insectos... POR CULPA DE LOS PESTICIDAS DEL PROPIO MONSANTO!!!!
   Es decir, primero matan a las abejas, después te venden abejas-robots (¿Será que el costo de estos engendros estará al alcance de los pequeños agricultores? Naaaaa...).

   En cierta forma es inevitable asociar el nombre de Monsanto con la artificialidad: las semillas modificadas genéticamente, los fertilizantes, los pesticidas. Todo, en cierta forma, como parte de un gran montaje en el que, a pesar de tener cierta relación con el mundo natural, en última instancia se trata de un gran mecanismo en el que todas sus partes son en última instancia todo lo opuesto a lo natural.

   Según el medio Ecoosfera científicos alertan que el mundo moderno enfrenta una grave catástrofe medioambiental y uno de los indicadores importantes del fenómeno es la dramática extinción de las abejas, que desempeñan la importante tarea de la polinización. Entre las causas del descenso de las poblaciones de abejas figura las prácticas agresivas de la agricultura moderna industrial, indican.

   Como parte de esta tendencia, recientemente se anunció que el gigante de los trangénicos tiene planeado implementar un sistema de abejas robóticas para polinizar sus campos, un proyecto en el cual ha invertido desde hace ya varios años, en 2009, cuando el Laboratorio de Microrobótica de Harvard comenzó a desarrollar Vehículos de Micro Aire (Micro Air Vehicles).
https://trafficmonsoon.com/?ref=edw777
   En septiembre del 2011, Monsanto compró Beeologics, empresa líder internacional que se dedica a la protección de las abejas y las causas de su desaparición.

   En buena medida este plan de Monsanto obedece a la marcada toxicidad de los pesticidas utilizados en sus campos de cultivo, casi todos salidos de las fábricas de Shell y Bayer y los cuales, desde mediados de los 90, han provocado una disminución general tanto del bienestar como de la población de la biodiversidad asociada con la agricultura, con especial impacto en las abejas.

   Según los desarrolladores de las abejas robóticas, la microrrobótica ha avanzado tanto que mediante la coordinación de un gran número de pequeños robots abeja en enjambres se podrá imitar el comportamiento real de una colonia de estos insectos para polinizar plantas. Las nuevas colonias de abejas robóticas hechas de titanio y plástico ayudarán a la gigante de los GMO (organismos genéticamente modificados, por sus siglas en inglés) a acelerar el proceso de creación de productos transgénicos distribuyendo el polen de estos cultivos.

   En la versión robotizada de Monsanto, esta fauna especialmente necesaria en el desarrollo de una planta será sustituida por pequeños vehículos de titanio y plástico, capaces de volar entre flor y flor y distribuir el polen de estas. Asimismo, en una versión todavía más sofisticada, existirán colmenas enteras cuidadosamente programadas para, a través del algoritmo correcto, polinizar campos específicos.


   Por último, se dice que estas abejas robot también podrían ser utilizados con fines militares y de vigilancia y aun con fines bélicos, como posibles esparcidores de neurotoxinas. ¿Abejas-Drones?
   Pero además tenemos el hecho del reciente descubrimiento de que la cura para el AIDS se encuentra en el veneno de las abejas. ¿Un motivo más para el asesinato masivo de estos insectos? Un buen juez diría que sí...








No hay comentarios:

Publicar un comentario