viernes, 27 de noviembre de 2015

Consejeros de a millón

Cada uno de los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral, encabezados por el presidente Lorenzo Córdova, gozan de un séquito de asesores y empleados a su servicio. Un privilegio que cuesta en promedio un millón de pesos mensuales por cada integrante del INE.

Hablar del Instituto Nacional Electoral (INE) es referirse no sólo a uno de los órganos electorales más caros del mundo, sino a una de las instituciones con los salarios más altos del país.

http://goo.gl/5F94dv
Tan sólo en el pago de asesores de los 11 consejeros electorales, el INE eroga mensualmente 8 millones 471 mil pesos.

El séquito de 125 asesores de los consejeros electorales cobra salarios que van desde los 12 mil –en el caso de algunos asesores operativos-, hasta 201 mil pesos mensuales.

A ellos se suman otros empleados que conforman el equipo de trabajo de cada uno de los consejeros electorales.

El presupuesto del INE para el 2015 fue de 18 mil 572 millones 422 mil 236 pesos. De ellos, 13 mil 216 millones fueron destinados sólo a gasto operativo del Instituto.

Además del personal que labora en la estructura del INE, cada uno de los 11 consejeros electorales tiene la facultad de contratar al personal que considere necesario para apoyarlo en su labor.

La oficina más cara de entre los consejeros es la de Lorenzo Córdova Vianello, presidente del Instituto, con un gasto mensual de 2 millones 821 mil pesos –contando sólo el gasto en percepciones brutas de los empleados, sin contar las prestaciones-.

Esto es, la operación de la oficina de Córdova cuesta al erario 33 millones 857 mil 220 pesos al año.

Sin embargo, Córdova no es el consejero con el mayor número de asesores.

Es José Roberto Ruiz Saldaña, el más joven de todos los consejeros electorales, quien tiene el staff de asesores más numeroso en el INE.
Mientras que Córdova tiene a 13 asesores a su servicio, Ruiz tiene a 16 en su oficina, incluyendo a personas afiliadas a un partido político. 
Gasto a manos llenas
El INE ha sido cuestionado por su oneroso gasto en un momento en que ha habido recortes incluso a programas sociales o productivos.

No en balde, el propio Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ubica al INE como el órgano autónomo más caro del país.

En su documento Presupuesto Ciudadano 2015, el INAI señala que el costo per cápita del INE en este año fue de 153.48 pesos.

Esta cifra es estratosférica comparada con el presupuesto de otros organismos.

El costo per cápita de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fue de 38.47 pesos; el de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de apenas 12.11 pesos; el del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, 8.43 pesos; el del INAI, 7.38 pesos.

Para obtener el costo per cápita, el INAI dividió el presupuesto anual de estas instituciones entre el total de habitantes del país.

El INE fue, en el 2015, cuatro veces más caro que la SCJN; 12 veces más que la CNDH; 18 veces más que el INEE; y 20 veces más que el INAI.
Altos ingresos y prestaciones
Aprobados por la Cámara de Diputados en cada ejercicio, en el Presupuesto de Egresos de la Federación, los consejeros electorales tienen ingresos millonarios.

Además de las percepciones de los consejeros, el INE invierte cada año varios millones de pesos en que sus oficinas funcionen y ellos desempeñen su labor.

En total, el gasto anual en el personal que trabaja directamente en las oficinas de los 11 consejeros electorales es de 157 millones 799 mil 76 pesos.

De ellos, un total de 34 millones 664 mil 124 pesos corresponde al pago de percepciones de los 11 consejeros electorales.

El consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello y los consejeros Enrique Andrade González, Marco Antonio Baños Martínez, Adriana Margarita Favela Herrera, Beatriz Eugenia Galindo Centeno, Ciro Murayama Rendón, Benito Nacif Hernández, José Roberto Ruiz Saldaña, Alejandra Pamela San Martín Ríos y Valles, Arturo Sánchez Gutiérrez y Javier Santiago Castillo tienen el mismo ingreso.

Al mes, cada uno de ellos cobra la cantidad de 262 mil 607 pesos brutos –antes de impuestos-. Después de los descuentos correspondientes, reciben 177 mil 560 pesos netos, al mes.

Es decir, cada uno de los consejeros electorales recibe un monto de 3 millones 151 mil 284 pesos al año, sin contar sus múltiples prestaciones.

De acuerdo con el Manual de Percepciones para los Servidores Públicos de Mando del INE para el 2015, los consejeros electorales tienen derecho a un seguro institucional, un seguro colectivo de retiro y seguro de gastos médicos mayores.

Poseen también la prestación de un seguro de separación individualizado, cuyo monto recibirán los consejeros al terminar su encargo, y para el que el INE aporta una cantidad igual a la ahorrada por el consejero, que puede ser hasta del 10 por ciento.

Además, reciben una prima vacacional de cinco días de sueldo base –y dos periodos vacacionales de 10 días hábiles cada uno-, un aguinaldo de 40 días de sueldo tabular –“cuando menos”-, pagos por defunción, un vehículo, una línea de teléfono celular con un consumo de hasta 4 mil pesos mensuales y gastos de alimentación por 11 mil 970 pesos.

A esta burbuja de los ingresos más altos en el INE se suma Edmundo Jacobo Molina, secretario Ejecutivo del INE, quien tiene percepciones mensuales por 229 mil 961 pesos, además del acceso a las mismas prestaciones de los consejeros –a excepción del pago por gastos de alimentación, que en este caso es de 7 mil 695 pesos mensuales-.
El equipo de los consejeros

Aparte de la estructura propia del Instituto Nacional Electoral, cada uno de los consejeros tiene la facultad de contratar al personal que considere necesario para tener una labor plenamente funcional.

De acuerdo al Manual de Normas Administrativas en Materia de Recursos Humanos del INE, las vacantes de asesores, apoyo secretarial y choferes son consideradas de libre designación, por lo que cada oficina que lo requiera puede contratar a quienes desee.




Reporte Indigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario