viernes, 30 de octubre de 2015

El "Cartel del confort": ¿Cómo funcionaba?

El escándalo del cartel del confort ha dañado la imagen del empresariado chileno

La indignación y las bromas corren en forma paralela en medios y redes sociales tras el destape de uno de los más grandes escándalos empresariales en Chile: el llamado "cartel del confort".

Las empresas CMPC y SCA se pusieron de acuerdo de forma ilícita para fijar los precios y repartirse el mercado del papel con fines domésticos, incluyendo servilletas, pañuelos desechables y faciales, toallas de papel y papel higiénico, que en Chile se conoce popularmente por la marca "confort".

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) inició a principios de este año una investigación por colusión en contra de empresas que se coludieron y fijaron precios en sus productos para asegurar su monopolio en el mercado del “papel higiénico”. Fue esta semana que la FNE presentó las acciones en contra de dichas empresas.

Así, este martes 27 de octubre, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) un requerimiento contra las empresas productoras de papel tissue, -CMPC Tissue” (filial de la CMPC perteneciente a la familia Matte- y “SCA Chile” (ex PISA, en el tiempo de la colusión de propiedad de Gabriel Ruiz Tagle, quien el 2012 vende el 50%, dueño también de la Frutícola Atacama, empresa que fue denunciada por mantener encerradas a temporares durante el aluvión en Atacama), el requerimiento es por “ejecutar acuerdos con el objeto de asignarse cuotas de participación y de fijar precios de venta de sus productos tissue… desde el año 2000 hasta, a lo menos, diciembre del año 2011, afectando el mercado nacional de la comercialización mayorista de papeles suaves o tissue en el canal de venta masivo”.
En la imagen: Gabriel Ruiz – Tagle (ex dueño de PISA) y Eliodoro Matte (dueño de la CMPC).
En la imagen: Gabriel Ruiz – Tagle (ex dueño de PISA) y Eliodoro Matte (dueño de la CMPC).

Así funcionaba la colusión

La colusión habría comenzado en el año 2000 motivada por la entrada al mercado de la marca propia de papel higiénico Acuenta, de la cadena D&S, hoy Walmart, lo que generaría una “guerra de precios entre las requeridas”. En las reuniones secretas se establecieron los porcentajes de participación que tendría cada una en el mercado, fijada por las cifras de participación que ya tenían en esa fecha, esto es, de un 76% para CMPC y un 24% para PISA (actual SCA). Así como también se fijó que los precios de PISA deberían estar por debajo de los de CMPC.

Las marcas de las empresas que estaban dentro del acuerdo son: Elite, Confort, Noble, Preferido, Nova, Abolengo, Favorita y Magiklin:
Marcas que estaban dentro de la colusión
Marcas que estaban dentro de la colusión

Los representantes de las empresas coludidas -según el documento de la Fiscalía Nacional Económica- se coordinaban a través de reuniones -en un cuartel de bomberos, la conocida: “Bomba alemana”- uso de mails personales con nombres ficticios, celulares de prepago para comunicación express, cartas a los domicilios disfrazadas como “Parte de Matrimonio”, e incluso se arrojaron computadores al canal San Carlos para borrar evidencia.
Extracto del documento del requerimiento de la FNE sobre “Colusión del Confort”

Las casillas de correos dejaron de ser utilizadas en 2008 a raíz de los casos de colusión que salieron a la luz en esa época -colusión de las farmacias y el cartel de los pollos-, por lo cual se adquirieron teléfonos de prepago, se reemplazaron los mails mediante la entrega personal en los domicilios de las listas de precios e información de posicionamiento, como ya se indicó, bajo el item de “Parte de Matrimonio”.

Y según el fiscal, la gravedad de la conducta se debe a que la “colusión o el cartel constituye de todas las conductas atentatorias contra la Libre Competencia la más reprochable, la más grave, ya que importa la coordinación del comportamiento competitivo de las empresas”, a lo anterior se suma que la mayoría de los artículos comprendidos en el acuerdo son de primera necesidad y de alto consumo en los hogares de Chile. En esta misma línea “el papel higiénico es el producto más relevante para la ponderación del IPC en lo que respecta al grupo denominado Cuidado Personal“, así mismo las servilletas y toallas de papel son consideradas el tercer producto más importante en el grupo “Bienes y servicios para la conservación corriente del hogar”. Finalmente, como consta en el requerimiento elaborado por Fiscalía, debe considerarse particularmente grave la duración del cartel, que superaría los 10 años.
Extracto del documento del requerimiento de la FNE sobre “Colusión del Confort”

Negocio redondo: Grandes ganancias y bajas multas

La ganancia -de las empresas coludidas- se calcula en (aproximadamente) cerca de 400 millones de dólares anuales y se estima que la colusión duró unos 10 años. Esta ganancia porcentualmente era dividida en 76% para la CMPC y un 24% para SCA (ex PISA), concentrando un 90% del mercado. Esto en un aproximado pues, los porcentajes no fueron fijos año a año pero existía un monitoreo constante para hacer correcciones y mantener los porcentajes acordados, así por ejemplo, la CMPC en algunos años superó el 80% de dicha ganancia.

En diez años la ganancia habría alcanzado alrededor de 4 mil millones de dólares.

Extracto del documento del requerimiento de la FNE sobre “Colusión del Confort”

El Tribunal de la Libre Competencia acogió la delación compensada de la CMPC (grupo Matte) a cambio de reducción de sanciones y no pidió multa para “La Papelera”, suerte distinta tiene SCA (ex PISA) quien arriesga una multa de 15 millones de dólares (se aplica rebaja por su “colaboración) de un máximo establecido de 30 mil Unidades Tributarias Anuales (UTA), que equivale a alrededor de 22 millones de dólares.

En estricto:

La ganancia de SCA (ex PISA) durante los 10 años fue de aproximadamente (proyección) 461 millones de dólares. Si se le aplica la multa a SCA (proyectada en unos 15 millones de dólares) esta equivaldría al 3,25% de la ganancia de los últimos 10 años.

La ganancia de la CMPC (grupo Matte) durante los 10 años fue de aproximadamente (proyección) 3.200 millones de dólares. Hasta ahora no arriesga multa por acogerse a la “delación compensada” y pedir “clemencia” al TDLC.

La CMPC y su participación en el “cartel del papel higiénico” en Colombia

A finales del 2014, estalló en Colombia un escándalo similar, denominado “el cartel del papel higiénico”, que se llevó a cabo bajo el mismo modus operandi y, coincidentemente, también a partir del año 2000. Otra no menos sorprendente coincidencia es la participación de la CMPC con su empresa Drypers Andina, junto a otras 4 empresas proveedoras de papel tissue, quienes concentraban el 95% del mercado total. Lee las noticias relacionadas: “Ya ‘cantaron’ tres de cinco firmas del cartel del papel higiénico” y “Los correos electrónicos que enredan al ‘cartel’ de los pañales”

Desde el 2003 la colusión no es delito por lo que solo se aplican multas y los empresarios no arriesgan cárcel.

A pesar de los antecedentes recabados no existe la posibilidad de penas de cárcel efectiva para lo ejecutivos que se coludieron subiendo concertadamente los valores de variados artículos considerados de primera necesidad, afectando directamente a toda la población. Esto debido a que desde el año 2003 la colusión no está considerado como un delito, ya que durante el gobierno de Ricardo Lagos esta tipificación fue derogada por la Ley 19.911, creándose así el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC). El argumento dado por el en ese entonces Presidente Lagos fue que se privilegiaba “la delación” -ofreciendo condiciones para esto- pues, a juicio del ex mandatario, la colusión se descubre por delación más que por investigación. Es en este contexto que las empresas denunciadas se acogieron a la normativa.

Si bien en teoría se podrían realizar acciones en tribunales civiles, la probabilidad de conseguir penas efectivas son mínimas y, de tener éxito, no se arriesga cárcel por parte de los ejecutivos involucrados. Este fue el caso de la “Colusión de Farmacias” en donde 3 cadenas de Farmacias; Cruz Verde, SalcoBrand y FASA (Farmacias Ahumada) se coludieron -así quedó establecido en el TDLC- así, un grupo de parlamentarios y organizaciones ciudadanas presentaron una querella en el Ministerio Público quien luego inició acciones legales por “adulteración fraudulenta de precios“, sin embargo los 10 ejecutivos involucrados fueron finalmente absueltos en junio de este año.

http://www.pvtraffic.com/?r=pvtraffic77



Radiovillafrancia
Entrevista Verdadera La Red

No hay comentarios:

Publicar un comentario