miércoles, 30 de septiembre de 2015

México: La InvaZión China, Saqueo Chino

Grupos indígenas denuncian que empresas transnacionales de China explotan ilegalmente en México recursos naturales como madera, hierro y animales exóticos en complicidad con el crimen organizado.

Un grupo de empresas mineras chinas han iniciado un proceso de saqueo hormiga de los recursos naturales en al menos 12 estados del país, de acuerdo a denuncias públicas en todo el país.

http://goo.gl/h6gySc
Las 10 empresas asiáticas registradas con actividad minera ante la Secretaría de Economía no se han limitado a la exploración, postergación o desarrollo de los asentamientos minerales a que tienen permiso. Van por todo.

En Jalisco y Michoacán también impulsan la tala inmoderada y comercian con maderas preciosas.

Existen denuncias púbicas de diversos representantes de pueblos indígenas que apuntan a la actividad irregular de los consorcios orientales, los que además de saquear asentamientos minerales a los que no tienen permiso, también están extrayendo madera y animales exóticos.

En la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) oficialmente no se conoce del tema. No existen investigaciones en curso sobre la depredación ambiental que hacen las mineras chinas, pese a que las comunidades indígenas han hecho sus reclamos de manera formal.

En la Secretaría de Economía, en aras de un desarrollo económico regional que no llega, se aplaude la presencia de las mineras. No hay equipos de supervisión que mantengan a las empresas trasnacionales dentro de los límites territoriales que les fueron entregados en usufructo.

Sólo la organización Nación Purépecha, que agrupa a los pueblos indígenas de Michoacán, ha solicitado de manera reiterada la presencia de la Profepa -desde hace 3 años- en la zona de la Meseta, en donde gran parte de la deforestación y la tala clandestina se atribuye a un grupo de chinos.

Los señalamientos lanzados por la organización Nación Purépecha, explica Juan Mateo Solís, miembro del Comité de La Meseta, no solo se han presentado ante la Profepa, sino ante la PGR y el gobierno estatal, en donde se ha hecho el señalamiento sobre la posibilidad que existe de que los chinos que talan la zona tengan relación con el Cártel de Los Caballeros Templarios.
http://goo.gl/T5Ugtn
Las autoridades estatales y federales han sido informadas de manera reiterada, por parte de los denunciantes indígenas, sobre “la relación comercial comprobada” que existe —y data de más de una década— entre algunas empresas mineras chinas y células del crimen organizado que opera en Michoacán.

Hasta se ha señalado que el financiamiento para el resurgimiento del Cártel de los Caballeros Templarios proviene de las mineras chinas, a las que, asegura Solís, les interesa la acción de las células criminales en la entidad, al ser esa organización la principal suministradora de mineral de hierro de bajo costo.

Las mismas circunstancias se registran en el estado de Nayarit, en donde el pueblo Wixárika ha denunciado con insistencia ante el gobierno estatal y federal la presencia “extraña” de grupos de chinos que están saqueando maderas y animales exóticos en la zona.

De acuerdo al líder comunal Tarciso Ramírez, a los chinos no solo les interesa la extracción de mineral de Nayarit. También están sustrayendo Huanacaxtle, una madera preciosa y resistente que es altamente cotizada en el mercado internacional.

Recientemente la Profepa logró decomisar madera de Huanacaxtle en trozo, esto en el municipio de Rosamorada, Nayarit, pero no hubo detenidos. La acción fue atribuida a un grupo de talamontes que actuaron bajo la instrucción de cinco personas de origen chino, a los que se les tienen identificados en la zona.

Un grupo de chinos, agrega Tarciso Ramírez, también ha tendido una serie de trampas en la zona selvática del Nayarit, principalmente en los límites con Sinaloa, en donde la presencia del Pumas y Coyotes hace que sea una de las reservas de la biosfera más importantes del occidente mexicano.

Pero más allá de la extracción de maderas y animales exóticos, los pueblos indígenas de Jalisco —principalmente la comunidad Nahua del sur del estado— insisten en señalar el saqueo que las trasnacionales chinas están realizando de manera discreta y sistemática.
Prueba de es inconformidad son los amparos que se han presentado ante los juzgados de estado, reclamando la intervención de la justicia federal para frenar el avance de al menos dos firmas mineras de capital chino, las que amenazan con desplazar a por lo menos 50 familias que están asentadas sobre una beta de plata.

La denuncia en esa parte del occidente mexicano acusa al desplazamiento de comunidades enteras por parte de la minera China Gan-Bo Investment, la que mantiene una disputa desde hace casi 8 años con vecinos de Ayotitlán y Cuautitlán, con el pueblo nahua que insiste en permanecer en la tierra que le ha pertenecido por siglos.

De acuerdo a la dirección general de Desarrollo Minero, de la Secretaría de Economía del Gobierno Federal, en el país están registradas 293 empresas mineras extranjeras.
Ellas mantienen en actividad 915 proyectos de explotación del subsuelo.

Empresas mineras de origen chino que operan en México son solamente 10.

Las 10 mineras chinas tienen concesiones federales para 29 proyectos mineros, de los que solamente 6 de ellos están en proceso de extracción.
La mayor parte de los proyectos mineros chinos se encuentran en la etapa de exploración, pero a pesar de ello, son las empresa chinas las que mayores volúmenes de mineral están sacando a través de los puertos de Manzanillo, en Colima y Lázaro Cárdenas, en Michoacán.

Denuncia de autodefensa

En Michoacán, a las mineras chinas no se les puede disociar del Cártel de Los Caballeros Templarios. Entre los grupos de autodefensa, principalmente en la zona de Aquila, en donde la minera Ternium concentra el monopolio de la explotación de hierro, existe la convicción de que los chinos compran mineral de manera ilegal.



Reporte Indigo



No hay comentarios:

Publicar un comentario