lunes, 28 de septiembre de 2015

El Papa regaña al hijo pródigo

En el Congreso de EU, el Papa pidió abrir fronteras, abolir la pobreza, cuidar el medio ambiente y rechazó la pena de muerte y la proliferación de armas. Unos sonreían, mientras el ceño de otros se fruncía durante un mensaje que sonó a reclamo.

Estados Unidos es un país católico. Más del 20 por ciento de su población profesa esa fe y eso lo convierte en el cuarto país del mundo con más católicos, solo detrás de Brasil, México y Filipinas.

A falta de nuevos profetas, los católicos consideran las palabras del Papa lo más cercano a los deseos de Dios. Por siglos, y a pesar de los recientes escándalos de pederastia, lo que un Papa dice o hace define, para millones, la frontera entre lo bueno y lo malo.
http://goo.gl/oeVona
La visita del Papa Francisco a EU fue bien recibida por al menos 64 millones de estadounidenses. Pero los que temían que Francisco I diera un mensaje ‘demasiado liberal’ en EU tenían razón.

Entre sonrisas y ceños fruncidos

En el pleno del Congreso, la máxima tribuna democrática de EU, el Papa dio un discurso que provocó sonrisas, caras largas y – debido a que el Papa habla muy lento en inglés – algunos bostezos entre los congresistas.

Francisco I exhortó al liderazgo estadounidense a humanizar la crisis migratoria de Europa. Al hablar sobre los refugiados sirios, pidió no dejar sorprenderse por los números “hay que verlos como personas, ver sus caras y escuchar sus historias”, dijo el Pontífice.

Además confirmó que, en este año, los obispos católicos de Estados Unidos – un grupo de más de 250 sacerdotes (más de la mitad de la totalidad del número de representantes de la Cámara Baja) – se han pronunciado nuevamente a favor de la abolición de la pena de muerte. Una opción legal todavía presente en 28 de los 50 estados de EU. El Papa apoyó el pronunciamiento de los obispos católicos y dijo que se debe optar por la rehabilitación y la esperanza.

Mientras el Papa comentaba sobre temas por demás controversiales, en la Cámara Baja se podían escuchar aplausos de apoyo, pero también se observaban caras que denotaban un desacuerdo evidente.

Francisco I también arremetió contra la proliferación de armas, un tema que ha dividido en los últimos años a la sociedad norteamericana al ser la causa de múltiples masacres. El Papa aseguró que la venta de armas y las consecuencias violentas que esto trae consigo responden únicamente a la avaricia de los productores y vendedores.

Un mensaje para todos

A pesar de que un gran porcentaje de la población de Estados Unidos es católica, únicamente un presidente en su historia ha estado afiliado a la iglesia del Vaticano: John F. Kennedy, asesinado en Texas en 1963.

El grueso del liderazgo norteamericano, y la gran mayoría de sus presidentes, incluido Barack Obama, son cristianos, pero sus iglesias son resultado del gran cisma con Roma en el siglo XV.

A pesar de estar hablando ante un público mayoritariamente protestante el Papa dijo que su discurso en el Congreso estaba destinado a todos los estadounidenses.

“Hoy quiero dirigirme no solo a ustedes, sino a toda la gente de los Estados Unidos. Aquí, junto con sus representantes, me gustaría tomar esta oportunidad para dialogar con los hombres y mujeres que día a día luchan por completar un día honesto de trabajo, llevar el pan a casa (…) y, un paso a la vez, construir una mejor vida para sus familias”, dijo Francisco I en la Cámara Baja.
Estadounidenses notables

El Papa aprovechó el uso de la palabra para referirse a hombres y mujeres que, según él, han marcado positivamente la historia de EU y los presentó como un ejemplo a seguir, sobre todo, dijo, “en tiempos de crisis, tensiones y conflictos”.

En diferentes momentos de su discurso, el Papa recordó las valiosas aportaciones de Abraham Lincoln, quien abolió la esclavitud; y de los activistas Dorothy Day, Thomas Merton y Martin Luther King, quienes dedicaron sus vidas a la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.
http://goo.gl/h6gySc
Desarrollo sostenible desdeñado

A un día de su participación en la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible - donde el Papa habló en la Asamblea General de la ONU - el jueves en el Congreso Francisco I retomó el mensaje del plan Poder Limpio, estrategia de Barack Obama para combatir el Cambio Climático y comentó:

“Ahora es el momento para las acciones y estrategias valientes, dirigidas a implementar una cultura del cuidado y un aproximamiento integral al combate de la pobreza, restaurar la dignidad en los excluidos y al mismo tiempo proteger a la naturaleza”.

Y agregó:

“Estoy convencido que juntos podemos hacer la diferencia y EU, y este Congreso, tienen un rol importante que jugar”

Sin embargo, a horas de que el Papa saliera del recinto legislativo, los congresistas aprobaron una ley que impedirá que el gobierno de EU mida las emisiones de carbono en los proyectos de construcción. Esta iniciativa era parte del plan verde de Obama y opaca las esperanzas de lograr un acuerdo climático en la cumbre del próximo diciembre en Paris.

DATO

Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo al padre: “Padre, dame la parte de la herencia que me corresponde.” Y él les repartió la herencia. Pocos días después el hijo menor lo reunió todo y se marchó a un país lejano donde malgastó su herencia viviendo como un libertino. Cuando hubo gastado todo, sobrevino un hambre extrema en aquel país, y comenzó a pasar necesidad.

Extracto bíblico de la Parábola del Hijo Pródigo. Lucas 15, versículos 11-32.



Reporte Indigo



No hay comentarios:

Publicar un comentario